Nuevas cuentas públicas

Díaz desvela que la negociación presupuestaria con el PSOE arranca esta semana

  • La vicepresidenta segunda señala la importancia de realizar una reforma fiscal pese a la negativa de sus socios

La vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, en un acto de Inspección de Trabajo.

La vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, en un acto de Inspección de Trabajo. / Cézaro de Luca / EPC

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

La negociación entre PSOE y Unidas Podemos de los Presupuestos Generales del Estado para 2022 echará a andar esta semana. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha desvelado que en los próximos días tendrá lugar la primera reunión entre el secretario de Estado de Derechos Sociales y negociador de los morados, Nacho Álvarez, y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En una arenga a los suyos en los que les ha pedido luchar en esta negociación para lograr desplegar toda la agenda social recogida en el acuerdo de coalición, la líder de Unidas Podemos ha señalado que la reforma fiscal será una de sus prioridades, pese a la reticencia de los socialistas.

Díaz ha reunido al grupo parlamentario de Unidas Podemos, además de ministros y secretarios de estado, para avisarles de las negociaciones que están por venir. La vicepresidenta segunda tiene un talante muy diferente al de Pablo Iglesias, pero siempre ha dejado claro que eso no le impedirá exigir lo marcado en el acuerdo de coalición. "Lo que tenemos que plantearnos en esta negociación que arranca esta misma semana con el PSOE es tener la determinación de que estos presupuestos tienen que dar respuesta a la crisis social, climática y de cuidados que forman parte de nuestras vidas", les ha explicado a sus diputados.

Según ha dicho, las cuentas públicas del próximo año "han de servir para desplegar con fuerza la agenda social" porque esto supone "propiciar que el crecimiento llegue a todos los hogares". "Si no es ahora, ¿cuándo va a ser?", ha preguntado a los 25 parlamentarios que conformar su grupo. Además, ha recalcado en varias ocasiones que "hablar de la agenda social del Gobierno es hablar de que de esta crisis no pueden salir perjudicadas las de siempre".

El primer roce

La clave de todo esto, ha asegurado, son los ingresos públicos necesarios para invertir en servicios público. En este punto es en el que los morados chocan con sus socios de Gobierno. Díaz ha explicado que los Presupuestos deben servir para "redistribuir la renta y los beneficios de quienes más tienen" y ha señalado que hay que "modernizar la estructura de ingresos fiscales" y diseñar una nueva política. "Los que más tienen, más tienes que aportar a las arcas públicas"; ha resumido.

En definitiva, la vicepresidenta segunda ha pedido incluir en el proyecto de Presupuestos una reforma fiscal. No obstante, varios ministros socialistas, entre ellos la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, rechazaron esta idea y la relegaron a las cuentas públicas de 2023, cuando la recuperación económica se haya consolidado.

Noticias relacionadas

Los apoyos parlamentarios

En el acto también ha participado el director de gabinete de Díaz, Josep Vendrell, que ha explicado que la primera reunión entre los negociadores de Unidas Podemos y del PSOE será a lo largo de esta semana y que, una vez consensuado un texto, cada parte negociará con los distintos grupos parlamentarios. A este respecto, ha recalcado que los Presupuestos serán aprobados por el "bloque de gobierno de la mayoría progresista y plurinacional". Es decir, con el apoyo de ERC, PNV, EH Bildu, Más País y Compromís, entre otros.