En el 85 aniversario de su fusilamiento

La izquierda reivindica a Lorca ante el "fascismo y el odio" actual

  • El PSOE se erige heredero directo de los valores del poeta granadino

  • Podemos recuerda que se escuchan ecos de la homofobia y la intolerancia que acabó con su vida

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ante las murallas de Granada en el l85 aniversario del fusilamiento de Federico García Lorca

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, ante las murallas de Granada en el l85 aniversario del fusilamiento de Federico García Lorca / Álex Cámara / Europa Press

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

"El fascismo y el odio" que acabó con Federico García Lorca -fusilado en la madrugada del 18 de agosto de 1936- en los primeros compases de la Guerra Civil española tienen ecos en la sociedad actual. PSOE y Unidas Podemos se encargaron este miércoles, en el 85 aniversario del asesinato del poeta granadino, de recordar que la homofobia, la intolerancia y el desprecio a la diversidad que terminaron con la vida de Lorca (y llevaron a sus asesinos a enterrarlo en una fosa común sin señalizar) siguen presentes hoy en día. El recuerdo de los valores que defendió el también dramaturgo español, clamaron, debe dar fuerzas para luchar contra esa intransigencia.

"Su obra, su legado y su forma de observar y entender la realidad siguen presentes", defendió Pedro Sánchez en su cuenta de Twitter en la que compartió unos versos del poema 'Sobre un libro de versos' de 1918. Los socialistas fueron quienes más entusiasmo pusieron en el homenaje al poeta. Tanto que el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, llegó a sentencias que "Lorca es el PSOE".

El dirigente socialista, heredero del proyecto de ley de Memoria Democrática que redactó la exvicepresidenta Carmen Calvo y que ya ha aprobado el Consejo de Ministros, recalcó que la norma busca "recordar a todos los represaliados" del franquismo, reparar moralmente a sus familias y "fomentar los valores democráticos". El texto recoge, además, la búsqueda de los desaparecidos durante la Guerra. Entre ellos está Lorca, fusilado junto a dos banderilleros anarquistas y al maestro nacional Dióscoro Galindo. La nieta de este último, Nieves García Catalán, solicitó este miércoles al Tribunal Europeo de Derechos Humanos la búsqueda de los restos de su abuelo y de los otros tres asesinados.

La lucha LGTBI

Noticias relacionadas

Las acusaciones a Lorca de "prácticas de homosexualismo" (uno de los motivos de su detención y posterior fusilamiento) se perpetúa también en los delitos homófobos vividos en España en los últimos meses. "Ya basta de crímenes de odio contra el colectivo LGTBI", pidió la portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra. Su homólogo en Unidas Podemos, Pablo Echenique, también recordó que a Lorca lo mataron por "rojo y maricón" y que se escuchan "ecos claros de ese mismo odio" en la actualidad. "Le asesinaron por pensar diferente, por vivir libremente, por hacer pensar y sentir a los demás", resumió la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.

En las formaciones de la derecha el homenaje a Lorca fue casi inexistente. Tan solo Juanma Moreno (PP) y Juan Marín (Cs), presidente y vicepresidente de Andalucía, respectivamente, tuvieron un recuerdo para su compatriota, sin mención alguna a su asesinato.