Segunda jornada de su gira económica

Sánchez aspira a hacer de España el "Hollywood de Europa"

  • Ofrece incentivos fiscales y facilidades como la agilización de visados a las superproductoras americanas, que demandan localizaciones y formación

  • Pretende también profundizar en la colaboración con la NASA y subraya la "apuesta estratégica" de su Gobierno por el español como "lengua de futuro"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las instalaciones del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, en Pasadena (California), y posa delante de una réplica del ’rover’ Mars 2020 Perseverance, este 22 de julio. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en las instalaciones del Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, en Pasadena (California), y posa delante de una réplica del ’rover’ Mars 2020 Perseverance, este 22 de julio.  / AFP / ROBYN BECK

10
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

Pedro Sánchez mira al futuro. Al potencial de la industria aeroespacial, al español y sus culturas (en plural) como una "lengua de progreso y de emprendimiento", a la meca del cine y de la producción audiovisual para hacer de España "el Hollywood de Europa". Son universos distintos, pero la Moncloa buscó ese hilván entre ellos, el futuro, la modernización de España, la difusión de su cultura, de su ciencia, de su conocimiento y de su industria de la tele y el cine para coser la segunda jornada del presidente en Estados Unidos. El segundo paso de una gira económica, no política, con la que el Ejecutivo pretende captar inversión americana para apuntalar la recuperación.

Documento

Discurso de Pedro Sánchez en Universal Studios (22/07/2021)

Y si en Nueva York el presidente se centró en los fondos y las gestoras de activos, el principal objetivo que le llevó a Los Ángeles fue la promoción de España de cara a las grandes productoras. El Gobierno quiere que el país se convierta en un gran plató de la industria audiovisual, ahora en expansión por el auge de las plataformas (más aún con la pandemia). El Ejecutivo quiere aprovechar también el Brexit, ya que Londres ha sido tradicionalmente, junto con Hollywood, el set favorito para las productoras. Hacer de España un polo de referencia mundial dentro de un sector que ha visto crecer sus oportunidades de negocio y que puede fortalecerse en nuestro país gracias a la ayuda de los fondos europeos.

Sánchez se reunió en los estudios Universal de Los Ángeles con los representantes de los gigantes del sector: Netflix, HBO-Warner, NBC Universal, Apple TV, Disney, Paramount o Amazon Studios. A ellos les detalló el plan 'España, 'hub' audiovisual', que él mismo presentó en marzo en Madrid y que busca aumentar un 30% la producción audiovisual de España al final del periodo 2021-2025, tiempo en el que se prevé una inversión pública de 1.603 millones de euros.

Los representantes de los grandes del sector agradecen la disposición del Gobierno y su "liderazgo"

“España tiene todo lo necesario desde el punto de vista administrativo y de incentivos fiscales, así como todos los posibles paisajes y decorados para recibir nuevos proyectos y crear nuevas narrativas. Aspiramos a ser, si me permitís la comparación, el Hollywood de Europa”, remachó el jefe del Ejecutivo en el evento-cóctel que siguió a la cita, ya en abierto. Antes que él, los ejecutivos de Universal (Donna Langley), Netflix (Bela Bajaria) o HBO (Jay Roewe), agradecieron la disposición del Ejecutivo español y su "liderazgo". No repararon en elogios. A Sánchez y a su equipo se les veía satisfechos: el viaje a EEUU, mucho más armado que la primera gira que emprendió nada más llegar a la Moncloa, estaba saliendo bien, por la buena acogida, señalaban, de los planes del Ejecutivo y por la deferencia de que fuera el propio presidente el que pilotara la interlocución con el sector.

El Gobierno está convencido de que España tiene un potencial de crecimiento claro, porque además las productoras buscan "apuestas a largo plazo", de una "suficiente dimensión" como para satisfacer los contenidos que demandan. Nuestro país es escenario de potentes rodajes -en otoño se grabará la precuela de 'Juego de tronos' y Wes Anderson eligió Chinchón (Madrid) para su última película- y de producciones que han dado la vuelta al mundo, como 'La casa de papel' o 'Élite', recordó. El Gobierno ofrece, para empezar, incentivos fiscales: a lo largo de 2020 modificó la normativa que afecta a los beneficios tributarios aplicables a las producciones audiovisuales en España, situándose al nivel de los países más competitivos de nuestro entorno.

