Crónica de la sesión de control

Sánchez enarbola su guerra contra las eléctricas y obvia las pullas por la mesa de diálogo

  • El jefe del Ejecutivo decide hablar del bolsillo de los españoles y esquivar los comentarios del PP, ERC y Vox

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, durante la sesión de control en el Congreso de los Diputados. / José Luis Roca

3
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

Que el ‘tema catalán’ ya no está en las primeras posiciones en el ranking de las prioridades del Gobierno central es un hecho que Pedro Sánchez quiso dejar claro ya con el nuevo reparto de ministerios en julio. Aprobados los indultos, siempre que a un miembro del Gabinete se le plantea una pregunta sobre este asunto, liga el problema territorial a la necesidad de que la recuperación económica tras la pandemia se asiente y “llegue a todos”. El propio presidente del Ejecutivo lo hizo el lunes en TVE: “Los indultos contribuyen a la estabilidad”.

Este miércoles, los diputados han iniciado el nuevo curso político de manera oficial con la tradicional sesión de control al Gobierno. Un día como hoy, con la mesa de diálogo Gobierno-Generalitat, convocada por la tarde en Barcelona, la oposición tenía el gancho perfecto. Y así ha sido. Desde Pablo Casado (PP) a Gabriel Rufián (ERC) pasando por Santiago Abascal (Vox), todos han ido lanzando sus mensajes sobre la reunión. Sin embargo, Sánchez, que ha intentado limitar el coste mediático anunciando solo 41 horas antes que iba a estar en la mesa de diálogo, ha esquivado todas sus pullas y ha respondido con los asuntos que él quiere que centre el debate público: la guerra lanzada contra las eléctricas. La infernal subida de la luz está aguando el mensaje optimista del Ejecutivo sobre la recuperación económica y la llegada de los fondos europeos y esta semana parece que, con semanas de retraso, el Gobierno se ha empezado a mover para evitarlo.

Volver a renegociar El Prat

A Casado Sánchez le ha dicho que, mientras el PP ve “medidas confiscatorias” en el "plan de choque" aprobado por el Consejo de Ministros para recortar la factura de la luz, el Ejecutivo ve “justicia” por estar revirtiendo en “los ciudadanos, pymes e industrias” los “beneficios extraordinarios de las empresas”. “El Gobierno va a defender siempre el interés de los ciudadanos por encima del interés particular. Eso es lo que hacen los gobiernos. Hoy siempre va a defender el interés de los ciudadanos por encima de cualquier interés y presión particular”, ha proclamado entre aplausos de su bancada.

Pedro Sánchez, en el Congreso.

/ José Luis Roca

No ha respondido ni a sus palabras sobre la “mesa de la infamia” ni a la acusación de que el Ejecutivo central se va a sentar hoy “a negociar un referéndum con los que jalean a los terroristas que quieren atentar contra el PP y los radicales que incendian BCN". Ni en la réplica ni en la dúplica ha entrado a contestarle nada sobre el foro de debate entre gobiernos.

Noticias relacionadas

A Rufián, que ha vuelto a advertir a Sánchez de que si fracasa el diálogo “Vox y el PP entrarán en la Moncloa”, le ha respondido con El Prat. El presidente ha reclamado a ERC que vuelva “al acuerdo del 2 de agosto” sobre la ampliación y siga negociando. Tampoco ha respondido las declaraciones inflamadas de Abascal sobre que está cediendo “ante los enemigos de España con tal de atornillarse un minuto más en el poder”. “Qué triste España defiende usted (…) En una democracia sana y fuerte se dialoga, pacta y negocia”, le ha concedido sobre este asunto.

El 155 y el apoyo del PSOE

Más complicado ha tenido para desviar el asunto la ministra de Política Territorial y portavoz del Ejecutivo, Isabel Rodríguez, que ha sido interpelada por el diputado Mario Garcés, del PP, sobre la mesa de diálogo. En el debate cara a cara, de casi media hora de duración, Rodríguez ha afeado la posición del principal partido de la oposición, que no aporta "ninguna solución" al conflicto territorial y tampoco apoya al Ejecutivo. La ministra ha recordado que el PSOE respaldó a Mariano Rajoy en 2017, cuando decidió aplicar el artículo 155 de la Constitución, cargarse a todo el Gobierno de la Generalitat y convocar elecciones en Catalunya. "No hagan como el independentismo catalán. Superen ustedes el 1-O", le ha pedido en referencia al referéndum ilegal de hace cuatro años.

Garcés ha advertido a la Moncloa de que la técnica del "apaciguamiento" no le funcionó en el pasado a José Montilla [no ha hecho referencia a la 'operación diálogo' que Rajoy puso en práctica con Soraya Sáenz de Santamaría] y le ha preguntado si se va a levantar acta de lo que se hable en la mesa de diálogo, algo a lo que Rodríguez no ha respondido.