Ante el TEDH

Jordi Sànchez lleva su condena por el 'procés' a Estrasburgo

  • El secretario general de Junts exige que España sea condenada por una "vulneración reiterada de derechos fundamentales"

Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya.

Jordi Sànchez, secretario general de Junts per Catalunya.

1
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

El expresidente de la ANC y ahora secretario general de Junts, Jordi Sànchez, ya ha empezado los trámites de la vía europea presentando su recurso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en rechazo a su encarcelamiento y condena por la protesta ante la Conselleria de Economía y la organización del referéndum del 1-O en el 2017.

Coincidiendo con el cuarto aniversario de la protesta por la que se le condenó, Sànchez ha querido presentar su recurso junto a la actual presidenta de la entidad independentista, Elisenda Paluzie, y a las puertas de la Conselleria d'Economia, pero no ha sido posible debido a la intensa lluvia.

Resguradados en un hotel cercano, Sànchez ha mostrado su confianza en las instancias europeas y ha dicho que espera que el Estado español sea "condenado por una vulneración reiterada de derechos fundamentales". Tras pasar tres años y ocho meses en prisión e inhabilitación, y condenado a nueve años por sedición, fue indultado por el Gobierno en junio, pero no ha sido hasta este lunes cuando ha registrado su recurso ante el TEDH.

A su juicio, el Gobierno intentó, con la medida de gracia, evitar un varapalo europeo, pero ha asegurado que los indultos no frenarán su petición.

"Persecución ideológica"

Noticias relacionadas

La singularidad de su recurso es que en el texto se refiere a la "persecución ideológica", un aspecto que ha querido destacar en la rueda de prensa, aunque también se acoge a su derecho a la libertad de expresión, de reunión y de manifestación como otros expresos del 'procés'.

Sobre la protesta del 20-S del 2017, Sànchez se ha preguntado qué hacían armas de la Guardia Civil en los vehículos -"algunos prepararon una trampa para intentar provocar altercados", ha afirmado-, porque a su juicio formaban parte de una "provocación" para alterar una manifestación pacífica. "Lo que espero es que España reciba un correctivo inequívoco por parte de la máxima instancia europea en el ámbito de la justicia y los derechos humanos", ha concluido.