PP, Cs y Vox

Las derechas se mofan de la detención de Puigdemont y exigen su extradición

  • Populares y naranjas reclaman a Sánchez que se involucre para que el 'expresident' sea entregado a los tribunales españoles

El líder del PP, Pablo Casado, durante su intervención en la mesa redonda ’Unidad nacional y Estado autonómico frente al nacionalismo’, el pasado 31 de agosto de 2021 en Barcelona.

El líder del PP, Pablo Casado, durante su intervención en la mesa redonda ’Unidad nacional y Estado autonómico frente al nacionalismo’, el pasado 31 de agosto de 2021 en Barcelona. / EFE / QUIQUE GARCÍA

2
Se lee en minutos
El Periódico

Las derechas confían en que el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont sea extraditado a España para sentarse ante la Justicia tras su detención en Cerdeña (Italia). PP, Cs y Vox han elevado el tono contra el Gobierno y han instado al Ejecutivo central a que no sea indultado, aunque para ello primero debería ser juzgado. Los populares incluso han llegado a compartir un tuit del 'expresident' del 10 de marzo del 2009 en el que decía "a casa, que ya toca" con un guiño y la extrema derecha un cartel con su rostro entre rejas, mofándose de la situación procesal en la que se encuentra.

El presidente del partido, Pablo Casado, ha pedido a Sánchez que haga “todo lo posible para que [Carles] Puigdemont sea extraditado de Italia a España” y, si el Supremo lo condena, se comprometa ya a que no le concederá el indulto para poder “seguir en el poder”. “Los políticos tienen que respetar la justicia, sus sentencias y las legislaciones que impiden que nadie esté por encima de la ley”, ha declarado en un acto en Madrid con la asociación European Seniors’ Union.

El vicesecretario nacional de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha instado a Sánchez, a que "cumpla con su palabra" y "traiga" al expresidente ante la justicia española, así como que se comprometa a no indultarlo. "En la UE no cabe impunidad para quien dio un golpe a la legalidad", ha espetado en una rueda de prensa en Málaga. Asimismo, ha solicitado que la orden europea se aplique "con efectividad" ante los delitos de rebelión y de sedición para que pueda ser juzgado en los tribunales del territorio nacional.

El "chollo" de Sánchez

Noticias relacionadas

Por su parte, la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha lamentado que la estabilidad de España “esté patas arriba” tras la detención de Puigdemont y ha dicho que Sánchez está “deseandito de que no traigan a Puigdemont porque se le acaba el chollo”. Arrimadas considera que este arresto complica la vida política del dirigente socialista porque “ha elegido a socios condenados por la justicia y prófugos de la justicia”, en referencia a Podemos, ERC, PNV y Bildu, necesarios para aprobar los Presupuestos. Ella se ha ofrecido a pactarlos, pero eso, ha apuntado, requeriría una ruptura total con esa etapa, algo que no cree que ocurra.

La extrema derecha también ha usado Twitter para exigir que Puigdemont sea juzgado y encarcelado en España: "Este golpista renegado ha hecho mucho daño a España, especialmente a Catalunya. Espero que la justicia le siente en el banquillo y condene sus crímenes antes de que el gobierno le vuelva a poner en la calle", ha escrito Santiago Abascal.