Álvaro de Orleans y el coronel Murga

Dos asistentes del rey emérito, claves de su historial fiscal

Ni el militar ni el aristócrata han recibido nuevas citaciones para aclarar el origen de la fortuna de Juan Carlos I

Álvaro de Orleans, primo de Juan Carlos de Borbón.

Álvaro de Orleans, primo de Juan Carlos de Borbón.

3
Se lee en minutos
Juan José Fernández

Transcurrido un año de la salida de España de quien había sido su jefe de Estado, la investigación sigue pasando por el papel que han jugado Álvaro de Orleans y el coronel Nicolás Murga, hombres muy cercanos al rey emérito, cuyos nombres no están hasta ahora incursos en ningún procedimiento judicial pero cuyo testimonio es clave para esclarecer si la fortuna oculta de Juan Carlos de Borbón se nutrió de donaciones o en calidad de qué le llegaba el dinero y, sobre todo, de dónde procedía.

El militar que fue servidor de confianza del monarca ha permanecido en jubilación y estricto silencio, entre una finca extremeña y un chalé en la periferia rica de Madrid. El aristócrata primo del rey ha mantenido una actividad de recuperación y aportación de papeles.

El 22 de marzo tuvo lugar la última comparecencia de Álvaro de Orleans ante autoridades españolas. Acudió desde Mónaco a declarar como testigo, sin abogado, ante la Fiscalía del Tribunal Supremo. Su comparecencia se produjo casi un mes después de que el abogado del rey emérito, Javier Sánchez-Junco, confirmara en un comunicado la segunda regularización fiscal presentada por el monarca.

Todo el dinero regularizado entonces, 4.395.901 euros y 96 céntimos, era el resultado de gravar con el tipo correspondiente los ingresos que –la Agencia Tributaria, en su examen de la declaración complementaria presentada, intenta aclarar si  como dávida o como pago- recibía de la Fundación Zagatka.

Fundación familiar

Sigue la entidad en el registro de Familienstiftung (fundaciones familiares) de Liechtenstein, pero con los fines sociales cambiados y el nombre de Felipe VI borrado de su lista de beneficiarios, tal como exigió en pleno confinamiento general por el covid el actual rey de España. Se dedica ahora Zagatka más al fin secundario con el que nació –albergar los bienes de su administrador, Álvaro de Orleans- que al primario: apoyar financieramente a monarcas parientes con problemas, especialmente los relacionados con la corona española.

El equipo de abogados que asesora en Mónaco y Suiza a Álvaro de Orleans ha remitido a al abogado de Juan Carlos toda la documentación que éste solicitó para presentarla ante Hacienda en la segunda regularización, y eso, como han venido manteniendo fuentes de ese equipo legal, “a pesar de que la regularización es una decisión ajena” a su cliente.

Se trata de los comprobantes de disposiciones de efectivo y pagos de vuelos y servicios de los que se hizo cargo la fundación Zagatka entre 2014 y 2018.  

Ninguna de las fuentes consultadas por este diario ha confirmado si en este año transcurrido Álvaro de Orleans o algún emisario suyo ha sido una de las visitas que el rey Juan Carlos ha recibido en su retiro de Abu Dabi.

Nicolás Murga, coronel del Ejército del Aire, fue un estrecho ayudante de Juan Carlos I.

/ El Periódico

Noticias relacionadas

El mismo interés para el esclarecimiento de la fortuna opaca del monarca abdicado sigue teniendo el testimonio del coronel Murga. El algo oficial del Ejército del Aire administraba una cuenta en Ibercaja que recibía ingresos que encendieron la alarma del Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales. De esa cuenta salían fondos para pagar gastos de la vida privada del rey emérito y parte de su familia. Se nutría de la generosidad del millonario mexicano Allen Sanginés-Krause.

Un grupo de  ingresos de alrededor de 100.000 euros realizados por su beneficiario en esa cuenta, como si se estuviera devolviendo dinero, podría servir en el futuro para que los asistentes jurídicos de Juan Carlos I argumenten que aquellos fondos eran prestados, y no regalados. De que el coronel lo corrobore ante las autoridades fiscales depende la calidad de las paces que el rey emérito trata de hacer con Hacienda.