Cosechó el peor resultado histórico

Dimite como portavoz en Madrid Pepu Hernández, la apuesta de Sánchez para las municipales de 2019

  • El exseleccionador de baloncesto comunica a sus compañeros de grupo que abandona el Ayuntamiento de la capital tras dos años

  • Le sustituirá Mar Espinar, la sucesora natural, azote de Manuela Carmena y portavoz de la campaña electoral de Hernández

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta la candidatura de Pepu Hernández como candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, el 3 de febrero de 2019 en el teatro La Latina de la capital.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presenta la candidatura de Pepu Hernández como candidato del PSOE al Ayuntamiento de Madrid, el 3 de febrero de 2019 en el teatro La Latina de la capital. / EFE / EMILIO NARANJO

6
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

Pepu Hernández, el fichaje estrella de Pedro Sánchez para las elecciones municipales de 2019, se va. Deja la portavocía del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, deja su acta como edil en la capital. Sale de la política municipal. "Deja paso", según él mismo trasladó a sus compañeros de grupo en una reunión mantenida este jueves a las 9.30 horas. Le relevará en el cargo la concejala Mar Espinar, azote de Manuela Carmena durante su tiempo como alcaldesa (2015-2019) y sucesora natural.

Hernández da por "finalizada su etapa" en el consistorio de la capital, tal y como notificó la gestora que dirige el PSOE-M en un comunicado lanzado una hora más tarde, en el que además agradece al ya exportavoz su "enorme compromiso" con el proyecto del partido y el "gran trabajo desarrollado en favor de una ciudad más justa".

Documento

Comunicado de la gestora del PSOE-M tras la dimisión de Pepu Hernández

Comunicado de la gestora del PSOE-M tras la dimisión de Pepu Hernández

La salida del exseleccionador nacional de baloncesto es, no obstante, un alivio para sus compañeros de filas. Ya estaba claro desde las últimas elecciones, en las que cosechó el peor resultado histórico de los socialistas —un 13,75% de los sufragios, ocho escaños y cuarta fuerza política, por detrás de Más Madrid, PP y Ciudadanos—, que no repetiría como candidato en 2023. De hecho, siempre se especuló con su marcha al Gobierno de Sánchez, pero el presidente no lo repescó en ningún momento, ni siquiera para el cargo que podría haber sido más obvio, el de presidente del Consejo Superior de Deportes, puesto que ocupa, desde el pasado marzo, el ex secretario general del PSOE-M José Manuel Franco.

El aterrizaje de Hernández en enero de 2019 fue sorpresivo. Llegó tras varios descartes. Incluso Rubalcaba rechazó competir

El aterrizaje de Pepu Hernández (Madrid, 1958) a la candidatura municipal en enero de 2019 fue, de hecho, sorpresivo. Llegó tras varios descartes. Se habían barajado bastantes nombres —desde la titular de Industria, Reyes Maroto, hasta la exministra Beatriz Corredor—, y Sánchez llegó a ofrecérselo al exvicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba, que fallecería meses después. Su fichaje se gestó entre Sánchez y su jefe de Gabinete, el entonces todopoderoso Iván Redondo. El técnico que llevaría al combinado de baloncesto español a la gloria en 2006 fue patrono de la Fundación del Estudiantes, el club en el que jugó el líder socialista en su juventud.

Primarias con rivales

El PSOE-M le acogió con escepticismo. No era el perfil en el que muchos dirigentes pensaban para poder ganar a Manuela Carmena o, al menos, poder sumar con ella y retener el Ayuntamiento de la capital para la izquierda. No convencía del todo, no procedía del mundo de la política, no atesoraba un currículum apabullante como el de su compañero de tándem electoral, Ángel Gabilondo, no conocía la ciudad. Ganó las primarias internas para hacerse con la candidatura, aunque no sin rivales (venció a Chema Dávila y a Manuel de la Rocha Rubí por un 64,3%) y desplegó una campaña en la que tropezó con muchas dificultades. Al empuje de Carmena y la fortaleza de las derechas se sumó su escasa desenvoltura en los debates. Hernández fue tutelado en todo momento por Ferraz y la Moncloa, quienes apostaron además por dos concejalas, Mercedes González y Mar Espinar, como directora y portavoz de la campaña.

