Ola de solidaridad

Autonomías y ayuntamientos tienden la mano al Gobierno para acoger refugiados afganos

  • Las comunidades ponen recursos a disposición del Ejecutivo central y piden priorizar la protección de mujeres y niños

  • Escrivá agradece el gesto de todas las administraciones y asegura que España dará "una acogida digna"

Los afganos ocupan la pista del aeropuerto de Kabul.

Los afganos ocupan la pista del aeropuerto de Kabul. / AFP or licensors (AFP)

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

La toma de Kabul por los talibanes y las imágenes de desesperación vividas en las últimas horas en la capital de Afganistán han desatado una oleada de solidaridad en la política española. Una decena de comunidades autónomas y varios ayuntamientos se han puesto a disposición del Gobierno para acoger a refugiados afganos a la mayor brevedad posible. Un gesto que este martes agradeció el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, tras apuntar que España está preparada para dar "una acogida digna a todas las personas que lleguen de Afganistán con sus familias".

Apenas unas horas después de que los talibanes se hicieran con el control de Afganistán, las comunidades autónomas empezaron a ofrecer sus recursos al Ejecutivo central para dar amparo a todos aquellos afganos que lleguen a suelo español. Entre ellas, la consejera de Acción Exterior y Gobierno Abierto de la Generalitat, Victòria Alsina, envió una carta este martes al Ministerio de Exteriores comprometiéndose a acoger a un número de refugiados que vaya en línea con el "peso demográfico y económico" de Catalunya.

"Madrid va a estar a disposición de lo que el Gobierno nos solicite", fue la promesa del consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, David Pérez. En el mismo sentido, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, tendió la mano al Gobierno para "poder dar la mejor de las respuestas" a las personas que están tratando de salir de Afganistán. Su homóloga en Baleares, Francina Armengol, también señaló en Twitter que el archipiélago "será siempre tierra solidaria".

A la lista se suman comunidades de todo signo político: Navarra, la Comunidad Valenciana, Andalucía, Aragón, País Vasco, Canarias, Cantabria y Murcia. Todas ellas coinciden en que resulta especialmente importante acoger a las mujeres y a los niños, ya que son los dos colectivos cuyos derechos se pueden ver más limitados por el régimen talibán.

Plazas para mujeres

Noticias relacionadas

La iniciativa llegó también desde los ayuntamientos. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, fue de las primeras en ofrecer 50 plazas para refugiados provenientes de Afganistán. Además, exigió a las autoridades de todos los países que no solo se preocupen por repatriar al personal diplomático, sino que establezcan un corredor internacional para que los afganos puedan salir del país. Madrid siguió el mismo camino y puso a disposición del Gobierno 25 plazas para mujeres. La vicealcaldesa de la capital, Begoña Villacís, anunció que esta cifra podría elevarse hasta 100. Además, la portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Hana Jalloul, dejó claro que los ayuntamiento socialistas serán "solidarios y responsables" ante esta crisis.

Frente al ambiente dominante de solidaridad, Santiago Abascal puso la nota discordante. El líder de Vox se desmarcó del resto de formaciones y defendió que los afganos deben ser acogidos "en los países musulmanes limítrofes" y no en Europa. En este sentido, defendió que la Unión Europea no puede pagar los "errores" y "traiciones" de Afganistán y que el multiculturalismo acabará con los valores europeos. Incluso, la formación ultra llegó a vincular el cuarto aniversario de los atentados en la Rambla de Barcelona con la acogida de refugiados.