Pide a "todo el mundo" que se sume al diálogo

El Gobierno: "El proceso soberanista está acabando. Ahora estamos en la fase del diálogo"

Bolaños evita dirigirse directamente a Junts, después de que el partido de Carles Puigdemont fuera excluido de la mesa

Roger Torrent recibe a Miquel Iceta y Félix Bolaños, a su llegada al Palau de la Generalitat.

Roger Torrent recibe a Miquel Iceta y Félix Bolaños, a su llegada al Palau de la Generalitat. / EUROPA PRESS / KIKE RINCÓN

3
Se lee en minutos
El Periódico

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha asegurado este jueves que "el proceso soberanista ya está terminando" y que ahora se ha iniciado "una nueva etapa, que es la de la búsqueda de soluciones", y eso solo se puede conseguir, a su juicio, "por el diálogo". Por ello, ha pedido a Junts y a "todo el mundo" que se sume a esta tarea porque "no hay otra manera", según el ministro, de devolver la normalidad política a Catalunya. "Y para eso vamos a trabajar", ha afirmado en una entrevista en la Cadena Ser.

"Más que reproches a las personas que no han recibido con cariño la celebración de la mesa del diálogo lo que hacemos es tender la mano para que todo el mundo comprenda que no podemos vivir de espaldas, no escucharnos", ha explicado Bolaños.

En todo caso, el que es el coordinador de la delegación española en la mesa de diálogo ha evitado dirigirse directamente a Junts, después de que el partido de Carles Puigdemont fuera excluido de la mesa de diálogo por parte del presidente catalán, Pere Aragonès, por empeñarse en mandar representantes que no forman parte del Govern.

"Nos gustaría que todo el mundo sumara", ha enfatizado el ministro, quien ha asegurado que el reinicio de la mesa de diálogo se desarrolló en un ambiente "cordial", en el que el Gobierno y la Generalitat pudieron constatar sus "posiciones alejadas" pero a la vez comprometerse a escucharse, "sin prisa pero sin pausa y sin plazos".

A este respecto, Bolaños ha defendido que tienen claro que no pueden "trabajar a contrarreloj" porque "no tendría ningún sentido". "No es necesario que nos pongamos autoplazos sino que hablemos y encontremos soluciones", ha defendido, evitando además concretar un posible calendario o agenda de temas a tratar. "Hablamos de hacerlo sin prisa pero sin pausa. Eso se traduce en trabajos discretos, como ocurrió ayer", ha apostillado, tras señalar que, en todo caso, cuando haya acuerdos se harán "públicos" y serán "muy transparentes".

Por su parte, el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, ha afirmado este jueves que sería "ingenuo" pensar que se dan las condiciones para llevar a cabo acuerdos que requieran de un "gran consenso". De este modo Iceta, que fue uno de los que ayer participó en la mesa, ha indicado que ni en Cataluny ni en el conjunto de España se da un consenso suficiente para abordar reformas institucionales "de gran calado" y ha pedido "no engañarse" porque las posiciones de las dos partes están "muy alejadas", según ha afirmado en declaraciones a RNE.

De Barcelona a Madrid

Noticias relacionadas

La ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, ha dicho este jueves que "es probable" que la próxima reunión de la mesa de diálogo se celebre en Madrid, y ha concretado que el Ejecutivo central y el catalán no fijaron una periodicidad para estos encuentros en la sesión de este miércoles.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, ha sostenido que la Generalitat y el Gobierno encaran el espacio de negociación con "objetivos muy distintos", que considera que deben abordarse sin prisa, y que la gran distancia entre ambos Ejecutivos --en sus palabras-- la marcan la amnistía y la autodeterminación.