Los efectos de la huelga ferroviaria

Aragonès exige por carta a Sánchez "soluciones urgentes" para Rodalies

  • El 'president' reclama "mayor implicación" al Ministerio de Transportes mientras no se traspase la gestión

  • El Govern ve "impropias de un país avanzado" las imágenes generadas a raíz de la huelga de estos dias

Pere Aragonès interviene en el acto de celebración del soterramiento de las vias del tren en Sant Feliu de Llobregat

Pere Aragonès interviene en el acto de celebración del soterramiento de las vias del tren en Sant Feliu de Llobregat / MANU MITRU

2
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha enviado una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que le exige una "propuesta urgente" del Ejecutivo central para solucionar los problemas en el servicio de Rodalies de Catalunya, que durante los últimos días se está viendo afectado por la huelga de maquinistas, que este martes llega a su cuarta jornada. En este sentido, el jefe del Govern reclama además una "mayor implicación" del Ministerio de Transportes, que dirige Raquel Sánchez.

En la misiva, Aragonès expresa su preocupación por la situación de Rodalies de los últimos días y "por la necesidad urgente de poder contar con un servicio ferroviario de Rodalies regular, puntual, seguro y fiable". Según el 'president', los catalanes sufren un "agravio histórico por el mal funcionamiento del servicio ofrecido por este operador, como se está evidenciando de nuevo estos últimos días", y por eso ha insistido en reclamar el traspaso de la gestión de Rodalies a la Generalitat. Y no solo, por cuanto antes de ese eventual traspado, apuntan fuentes del Executiu, cabe cerrar un plan de inversiones no solo de mejora y mantenimiento de la red actual, sino tambien de expansión para adecuar la red a una región metropolitana que, desde 1977, año en que se construyó el último kilómetro de vía, ha cambiado m¡bastante tirando a mucho.

Sin embargo, mientras no se produzca ese traspaso, exige al Gobierno ofrecer "las soluciones necesarias para poder dar el mejor servicio a los usuarios de este transporte público, así como voluntad y disposición".

Así, reclama una "mayor implicación" del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana porque lo ve imprescindible para tener toda la información de las propuestas para resolver la situación de estos días por la huelga, así como los problemas que, a su juicio, son estructurales del servicio de Rodalies.

Además, ha alertado de la falta de inversiones que, según él, sufre Catalunya en materia de movilidad desde hace décadas y que "requiere de una solución efectiva, eficiente y real". "Es por ese motivo que, si el Gobierno quiere resolverlo verdaderamente, son urgentes propuestas claras, concreciones en el marco de la Comisión Bilateral Estado-Generalitat y el abordaje de todas las derivadas, también en materia laboral", ha exigido.

Aragonès ha reiterado que desde el Govern trabajan para conseguir el traspaso de Rodalies, pero defiende que mientras siga siendo competencia del Ministerio, seguirán "exigiendo el mejor servicio" para los catalanes. "Convencido de que atenderá nuestra petición, restamos a la espera de una propuesta urgente por parte de su Gobierno y me despido cordialmente", concluye la misiva.

Opinión del Govern

Noticias relacionadas

El Executiu, vía su portavoz, también se 'mojó' sobre la polémica. Así, Patrícia Plaja calificó de "imágenes impropias de un país avanzado" lo visto ene stos días en las estaciones ya ndenes metropolitanasapuntó. La portavoz separó lo que es la huelga en sí, que defendió en cuanto derecho fundamental, de lo que es la inversión histórica en infraestructuras del Gobierno central.

Se vuelve, pues, en cierto modo, al escenario del 2008 que acabó con un despliegue de cargos del Estado en Catalunya, y unas pocas inversiones que sirvieron, por ejemplo, para sustituir las catenarias de los túneles ferroviarios del núcleo barcelonés, ya que algunas se mantenían ahí desde la Exposición Universal del 1929.