Tras recibir diligencia del TSJM

El Ayuntamiento de Madrid tiene diez días para anular Madrid Central

Calle en Madrid dentro de la perímetro de Madrid Central.

Calle en Madrid dentro de la perímetro de Madrid Central. / David Castro

2
Se lee en minutos
El Periódico

El Ayuntamiento de Madrid cuenta con un plazo de días para anular el área de bajas emisiones Madrid Central tras recibir este miércoles la diligencia de ordenación del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) para que lleve a efecto el fallo recaído en la Sentencia 446/2020, de 27 de julio de 2020, por el que se anula Madrid Central.

Por ello, han trasladado fuentes municipales a Europa Press, "de no aprobarse la nueva ordenanza, y en cumplimiento de la citada resolución judicial, las cámaras de Madrid Central se apagarán en los próximos días.

Los planes de Almeida

La nueva ordenanza está actualmente en tramitación y precisamente esta tarde se celebra una sesión extraordinaria de la Comisión de Medio Ambiente y Movilidad, en la que se debatirán y votarán las enmiendas de los grupos municipales a la norma.

La intención de Almeida es que el texto definitivo se vote en un pleno extraordinario el próximo lunes, para darle así un nuevo sostén jurídico a Madrid Central antes de verse obligado a hacer efectiva su anulación.

Desde el Ayuntamiento indican que, de no aprobarse la ordenanza en la fecha prevista, se presentaría al TSJM un incidente de ejecución de la sentencia para aclarar cómo llevarla a término.

En la nueva normativa, Madrid Central se convierte en la Zona de Bajas Emisiones de Especial Protección (ZBEDEP) Distrito Centro, con el mismo perímetro y tres novedades: equiparar a los 15.000 comerciantes de la zona con los residentes, permitir que circulen motos hasta las 23:00 horas (una hora más) y retrasar un año, al 31 de diciembre de 2022, la limitación de acceso a los vehículos de mercancías con distintivo ambiental B y más de 3.500 kilos de peso.

Noticias relacionadas

El pasado 11 de mayo, el Tribunal Supremo ratificó la anulación de Madrid Central al inadmitir a trámite el recurso de Ecologistas en Acción contra la sentencia previa del TSJM, que anulaba por defectos formales los preceptos de la ordenanza de movilidad sostenible que regulaban Madrid Central, un proyecto impulsado por la exalcaldesa Manuela Carmena.

Dos días después el Ayuntamiento tomó la decisión de paralizar la notificación de las multas por acceder indebidamente a la zona de bajas emisiones, aunque durante este tiempo las cámaras han seguido encendidas y se ha seguido registrando a los infractores.