Invoca el vaticinio de Maragall

Puig carga contra el "'procés invisible'" de Madrid basado en el "dumping fiscal"

  • El presidente valenciano plantea un impuesto para las rentas altas de esta autonomía

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig.

El presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. / JOSÉ NAVARRO

2
Se lee en minutos
Europa Press

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha cargado este miércoles contra el "'procés' invisible'" y la "competencia desleal" que, a su juicio, ejerce la Comunidad de Madrid respecto a otros territorios porque, según ha dicho, "atrae bases imponibles de otros territorios".

En su intervención en el Desayuno Informativo de Europa Press, Puig se ha quejado de las rebajas fiscales de Madrid para las rentas altas "gracias a las ventajas de la capitalidad, que concentra actividades públicas y privadas y que permite hacer dumping fiscal". Por ello, ha citado el vaticinio del expresidente de la Generalitat de Catalunya Pasqual Maragall, que dijo "Madrid se va". "Hoy, aquella deriva ha cristalizado en el 'procés' invisible de Madrid", ha lamentado Puig.

Puig, considera que "podría ser una opción" el planteamiento de establecer un impuesto específico para las rentas altas de la Comunidad de Madrid ante el "'procés' invisible" y la "competencia desleal" que, a su juicio, ejerce esta región respecto a otros territorios porque, según ha dicho, "atrae bases imponibles de otros lugares". En este contexto, ha defendido la "gran reforma fiscal que necesita España" que, según ha dicho, "debe atender a los nuevos impositivos". En cualquier caso, ha destacado que "lo que no tiene que cambiarse es lo que dice la Constitución, que debe haber una fiscalidad progresiva y que tienen que pagar las personas que tienen mayor rendimiento".

Así, ante la armonización fiscal que defiende respecto a la Comunidad de Madrid, ha puesto en valor "lo que ha dicho la OCDE en relación a esta región": "Por lo tanto, busquemos la mejor solución. No voy a improvisar un impuesto pero sí que esa vía tiene que estar presente".

Conferencia de presidentes cada seis meses

Noticias relacionadas

Precisamente sobre esta reunión con los mandatarios autonómicos y el Gobierno central, Puig ha propuesto, "para profundixar en la federalización", que se institucionalice esta Conferencia de Presidentes con "al menos" una reunión semestral. También, plantea en este afán federalista que se reglamenten las Conferencias Sectoriales y avanzar, "de una forma pragmática", en la reforma del Senado "para que se cumpla la actual Constitución cuando habla de Cámara territorial".

Por último, el presidente valenciano ha planteado también la descentralización de algunas estructuras como el Centro Nacional de Danza o Puertos del Estado. Es más, ha lanzado la pregunta de por qué "la fiesta nacional de España se celebra siempre en el mismo sitio".