Estado autonómico

Aragonès ofrece complicidad a Puig para la nueva financiación pero fija como prioridad el referéndum

  • Ambos gobiernos acuerdan una alianza para captar y gestionar los fondos europeos

Reunión de Ximo Puig y Pere Aragonés en Valencia

Reunión de Ximo Puig y Pere Aragonés en Valencia / Juan Carlos Cárdenas (EFE)

2
Se lee en minutos
Julia Ruiz / Jose Rico

Catalunya y la Comunitat Valenciana, dos autonomías en cuya relación siempre han pesado más las diferencias políticas que los intereses comunes, han vuelto a reencontrarse este miércoles a través de sus dos 'presidents', el catalán Pere Aragonès y el valenciano Ximo Puig. Con una reunión bilateral en València han simbolizado el regreso a la normalidad institucional tras décadas de incomunicación, primero por la hegemonía del PP valenciano y después por el 'procés'. Aunque ambas partes constataron sus "horizontes diferentes", en palabras de Aragonès, el jefe del Ejecutivo catalán se comprometió a colaborar con la Generalitat Valenciana en reivindicaciones como la mejora de la financiación autonómica y la defensa del Corredor Mediterráneo.

Aragonès ha ofrecido “complicidad” a su homólogo valenciano para acabar con la infrafinanciación que sufre la Comunitat Valenciana, si bien, a preguntas de los periodistas, ha admitido que la exigencia de la reforma del modelo de financiación no es una prioridad para su Govern, centrado en lograr el referéndum y en la negociación bilateral con el Estado. Tras dos horas de reunión en el Palau de la Generalitat, Puig y Aragonès han comparecido juntos y han mostrado su disposición a estrechar los lazos entre ambas comunidades tras superar el periodo de “alejamiento institucional”.

Puig ha asegurado que ambos territorios comparten la “preocupación” por poner fin al déficit financiero y fiscal de las dos comunidades. Aragonés, que ha recordado que la hoja de ruta de Catalunya pasa por la mesa de diálogo con el Gobierno, ha acotado su colaboración con el Ejecutivo valenciano en materia de financiación al objetivo de que los fondos europeos de recuperación se mantengan en 2022.

"No se trata de hacer ningún frente. La financiación autonómica es una cuestión crucial"

Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana

Por lo pronto, ambas administraciones crearán un grupo de trabajo, “una alianza táctica” basado en la defensa conjunta de las transferencias de los fondos, el establecimiento de mecanismos de cooperación en el ámbito publico y acuerdos en proyectos paralelos. Además, durante el encuentro se han abordado otras cuestiones compartidas en el ámbito social, cultural y en las infraestructuras.

En cuanto a la reforma del modelo de financiación, Puig y Aragonès no han concretado tanto. El presidente valenciano ha reconocido que existen posiciones distintas, pero ha insistido en la necesidad de dialogar y establecer alianzas. “No estoy con ningún frente, esto es una cuestión crucial”, ha subrayado respecto a la solución al problema de la financiación.

Noticias relacionadas

"Los lazos entre la Comunitat Valenciana y Catalunya han existido, existen y existirán en el futuro"

Pere Aragonès, presidente de la Generalitat de Catalunya

Aragonès y Puig se reunieron por primera vez hace nueve meses en Barcelona, cuando el dirigente de ERC era 'president' en funciones por la inhabilitación de Quim Torra. En aquella cita, el valenciano sumó al catalán a su cruzada contra la Comunidad de Madrid por el 'dumping fiscal'. Con la fotografía de este miércoles, Puig buscaba, como elemento importante de presión, incorporar a Catalunya a la petición al Gobierno de Pedro Sánchez para que aborde ya el cambio de modelo de financiación.