Deshielo entre administraciones

Junts presiona a Aragonès para que no participe en la mesa de diálogo si Sánchez no acude

  • Artadi opina que la "responsabilidad" de que funcione el foro es de ERC y el PSOE, quienes lo impulsaron

Junts presiona a Aragonès para que no participe en la mesa de diálogo si Sánchez no acude

ACN

1
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

La mesa de diálogo, que se celebrará está semana en Barcelona, sigue sin fecha, sin orden del día y sin la confirmación de si el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participará. Y, ante este escenario, crece el escepticismo de Junts, que reclama al 'president' Pere Aragonès que no acuda si el jefe del Gobierno central no encabeza su delegación.

La portavoz de la formación, Elsa Artadi, ha defendido este lunes, tras una reunión de la ejecutiva del partido, que "por dignidad institucional" Aragonès debería decidir su presencia según lo haga Sánchez. "La decisión será suya pero ante este menosprecio hacia las instituciones catalanas debería haber una respuesta institucional de la Generalitat", ha espetado.

Noticias relacionadas

Artadi no ha detallado quién configurará la delegación catalana, que estará formada por seis personas, porque precisamente está a la espera de la confirmación del presidente del Ejecutivo central. La presencia del 'vicepresident' Jordi Puigneró, por lo tanto, también está en el aire. "Parece que tenga ganas de humillar", ha remachado sobre Sánchez.

La líder posconvergente ha insistido en que la mesa de diálogo surgió de un acuerdo por la investidura de Sánchez entre ERC y el PSOE "de espaldas y en secreto al independentismo" y, por lo tanto, ha dicho, "que funcione es responsabilidad en primera instancia de los que lo pactaron". Según Artadi, el Gobierno "no tiene incentivos para llevar a cabo una negociación creíble y seria" y, la prueba, es que sólo se ha celebrado una reunión, en febrero del 2020.