Repatriación de menores

Fiscalía, Defensor y Asuntos Sociales se interponen entre Interior y los niños de Ceuta

  • La fiscalía de Ceuta, que no fue informada de las devoluciones, abre "expediente informativo"

  • Altos cargos de Podemos en el Gobierno y el Defensor del Pueblo cargan contra Interior

Autoridades de Ceuta meten en un furgón a uno de los menores migrantes no acompañados repatriados a Marruecos el pasado 13 de agosto.

Autoridades de Ceuta meten en un furgón a uno de los menores migrantes no acompañados repatriados a Marruecos el pasado 13 de agosto. / Reduan (EFE)

7
Se lee en minutos
Juan José Fernández

Actuaciones de la fiscalía, advertencias del ala morada del Gobierno, una intervención del Defensor del Pueblo y varias ONGs protestando vivamente. Se crispa la repatriación de niños migrantes en Ceuta, primer acuerdo entre España y Marruecos desde el estallido de su crisis diplomática. Este sábado numerosas reacciones de oposición le han complicado al Ministerio del Interior las devoluciones, amenazando a sus directivos con responsabilidades legales.

La fiscalía de área de Ceuta ha abierto un "expediente informativo" sobre las devoluciones de menores marroquíes que desde este viernes, y de 15 en 15, llevan a cabo la Policía Nacional y la Policía Local de Ceuta por pacto entre los gobiernos de España y Marruecos. Se trata, explican fuentes del ministerio público, de una actuación previa a la apertura de diligencias, por la que la fiscal de guardia pide información sobre la actuación con los niños, parte de la multitud que entró a nado en la ciudad en mayo pasado.

Lo que los fiscales llaman técnicamente "preprocesal de menores" se abrió en la mañana de este sábado "y de oficio, al llegar información sobre lo que estaba ocurriendo", aclaran fuentes de la fiscalía, que no descartan que esta investigación preprocesal derive en diligencias y estas en petición a la autoridad judicial de parada preventiva de las devoluciones.

Estas fuentes han confirmado a EL PERIÓDICO que la fiscalía de Ceuta no fue informada previamente del acuerdo para la devolución de los migrantes infantiles solos que acoge la ciudad. La petición de información de la fiscalía se inicia pese a que desde la jornada de ayer fuentes de Interior y del Gobierno de Ceuta insisten en que las fiscalías del Menor de España y Marruecos están informadas del proceso y de la elaboración de una lista de 800 niños.

La Fiscalía General del Estado ha abierto también investigación. Fuentes judiciales han informado a EFE de que la fiscalía estatal tampoco conoce el pacto de repatriación entre España y Marruecos. Esas fuentes han admitido que recibieron aviso , pero muy genérico, sin fecha ni número de menores a repatriar.

Las actuaciones de la fiscalía no han impedido que en la mañana de este sábado, a primera hora, otro grupo de 15 niños saliera del centro de acogida improvisado en el polideportivo Santa Amelia, escoltados por agentes de la Policía Nacional y la Policía Local de Ceuta.

El polideportivo sigue acordonado por efectivos policiales. Dentro quedan 204 niños, los de menor edad de todos cuantos han filiado las autoridades ceutíes desde la oleada humana de mayo. Esa cancha lleva ya más de un año sin albergar partidos; antes de la crisis migratoria fue habilitada como posible extensión hospitalaria para pacientes covid.

Protesta de Asuntos Sociales

La actuación de la Fiscalía no es la única que se interpone entre los niños y la diplomacia. El secretario de Estado de Derechos Sociales, Ignacio Álvarez, ha escrito a su homólogo de Interior, Rafael Pérez, una carta en la que le advierte de que esta devolución de menores podría ser "algo muy grave" cuya responsabilidad "es única y exclusivamente del Ministerio del Interior", ha adelantado El Confidencial.

Podemos ha reaccionado con disgusto al proceso que se lleva a cabo en Ceuta. Otro cargo morado en el Gobierno, el secretario de Estado de Agenda 2030 Enrique Santiago, ya criticó la pasada noche en redes

Fuentes de Interior no comentan las críticas de Podemos, pero sí expresan "sorpresa" por la actuación de la fiscalía

sociales unas repatriaciones que "adolecen de seguridad jurídica".

La carta y las declaraciones ponen frente a frente en el Gobierno a la ministra Ione Belarra y su compañero de gabinete Fernando Grande-Marlaska. Fuentes de Interior no han comentado la misiva, y han expresado su "sorpresa" por la actuación de la fiscalía.

Las repatriaciones de los niños se están llevando a cabo, informaban estas fuentes, en aplicación de un tratado firmado en Rabat el 6 de marzo de 2007 y ratificado en 2013, titulado "Acuerdo entre el Reino de España y el Reino de Marruecos sobre Cooperación en el Ámbito de la Emigración de Menores No Acompañados, su Protección y su Retorno Concertado" . Su artículo 4 dice: "Las autoridades competentes

Jana Halloul (PSOE): Las repatriaciones se hacen "con todas las condiciones y de manera garantista"

españolas, de oficio o a propuesta de la entidad pública que ejerza la tutela sobre el menor, resolverán acerca del retorno a su país de origen, con observancia estricta de la legislación española, las normas y principios del derecho internacional y de lo establecido en la Convención sobre los Derechos del Niño".

