Por los sobres con balas

Archivada la investigación sobre las cartas amenazantes a Iglesias, Grande-Marlaska y María Gámez

  • La juez no ha podido avanzar en la identificación del autor de la remisión de los sobres con balas

Imagen publicada en la cuenta de Twitter de Pablo Iglesias en la que se ve el mensaje y las balas que iban en el sobre.

Imagen publicada en la cuenta de Twitter de Pablo Iglesias en la que se ve el mensaje y las balas que iban en el sobre.

1
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

La juez de Instrucción número 3 de Madrid, María Isabel Durántez, ha procedido a archivar la investigación sobre las cartas amenazantes con balas en su interior que recibieron el entonces candidato de Podemos, Pablo Iglesias; el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la directora de la Guardia Civil, María Gámez. La decisión, revocable si aparece algún indicio nuevo, obedece a que las diligencias practicadas no han permitido avanzar en la identificación del autor de las misivas.

El propio Iglesias, a través de su cuenta de Twitter, dio a conocer que había sido víctima de amenazas al recibir un sobre con balas, según le había informado el Ministerio del Interior, cuyo titular, Grande-Marlaska, también había recibido otro. Después se sumó el de Gámez y los envíos marcaron la campaña electoral del 4-M en Madrid.

A Interior y a la Guardia Civil

Noticias relacionadas

La dirigida al entonces líder de Podemos tenía dos balas del fusil tipo Cetme y un mensaje: "Has dejado morir a nuestros padres y abuelos. Tu mujer, tus padres y tú estáis sentenciados a la pena capital. Tu tiempo se agota". El sobre enviado al ministro guardaba dos cartuchos sin percutir del calibre 7,62x51 y un escrito que decía textualmente: "Tienes 10 días para dimitir. El tiempo de reírte de nosotros se terminó. Policía Nacional, Guardia Civil. El tiempo lo tienes en contra para los taponazos".

La directora de la Guardia Civil, por su parte, recibió la carta en la secretaría de su despacho, con un cartucho del calibre de 7,62 mm. Días después la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto, recibió en su Ministerio otro sobre con una navaja manchada con gotas rojas. El remitente fue un vecino de El Escorial con problemas de salud mental que había enviado otras cartas amenazantes.