Coronavirus

La Generalitat deberá buscar vías alternativas al toque de queda para contener el virus

Aragonès cree, pese al revés del TSJC, que el confinamiento nocturno "sigue siendo necesario"

2
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

Mientras el ‘president’ de la Generalitat, Pere Aragonès, ha lamentado este lunes la decisión del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) de rechazar la ampliación del toque de queda a 43 ciudades de más de 20.000 habitantes y ha anunciado que el Executiu estudiará la resolución para ver si es posible recurrirla de alguna manera, fuentes del Govern han reconocido también este lunes a este diario que será complicado conseguir que se aplique el confinamiento nocturno en las condiciones actuales.

Las mismas fuentes han admitido que el criterio de 125 contagiados por cada 100.000 habitantes esgrimido ahora ante el TSJC para solicitar el toque de queda tal vez tendría que haberse dado desde un primer momento, a mediados de julio, cuando la quinta ola del covid se encontraba en su momento álgido. Si no se hizo, agregaron, fue porque eso hubiera supuesto confinar de noche a toda Catalunya. «De todas maneras –ha celebrado el mismo interlocutor al menos se ha conseguido que durante cinco semanas hubiera toque de queda en las poblaciones catalanas con más problemas».

«Sigue siendo necesario»

Pese al nuevo revés judicial, Aragonès ha insistido en que la medida «sigue siendo necesaria» para disminuir el número de contagios de covid-19. «No es una cuestión de orden público, es una cuestión sanitaria», ha defendido el 'president’ durante una visita al Hospital Moisès Broggi de Sant Joan Despí junto al ‘conseller’ de Salut de la Generalitat, Josep Maria Argimon.

«No podemos asumir las responsabilidades del TSJC», ha criticado Aragonès, que ha agregado que desde el Govern seguirán trabajando con los recursos que dispone para hacer frente a la pandemia pero ha pedido más instrumentos con los que evitar nuevos contagios: «Necesitamos herramientas para proteger a la población».

El presidente ha afeado el papel de los tribunales en la gestión de la pandemia: «Vemos cómo la falta de una normativa específica, y también por parte del Gobierno del Estado, ha hecho recaer en los tribunales decisiones que son competencia de la administración sanitaria: creo que es un error».

Alto riesgo

Por su parte, Argimon ha asegurado que la petición del Govern de ampliar el toque de queda a 62 municipios se basa en criterios epidemiológicos ante "un alto nivel de contagios" y hay 1.411 personas ingresadas en hospitales catalanes.

Noticias relacionadas

El 'conseller' ha argumentado que con la medida que ha tumbado el TSJC buscaban reducir la interacción social y la movilidad en aquellos momentos, horas y situaciones en las que, además, es "más difícil" mantener el cumplimiento de medidas como el uso de mascarilla y la distancia social.

Al ser preguntado por las imágenes de aglomeraciones durante las fiestas del barrio de Gràcia de Barcelona, Aragonès ha reconocido su preocupación ante aquellas actividades con mayor interacción social porque incrementan el número de contagios.