Presupuestos para el 2022

El Govern rechaza subir impuestos y sugiere una rebaja del IRPF en los tramos más bajos

  • El 'conseller' de Economia pospone la presentación de las cuentas hasta principios de noviembre

El ’conseller’ de Economia i Hisenda, Jaume Giró.

El ’conseller’ de Economia i Hisenda, Jaume Giró. / ACN / GUILLEM ROSET

4
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

El 'conseller' de Economía, Jaume Giró, avanzó este miércoles en el Parlament que los presupuestos de la Generalitat para el 2022 -cuya presentación ha retrasado a principios de noviembre- no incluirán una subida de impuestos como los de patrimonio, sucesiones y donaciones, pese a la reclamación de la CUP de un incremento de presión fiscal. Lo que sí sugirió, en cambio, es una rebaja del IRPF en los tramos más bajos, cuya reducción se podría aplicar a los contribuyentes que declaran menos de 60.000 euros o de 30.000 euros brutos anuales.

Giró cerró sí la puerta a las pretensiones de la CUP después de que la diputada 'cupaire' Eulàlia Reguant reclamara una subida de impuestos. El titular de Economia argumentó que en patrimonio, sucesiones y donaciones "estamos muy al límite" de presión fiscal por la subida de estas tasas durante los últimos años, pero deslizó que "tenemos margen" en los tramos más bajos del IRPF. En este sentido, recordó que el 72% de las declaraciones de la renta en Catalunya declaran menos de 30.000 euros de ingresos, y que el 94% declaran menos de 60.000 euros. "Trabajemos aquí", zanjó.

Las peticiones de la CUP

Los anticapitalistas, que mantienen conversaciones periódicas con el 'conseller' para pactar las cuentas, reclaman una modificación del impuesto del patrimonio --rebajando el mínimo exento--, la creación de una figura impositiva para quien tiene más de 10 millones de euros, y el aumento de los tramos superiores del IRPF --alegando que, aunque sólo un 5% de los contribuyentes anuales declaran ingresos superiores a los 60.000 euros, su carga efectiva disminuye en comparación a las rentas más bajas-- y el despliegue de los impuestos que contempla la ley contra el cambio climático. En este último aspecto, en otra intervención vespertina, Giró sí aceptó implementar estos impuestos pero no subir los de patrimonio.

La CUP reclama aumentar el impuesto de patrimonio y Giró rechaza subir la presión fiscal salvo para los impuestos de la ley de cambio climático

En la sesión de control al Govern, Reguant subrayó que es necesario “mejorar la progresividad” y la equidad del sistema fiscal catalán para garantizar que "los que tienen más dinero, paguen más". Paralelamente, los 'cuperos' exigen un "pacto político" que acompañe las cuentas, como explicó este diario, ya que no se quieren fijar sólo en las partidas, sino en el cumplimiento del pacto de investidura que, a su juicio, no se está dando.

La mano tendida del PSC

En el caso de que la CUP eleve el precio a su 'sí', el PSC sigue ofreciéndose como socio. La diputada socialista Alícia Romero le recordó a Giró que tiene que buscar alianzas si fallan los 'cuperos' y le ha pedido que cite a los grupos parlamentarios "cuanto antes" para cerrar un pacto que permita empezar el año con los presupuestos en marcha. "A primeros de noviembre aprobaremos los presupuestos en el Consell Executiu y, acto seguido, los llevaremos al Parlament y entrarán en vigor a principios del año 2022", despejó Giró. En cuanto a la salud del Govern, defendió que los socios "están de acuerdo" internamente en el contenido presupuestario, algo que comparó con la necesidad del Gobierno del PSOE y Unidas Podemos de tener que alcanzar un pacto con previo a su aprobación entre los socios del Ejecutivo.

El PSC sigue ofreciéndose para negociar las cuentas pero en el Govern confían en el sí de los 'cupaires' gracias al crecimiento de los presupuestos en 3500 millones y las promesas de inversión social

Pasos para "frenar la desigualdad"

También el 'president' Pere Aragonès, a preguntas de la oposición, abordó las inversiones presupuestarias. Sin desplegar mucho las alas, quizá para no restar protagonismo al ‘conseller’ del ramo, eso sí, aseveró que las cuentas del 2022 contendrán pasos “importantes para frenar la desigualdad” y puso como ejemplo, otra vez, la gratuidad parcial para el próximo curso 2022-23 de la escuela para niños de 0 a 3 años.

Noticias relacionadas

No entró al trapo de la propuesta, asimismo reiterada, de Jéssica Albiach sobre la conveniencia de instalar un salario máximo en las empresas que establezca una relación máxima entre el mayor y el menor sueldo de una firma, “como propusieron Jermyn Corbin y Bernie Sanders, en el Reino Unido y Estados Unidos”. Aragonès se ha sacudido la cuestión señalando que Catalunya no es “una superpotencia como Gran Bretaña y USA” y ha remitido a Albiach a la propuesta de intentar aumentar el salario mínimo.

Sigue en el aire aclarar con qué aliados contará el Govern para las cuentas. Este miércoles no se acercó a las peticiones de la CUP ni a la de los 'comuns', mientras el PSC sigue dispuesto a participar en la negociación. Pero el Govern asegura que los presupuestos incrementarán la inversión social, en unas cuentas que crecerán en 3.500 millones de euros, y con ello confía atraer finalmente el sí de la CUP.