Una infraestructura clave

Del 'sí' al 'no' entre "líneas rojas": ¿qué opina cada partido sobre la ampliación del aeropuerto de El Prat?

  • ERC y Junts logran pactar una posición común mientras los 'comuns' y la CUP endurecen su discurso contra la reforma de la infraestructura

Un avión despegando del Aeropuerto del Prat

Un avión despegando del Aeropuerto del Prat / FERRAN NADEU (Delegaciones)

5
Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

Nadie quiere imprimir en sus siglas una huella medioambiental dañina y muy pocos quieren dejar pasar la oportunidad de crear un hub intercontinental, por lo que el arduo debate abierto sobre la ampliación del Aeropuerto de Barcelona-El Prat se ha convertido en una batalla de matices dentro del arco parlamentario. La falta de concreción sobre los planes que se prevén para la construcción de una tercera pista, alimenta la discordia. Especialmente en el punto más conflictivo: qué afectación tendrá la reforma sobre el espacio natural protegido.

El Govern cierra filas y blinda la laguna de la Ricarda -"no se toca", dijo este martes la portavoz- tras conocer el Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA) que Aena remitió a la Comisión de Coordinación Aeroportuaria de Catalunya en el que se detalla la ampliación extendiendo la tercera pista hacia el Este, lo que supondría afectar a este espacio de biodiversidad. Desde el Ejecutivo catalán se remiten al plan director que deberá detallar el trazo de la infraestructura y cosen un consenso dentro de la coalición para evitar choques sobre el asunto. Incluso hay miembros del Govern que podrían participar en la manifestación del próximo 19 de septiembre. Con estas cartas sobre la mesa, los partidos catalanes se posicionan sobre la ampliación:

ERC

En opinión de ERC, las inversiones para reformar la infraestructura son bienvenidas, "pero en ningún caso a costa de dañar un espacio natural ni de trinchar el territorio". Afean a Aena que el DORA incluya una afectación de la Ricarda y aseguran que ese "no es el acuerdo al que se había llegado" entre la Generalitat y el Gobierno el pasado 2 de agosto. Insisten en que "la concreción del proyecto es una decisión estratégica que deberá trabajarse desde Catalunya en el marco de la mesa técnica", y no venir "impuesta". "ERC no avalará una reforma del aeropuerto que implique destruir un espacio natural. Ni es necesario ni es negociable", espetaron en un comunicado. Los republicanos ponen la laguna como línea roja y, por eso, es "probable" que ERC "esté presente de alguna manera" en la movilización convocada para el día 19 de septiembre en Barcelona. Un equilibrio para apaciguar la tensión interna, ya que parte de sus bases están en contra del proyecto.

Junts

Junts insiste en que es necesario que Catalunya disponga de un aeropuerto que sea un hub internacional. El 'vicepresident' Jordi Puigneró fue quien cerró en nombre del Ejecutivo catalán el acuerdo inicial alcanzado previamente entre el Govern y el Ministerio de Transportes. De ahí que la dirección de la formación defienda a capa y espada que el primer proyecto que se presentó, con el plácet del Gobierno, afectaba "completamente" la Ricarda y que, "con la intervención de la Generalitat", léase Puigneró, "se pusieron líneas rojas" en la afectación del espacio natural protegido. Aseguran que hay que esperar a detallar el plan director para conocer cuál será la afectación real.

PSC

El PSC avala sin fisuras el plan, convencido de que se puede llevar a cabo sin afectaciones de calado en el medio ambiente. El líder de la oposición y jefe de filas de los socialistas en el Parlament, Salvador Illa, criticó los recelos de la Generalitat después de que se cerrara en banda ante posibles afectaciones en la laguna de la Ricarda. Reprochó al Govern que "cuando se llega a un acuerdo se llega a un acuerdo" y se preguntó "qué credibilidad tienen los gobiernos que firman acuerdos y luego se desdicen de los mismos". A su juicio, "no es contradictorio modernizar una infraestructura y hacerlo con respeto al medio ambiente".

CUP

Los anticapitalistas llevan semanas presionando al Govern para que plante cara a Aena para evitar que sea partícipe de lo que consideran un "atentado climático". Están completamente en contra de la nueva infraestructura y sostienen que "hay que proteger los espacios naturales protegidos del Delta del Llobregat" y seguir los pasos previstos en la ley catalana de contra el cambio climático que contempla una reducción de las emisiones de CO2 de hasta un 40% en el 2030. Desde la CUP avisan de que los planes como la ampliación del aeropuerto o la candidatura a los juegos olímpicos de invierno complican su apoyo a los presupuestos para el 2022 y ven "contradictorio" que miembros del Govern puedan participar en la manifestación contra la reforma.

En Comú Podem

Los 'comuns' rechazan la ampliación y exigen al 'president’ que tome partido cuanto antes oponiéndose a las obras, pese a las críticas que reciben por formar parte del Gobierno y defender esta postura. Los morados alegan que es "fundamental" preservar la laguna y el resto del espacio natural protegido, además de reducir las emisiones de CO2. Recuerdan que, de fondo, hay el debate sobre qué modelo económico se impulsa desde Catalunya y qué afectaciones tendrá invertir en "turismo de sol y playa". Desde En Comú Podem aseguran que darán la batalla "hasta el final" para evitar que la ampliación se saque adelante sin diálogo social.

Ciutadans

Las sospechas de "cesiones" del Gobierno al independentismo no empañan la férrea defensa de Cs en la ampliación de la infraestructura aeroportuaria siempre que "cumpla con las exigencias técnicas y medioambientales de la Comisión Europea". "Somos conscientes de que el aeropuerto de El Prat opera al límite de su capacidad ya desde antes de la pandemia, por lo que nos parece razonable que se exploren vías para mejorar las prestaciones de una infraestructura tan importante para nuestra economía como el aeropuerto de El Prat", explica el diputado Nacho Martín Blanco.

PPC

Desde el PPC ven "imprescindible" abordar las inversiones necesarias para que el aeropuerto de Barcelona-El Prat "pueda aumentar su capacidad y poder atender la actual demanda". Y no sólo esto, también que se haga extensible a los aeródromos de Girona y Reus. Por lo tanto, son favorables a la ampliación. El líder del PP, Pablo Casado, reaccionó inicialmente asegurando que la inversión la dejó aprobada su partido desde el Gobierno antes de la moción de censura del PSOE.

Noticias relacionadas

Vox

La extrema derecha acusó a Sánchez de ser un "mayordomo" y enmarcó la reforma en la infraestructura dentro del "blanqueamiento del golpismo". El líder de Vox, Santiago Abascal, aprovechó la noticia para exigir un Gobierno "fiel a los españoles".