Pero, según explicaron a los periodistas Sánchez y el director de la Oficina Económica de la Moncloa, Manuel de la Rocha, en el vuelo de Los Ángeles a San Francisco, a los grandes del sector les interesan mucho más otras cuestiones, porque no tienen problemas de dinero. Piden "formación" -es decir, que España cuente con especialistas de alto nivel para evitar desplazamientos de su propia gente desde EEUU- y agilización de la burocracia y de los visados. Ya se han facilitado los permisos rápidos de los profesionales y se está trabajando en un 'fast-track visa' para los trabajadores del sector que está hecho a la medida de sus necesidades. Y, a partir de este 24 de julio, los empleados de las producciones americanas podrán aterrizar en España sin tener que sufrir las restriccions por la pandemia del covid.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, escucha a la 'chairman' de Universal Filmed Entertainment Group, Donna Langley, durante el acto 'Spain, your location of choice' en los estudios Universal de Los Ángeles, este 22 de julio.

/ POOL MONCLOA / BORJA PUIG

Netflix fue la primera en instalarse en España. Ahora la plataforma, con quien el Gobierno ha estrechado lazos, ya está en marcha la duplicación de su centro de producción de Tres Cantos, en Madrid. El Ejecutivo cree que otras compañías pueden seguir sus pasos. España les da entrada, insisten, en el mercado latinoamericano. "También les interesan las coproducciones con RTVE. En definitiva, es un mundo que se está abriendo", indicaba Sánchez a la prensa en el avión oficial.

"Sueño de pioneros"

Eso ya era de noche. Pero a primera hora de la mañana -seis de la tarde en España-, el presidente visitó en Pasadena el Jet Propulsion Laboratory de la NASA, encargada de la exploración robótica del Sistema Solar. El JPL nació en la América de los años 1930, y fue el que construyó y lanzó los 'rovers' Perseverance y Curiosity, y todas las misiones previas a Marte, aunque también controla una larga flota de satélites que orbitan la Tierra y miden desde el nivel del agua, la humedad del suelo, el carbono en la atmósfera o la salud de la vegetación. Pasadena está conectada con España -en concreto, con la estación internacional de Robledo de Chavela, en Madrid- y Australia. Los tres emplazamientos son las antenas triangulan el espacio exterior. España colabora con la NASA a través de instituciones y organismos científicos y tecnológicos como el CSIC, el INTA, y el CDTI y a través de un grupo de empresas españolas. Y piezas de los vehículos no tripulados han sido fabricadas en España.

Una veintena de científicos e investigadores españoles trabaja en el JPL de la NASA, encargado de la exploración robótica del Sistema Solar y, en concreto, de Marte

Sánchez quiso subrayar ese vínculo en su visita a las instalaciones del JPL, acompañado del alcalde de Los Ángeles -y designado por Joe Biden como futuro embajador en la India-, Eric Garcetti, y la ministra Reyes Maroto. El presidente recorrió el centro con un grupo de científicos españoles, y recibió las explicaciones de su director adjunto, Larry James. Se detuvo en la llamada Sala Oscura -Dark Room, el 'hub' desde donde se controlan las tres estaciones espaciales- y posó junto a una réplica del robot Perseverance. El Gobierno quiere dar "continuidad e impulso a la actual colaboración con la NASA", pretende que España amplíe su colaboración "a las futuras misiones de la agencia aeroespacial estadounidense". De hecho, uno de los proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica (Perte) que prepara el Ejecutivo se centra en la industria aeroespacial, como después relataron Sánchez y De la Rocha.

"El objetivo final es el avance científico y tecnológico de la humanidad, y se consigue de muchas maneras. Y una de ellas, y una en potencia, es la exploración robótica del Sistema Solar, que es la misión del JPL, y en particular la de Marte. Nos acerca a ese sueño de pioneros que sería llegar a pisar Marte", explicaba a los medios el ingeniero catalán Marc Costa Sitja.