Este sábado, la portavoz socialista en la Asamblea de Madrid, Jana Halloul, ha defendido las repatriaciones. Según ella, se realizan "con todas las condiciones y de manera garantista". Halloul ha subrayado: "Quiero dejarlo muy claro, yo fui secretaria de Estado de Migraciones. Quiero alabar el trabajo que se ha hecho con los migrantes en este país; ha sido una política muy valiente y muy progresista".

El vicepresidente segundo de la Ciudad Autónoma de Ceuta, Carlos Rontomé, ha asegurado que "se están trasladando a los menores que no son vulnerables" recoge EFE. Rontomé ha insistido en que "aquellos que tengan algún tipo de posibilidad de que puedan sufrir algún tipo de situación de vulnerabilidad quedan fuera de este procedimiento".

Ante la ola de críticas a Interior y el gobierno local, Rontomé ha elevado el balón al ministerio: "No se devuelve a todos a la vez, sino de quince en quince, que es lo que se ha acordado. Consideramos que las repatriaciones se están realizando con todas las garantías, tal y como lo ha propuesto el Ministerio del Interior", ha subrayado.

Marugán y las ONG, en contra

Pero el "retorno concertado" entre España y Marruecos no es superior a la Ley Orgánica 4/2000 de los Derechos y Libertades de los Extranjeros en España, que obliga a tener informe previo sobre las circunstancias familiares y sociales del menor elaborado por las autoridades de su país. Es el argumento que ha utilizado el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, para pedir este sábado a Interior que pare las devoluciones.

En su escrito, el Defensor dice que ha recibido información de que las repatriaciones de los niños marroquíes se hacen "sin procedimiento".

Un soldado mira pasar a un adolescente hacia el paso fronterizo ceutí del Tarajal, el pasado 19 de mayo.

/ JOSÉ LUIS ROCA

Marugán ha comunicado su actuación a las ONG Save the Children y Asociación Elín. Varios dirigentes de la primera se opusieron este viernes a una actuación que consideran fuera de la ley. Catalina Perazzo, directora de Políticas de Infancia de la ONG, advirtió ayer de que "cualquier repatriación colectiva" es "ilegal". En el mismo sentido se ha manifestado el Consejo General de la Abogacía.

"Volverán jugándose la vida"

El "retorno concertado" no es superior a las convenciones internacionales de protección a la infancia, creen las ONGs que claman contra estas devoluciones. Abdesalam Mohamed, presidente de la asociación caritativa Alas Protectoras, que ayuda a los niños extranjeros que deambulan por la ciudad autónoma, está en esa opinión. "¡No nos han informado de nada. Lo han hecho de repente, por sorpresa!", protesta.

"La Delegada del Gobierno [Salvadora Mateos] dijo esta semana que íbamos a ver lo bien que van las relaciones con Marruecos, y esta era la sorpresa", lamenta Mohamed. Los niños albergados por las autoridades ceutíes tratan de salir de los centros, confirma, "porque tienen una idea fija: cruzar el Estrecho y llegar a la península".

Con estas devoluciones, cree el activista ceutí, "solo van a conseguir que intenten volver a Ceuta a nado, jugándose la vida". Abdesalam Mohamed deplora la falta de previsión de ambos paises: "Por lo menos podría haberse hecho tras reabrir la frontera. Así los niños no tratarían de volver nadando".

En el depósito de cadáveres de Ceuta espera inhumación un cuerpo aparecido anteayer en aguas de la playa de la Ribera. Aún no saben qué edad tenía esa persona, cuyo entierro estaba previsto para este sábado. "Se ahogó intentando llegar", relata Mohamed. El miércoles enterró a otro que también fracasó en el mar; tenía 26 años.

El primer grupo de niños repatriados llegó este viernes a un centro de acogida de Tetuán. "Por lo menos, que dejen a las ONG españolas ir a Marruecos y podamos ver cómo están", pide Mohamed.

Noticias relacionadas

Las devoluciones de menores están siendo un punto y aparte en la crisis migratoria. Se llevan a cabo después de tres meses albergados los niños por el gobierno ceutí sin que se haya habilitado su reparto por otras ciudades de España. Las autoridades a este lado de la frontera querían evitar el efecto llamada.

"¿Qué más podíamos hacer? Llamamos a todas las puertas, pero nadie quería acogerlos -se excusaba la pasada noche una fuente del Gobierno de Ceuta expresando su impotencia-. Esta ciudad no puede asumir los cuidados y la escolarización de 1.000 menores". Pero Abdesalam Mohamed se pasa el sábado denunciando: "Se han saltado todos los derechos de los niños".