Etarra histórico

La justicia francesa absuelve a Josu Ternera en el primero de sus juicios

  • El Tribunal de París considera que no hay pruebas de su pertenencia a la banda terrorista durante ese periodo

El exdirigente de ETA, Jose Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, conocido como Josu Ternera, en octubre del 2020.

El exdirigente de ETA, Jose Antonio Urrutikoetxea Bengoetxea, conocido como Josu Ternera, en octubre del 2020. / CHRISTOPHE ARCHAMBAULT / AFP

2
Se lee en minutos
Enric Bonet

El histórico etarra José Antonio Urrutikoetxea, alias Josu Ternera, ha sido absuelto en el primero de los juicios que tenía pendientes en Francia. El Tribunal de París ha declarado inocente al exdirigente de ETA de la acusación de pertenencia a banda terrorista entre 2011 y 2013. La fiscalía había pedido cinco años de prisión en junio, pero el tribunal ha considerado que no había pruebas de ello.

Es la primera victoria judicial de Urrutikoetxea, de 70 años, tras ser detenido en los Alpes franceses en mayo de 2019. La justicia francesa le había condenado en su ausencia en 2017 a ocho años de prisión por el delito de “asociación de malhechores con fines terroristas”, equivalente en el Código Penal español a la integración en organización terrorista. Pero, tras su detención, Urrutikoetxea pidió que se repitiera ese juicio. El tribunal sostuvo esta vez que no se hallaron pruebas que justificara su pertenencia a ETA en ese periodo y que los contactos que mantuvo entonces con miembros abertzales se debieron a su participación en las negociaciones de paz en Oslo.

Pese a la gravedad de las acusaciones de la fiscalía, las pruebas aportadas durante el juicio fueron escasas. “No se encontró ninguna arma ni ningún explosivo durante el registro” realizado en 2013 en el refugio en que vivía en clandestinidad, confirmó la juez. La sentencia también defendió que su participación en las negociaciones de paz en Oslo entre 2011 y 2013 “no constituía un delito de participación en una organización terrorista”. Urrutikoetxea, que en julio del año pasado salió de la prisión en Francia, asistió a la audiencia y escuchó de pie el veredicto. 

Segundo juicio el 13 de septiembre

“Lo más importante es que el tribunal ha reconocido que en el periodo examinado el movimiento ETA estaba inmerso en luchas internas y que algunos actuaban para acabar con el conflicto”, aseguró Laurent Pasquet-Marinace, uno de los abogados del exdirigente abertzale, tras la sentencia. “El simple hecho de haber mantenido contactos con miembros de ETA no se debía a una finalidad terrorista, sino para acabar con un conflicto armado. (…) Él tuvo un rol central en el proceso de paz y esto ha sido ratificado hoy por el tribunal”, añadió el letrado de Urrutikoetxea, quien defiende que abandonó la banda terrorista en 2006.

Noticias relacionadas

Tras haber pasado un año en la capital francesa con un brazalete electrónico, Urrutikoetxea vio sus condiciones de detención relajadas en junio. Desde entonces, se encuentra bajo control judicial y reside en el suroeste del país vecino. El 13 y 14 de septiembre afrontará en el Tribunal de París su segundo juicio en Francia. El Tribunal Supremo francés autorizó en noviembre su extradición a España para que pueda ser juzgado por su papel en la financiación de ETA a través de las “herriko tabernas”. Pero su traslado quedó diferido hasta que se terminen los distintos procesos con la justicia gala.