Automobile Barcelona

Felipe VI inaugura el salón del automóvil entre protestas independentistas

  • El monarca comió con los representantes de los fabricantes y no se vio importunado por la presencia de unos 300 manifestantes que protestaban en Plaza España

  • Pedro Sánchez también estuvo presente y participó en la junta directiva de la patronal del sector acompañado por la ministra de industria y comercio, Reyes Maroto

El Rey en la inauguración del salón del automóvil

El Rey en la inauguración del salón del automóvil

2
Se lee en minutos
Xavier Pérez
Xavier Pérez

Redactor Jefe de Motor

Especialista en Periodista de motor centrado en el sector del automóvil y la motocicleta, así como en todas las áreas de economía relacionadas con la automoción, la movilidad sostenible y la electrificación

Escribe desde Barcelona

ver +

El rey Felipe VI ha inaugurado esta tarde la 41 edición del Automobile Barcelona. Lo ha hecho en compañía del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y sin el president de la Generalitat, Pere Aragonés, que ha excusado su presencia por culpa de la agenda política del debate de política general. Aragonés ha delegado la representación en Roger Torrent, conseller de Empresa, quien ha evitado saludar al monarca en el tradicional besamanos del salón. Ada Colau, alcaldesa de Barcelona, también ha plantado por motivos personales a Felipe VI y ha delegado en Jaume Collboni.

La visita del rey se ha visto ligeramente salpicada por la protesta de unas 200 personas de varias organizaciones independentistas que cortado el tráfico de la Plaza España el filo de las tres de la tarde, momento en el que, a mucha distancia, el monarca participaba en una comida institucional para 130 comensales en el Palacio 7 del recinto de Montjuïc de Fira de Barcelona, compartiendo mesa con Pedro Sánchez, Pau Relat (Fira de Barcelona), Javier Godó, José Vicente de los Mozos (presidente de Anfac) y Enrique Lacalle (presidente de Automobile Barcelona).

Los gritos de protesta apenas llegaron a oídos de los asistentes al banquete que consistió en una ensalada de bogavante, filete de ternera con foie y cuatro texturas de chocolate con crema inglesa. Tras la comida, la comitiva real ha visitado los principales estands de las marcas expositoras. El rey se ha interesado por los modelos expuestos y ha llegado a subirse en alguno de ellos para comprobar dimensiones. También ha preguntado por las prestaciones de modelos como el Nissan Ariya, el Renault Megane e-Tech y el Seat León, entre otros.

El Rey descubre el nuevo Renault Megane e-Tech.

/ Elisenda Pons

La 41 edición del Automobile Barcelona cuenta este año con la participación de 23 marcas y supone el regreso del público a una muestra del sector tras la pandemia. Los fabricantes han celebrado la Junta Directiva en el salón y han contado con la presencia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de la ministra de industria, comercio y turismo, Reyes Maroto. También han participado en el encuentro el secretario general de Industria y Pyme, Raül Blanco y el secretario general para Asuntos Económicos y G20, Manuel de la Rocha.

La patronal del sector ha trasladado al presidente del Gobierno su preocupación por la crisis provocada por la pandemia y por la escasez de semiconductores. También han mostrado la necesidad de un impulso mayor a la electromovilidad, sobre todo desde el punto de vista de infraestructuras. Pedro Sánchez ha anunciado a los fabricantes que el Gobierno está acelerando la convocatoria del Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (PERTE) del Vehículo Eléctrico y Conectado, que será publicada antes de fin de año y que prevé una inversión total de 24.000 millones en el periodo 2021-2023. También ha comunicado el lanzamiento de un nuevo programa Moves Grandes Flotas, dotado con 50 millones de euros y que es complementario al Moves III que se está implementando en las comunidades autónomas.

Noticias relacionadas

Desde el Gobierno también se han comprometido a poner en marcha una plataforma de seguimiento del despliegue de puntos de recarga en España. Se tratará de un órgano de gobernanza conjunto entre administraciones públicas y agentes del sector de la automoción, que evaluarán los problemas existentes y los ritmos necesarios para el despliegue de infraestructuras, tanto eléctricas como de hidrógeno.