El extécnico logró un 13,75% de los votos, ocho concejales. Se quedó como cuarta fuerza y empeoró los datos de Carmona de 2015

Todo fue en balde. El PSOE-M cosechó un resultado pésimo en las municipales del 26 de mayo de 2019, por debajo del obtenido por Antonio Miguel Carmona en 2015. El patinazo de los socialistas y la división de la izquierda impidieron a Carmena revalidar como alcaldesa, por lo que el PP, con José Luis Martínez-Almeida al frente, pudo recuperar el mando de la ciudad, con Cs en su Ejecutivo y el apoyo externo de Vox. Gabilondo, en cambio, situó al PSOE-M como primera fuerza en la región por primera vez desde 1987, aunque no logró gobernar por la suma, también en la comunidad, de las tres derechas, encabezadas por Isabel Díaz Ayuso. El profesor, en cambio, se estrelló frente a la presidenta dos años más tarde, en las autonómicas del pasado 4 de mayo.

Hernández dijo adiós este jueves, como adelantó 'eldiario.es' será relevado por una veterana, Mar Espinar (Madrid, 1982), concejala en la capital desde 2015 y actual portavoz adjunta segunda, y también portavoz de la Comisión de Cultura, Turismo y Deporte —cargo que ocupó en el mandato anterior y desde el que se enfrentó a Carmena—. Según el comunicado de la gestora, Espinar, dirigente "de amplia trayectoria tanto institucional como orgánica", "coordinará e impulsará la acción política de los socialistas en el Ayuntamiento, en unas labores de firme oposición ante el desgobierno municipal [de Almeida], sentando las bases de un nuevo proyecto con el que recuperar una mayoría progresista que posibilite el imprescindible cambio político en la capital".

Marcha previa de Mercedes González

El grupo socialista en el consistorio tenía pendiente su remodelación desde la partida de Mercedes González el pasado marzo. En aquel momento, la salida de Irene Lozano como presidenta del CSD hacia la candidatura autonómica de Gabilondo hizo que Franco ocupara su puesto y este dejara la Delegación del Gobierno en Madrid a González. Ella abandonó su acta de edil y la portavocía adjunta primera del grupo. Tras la marcha ahora de Hernández y las anteriores salidas de Mercedes González, Maite Pacheco y Alfredo González, correría la lista y entraría la número 12, Natalia Cera Brea.

Ya hay cuatro candidatos para competir por el liderazgo del PSOE-M: Juan Lobato, Javier Ayala, Eva Llarandi y Eduardo Ranz

Noticias relacionadas

El extécnico abandona su acta en un momento de ebullición del PSOE-M. Por ahora, hay cuatro candidatos que se disputarán el liderazgo de la federación: Juan Lobato, portavoz adjunto en la Asamblea y exalcalde de Soto del Real; Javier Ayala, regidor de Fuenlabrada; Eva Llarandi, secretaria general en Paracuellos del Jarama (y portavoz municipal socialista), y Eduardo Ranz, abogado especializado en memoria histórica. Lobato y Ayala son los aspirantes más fuertes.

El primero, de hecho, partiría con ventaja, ya que es bien visto por dirigentes de la cúpula federal y de la gestora, aunque oficialmente Ferraz quedará al margen y no tomará partido en la pugna. Lobato recibió el lunes el apoyo de Mercedes González, a quien dirigentes cercanos a Sánchez postulaban como una tercera vía, como una solución de consenso, idea que fue abortada por la disposición de los dos rivales más fuertes a medirse en primarias.