Él forma parte de la veintena de investigadores y científicos españoles que trabajan en el JPL, de una plantilla total de unos 6.000 empleados. Como José Siles, ingeniero jefe de la misión Asthros, nacido en Baeza (Jaén) hace 40 años (once lleva ya en la agencia), al que le apasionó el "trabajo en equipo" de la NASA, y que ahora se encarga de desarrollar el radiotelescopio que será lanzado desde la Antártida en diciembre de 2023. También integra el grupo de españoles Mar Vaquero, de 36 años (ocho en el JPL) ingeniera aeronáutica y física y máster en ingeniería aeroespacial, nacida en Gran Canaria, que condujo la sonda Cassini hasta su final, cuando se estrelló en Saturno en 2017 tras 20 años de misión. O María de Soria-Santacruz, ingeniera que estudió Aeronáutica en Barcelona y que después estudió su doctorado en el MIT y el postgrado en la UCLA. Tiene 35 años y entró con 29 en la NASA.

"España sí puede ser puntera en ciencia", apuntaba a este diario José Siles. "La prueba es la gente que está aquí trabajando. Yo estudié en una universidad pública [la Politécnica de Madrid], hice el doctorado en España. Los ingenieros formados en España no tienen nada que envidiar a los de otros países". "Sin miedo y a por ello, hay que mantener la vista al frente", animaba Mar Vaquero.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su visita a las instalaciones del JPL de la NASA, en Pasadena, California, este 22 de julio.

/ POOL MONCLOA / BORJA PUIG

"Patrimonio compartido"

Segunda parada de Sánchez. La Universidad de California en Los Ángeles (UCLA). El presidente presidió un acto para la difusión del español, "la lengua más viva del mundo", de una "riqueza formidable". El Consejo de Ministros aprobó la semana pasada la creación de una sede del Instituto Cervantes en Los Ángeles, que podrá abrir sus puertas en unos dos años -España negocia la ubicación con el alcalde de la ciudad- y que no será "un centro más", ya que su pretensión es convertirse en una "casa de lo hispano". Y es que el español, como recordó Sánchez, pero también el director del Cervantes, el poeta Luis García Montero, es el segundo idioma materno más hablado del mundo, tras el chino mandarín, y la segunda lengua de comunicación internacional, solo superada por el inglés. Hay 490 millones de hablantes nativos (585 si se suman los que lo estudian), y es la segunda lengua más hablada en EEUU, con 60 millones de personas. Se calcula, además, que en 2060 EEUU será el segundo país hispanohablante del mundo, después de México, y que el 27,5% de la población del país tendrá origen hispano.

El español, recalca Sánchez, es la "lengua de progreso, modernidad, futuro y emprendimiento", de "ciencia" y "tecnología", y el mejor "embajador comercial, de libertades y cultural del país"

El español tiene un protagonismo "muy claro" en el estado de California y en Los Ángeles. "Defender el español supone darle prestigio como lengua de cultura, de ciencia y de transformación tecnológica, un orgullo para su gente", subrayó García Montero, quien insistió en su identidad "abierta", inclusiva. Su intervención conectó con la del presidente. El español, subrayó Sánchez, es la "lengua de progreso, modernidad, futuro y emprendimiento", de "ciencia" y "tecnología", y el mejor "embajador comercial, de libertades y cultural del país". La lengua "y las culturas asociadas a ella" son un "patrimonio compartido a ambos lados del Atlántico", "que nos pertenece a todos y hemos de darla a conocer entre todos", mantuvo. Porque el español, en California y en EEUU, apuntaló, "ha dejado de ser una lengua foránea para ser una lengua nativa". Y es un idioma al que "le sienta bien el mestizaje". Para el Gabinete que preside, añadió, el español es una "apuesta estratégica", "decidida".

Noticias relacionadas

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con la hispanista Barbara Fuchs, galardonada con el Premio Ñ del Instituto Cervantes, y con la ministra de Industria, Reyes Maroto, este 22 de julio en la Universidad de California Los Ángeles (UCLA). 

/ POOL MONCLOA / BORJA PUIG

En la UCLA intervino, además de su rector, Gene Block, la hispanista y profesora de la universidad Barbara Fuchs, primer Premio Ñ del Instituto Cervantes, que entregará el Rey en la próxima reunión del patronato, en el otoño. El español, dijo, representa en California tanto el "idioma hogareño", el de los hispanos, como el de la investigación, pero aún sigue siendo una lengua "discriminada". Por eso cree que también hay que difundir el teatro clásico. Que igual que se habla de Shakespeare se hable de Lope de Vega. Mirar hacia atrás, para también mirar hacia delante.