Sin pactos

El llamamiento de Bruselas por el CGPJ no hace mella en el Gobierno y el PP

  • El PSOE votará en contra de reformar la ley orgánica para que los jueces se puedan elegir a sí mismos

  • Bolaños empieza con optimismo la ronda para negociar los Presupuestos aunque ERC avisa de que no dé su apoyo por cerrado

Gamarra (PP), en el centro a la izquierda, y el ministro Bolaños, en el centro a la derecha, con sus colaboradores, en la reunión de este martes en el Congreso.

Gamarra (PP), en el centro a la izquierda, y el ministro Bolaños, en el centro a la derecha, con sus colaboradores, en la reunión de este martes en el Congreso. / J. J. Guillén / Efe

3
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

Tras reunirse con las cuatro principales asociaciones de jueces españolas, el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, instó este lunes al Gobierno y al PP a acordar "la mejor renovación posible" del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Reynders no quiso poner plazos ni decir si antes debe cambiarse la ley orgánica que regula el sistema de elección, como exigen los populares. Ante todo, el comisario reclamó celeridad para actualizar esa institución ya que teme la desconfianza que ese estancamiento institucional pueda provocar en los ciudadanos.

Veinticuatro horas más tarde, tanto el Ejecutivo como la oposición han tenido una oportunidad de oro en el Congreso de los Diputados por vía doble: porque ha habido una reunión entre el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y la portavoz del grupo parlamentario del PP, Cuca Gamarra, y porque, además, se votó una proposición de reforma de la ley orgánica para que se modifique el método de elección del CGPJ y los jueces puedan elegirse a sí mismos. Ni en la mesa a la que han sentado Bolaños y Gamarra ni en el hemiciclo se ha visto ningún avance ni amago de avance.

En la reunión cara a cara, convocada oficialmente para abordar la negociación de Presupuestos, fuentes de la Moncloa han informado de que el ministro constató que "el PP sigue enrocado en no cumplir la ley ni la Constitución". En este sentido, recuerdan que los populares "incumplen el requerimiento de la Comisión Europea y del comisario de Justicia". Según el Ejecutivo, el cumplimiento de la ley actual "no se puede someter a condición". En el PP, han señalado que Gamarra le ha insistido a Bolaños que era "importante" que el PSOE apoyara la tramitación de su reforma del poder judicial, para que 12 de los jueces del CGPJ sean elegidos por los jueces, como recomiendan las instituciones europeas y reclaman las asociaciones judiciales. Sin embargo, el grupo socialista no ha tardado nada en anunciar su 'no' a la votación. En la Moncloa, donde se celebró el Consejo de Ministros, la música sonó parecida: "No puede ser que nosotros cedamos en la reforma, no podemos comprarles su marco mental", afirmó un portavoz oficial.

Ronda en el Congreso

Esa distancia entre el PSOE y el PP también se mantiene en los Presupuestos Generales del Estado, la ley más importante de cualquier Gobierno y que tradicionalmente el partido de la oposición nunca apoya. En todo caso, el ministro de Presidencia tendió la mano para que el partido de Pablo Casado se sume a las cuentas "de la recuperación" y empezó con la representante popular la ronda de contactos con todos los grupos, de más a menos escaños.

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha asegurado casi a la vez que se producía esa reunión que el Gobierno va a poder aprobar los Presupuestos del 2022 "en tiempo y en forma" por dos razones: la "clara consciencia" de todos los grupos parlamentarios de la necesidad de impulsar la recuperación económica y la importancia de aprobar unas cuentas públicas que incorporen los fondos europeos.

Noticias relacionadas

El Ejecutivo de Pedro Sánchez confía en armar una mayoría progresista a la que puede sumarse también el PNV para poder sacarlos adelante. Sin embargo, esos socios ya han empezado a lanzarle advertencias porque ven al Gobierno "demasiado tranquilo". Es la expresión que utilizó Gabriel Rufián (ERC), que dijo que nadie del Ejecutivo puede dar "por seguro el voto de ERC a nada. Con él se reunió Bolaños tras verse con Gamarra, ya que los representantes de Vox declinaron la invitación por rechazar cualquier contacto con un Gobierno que pacta "con separatistas" y da "indultos a golpistas".

Bolaños continuará la ronda este miércoles con Ciudadanos, Bildu, Más País y Compromís. Los naranjas ya han anunciado que, al contrario que el año pasado, no intentarán pactar las cuentas. EH Bildu ha adelantado que exigirá la derogación de la ley mordaza y la reforma laboral del PP si quiere sus votos. Más País ha insistido en la necesidad de aprobar políticas verdes y dotar de recursos a la sanidad pública para cuidar la salud mental de la población. Compromís ha avisado sobre la "infrafinanciación" de la Comunitat Valenciana.