Recurso de Vox

Un TC partido por la mitad seguirá este miércoles debatiendo el estado de alarma

  • El voto de la vicepresidenta será decisivo para declarar la constitucionalidad o inconstitucionalidad de las medidas adoptadas por el Gobierno de Sánchez

Tribunal Constitucional.

Tribunal Constitucional. / AGUSTÍN CATALÁN

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

Un Tribunal Constitucional partido literalmente por la mitad tendrá que seguir este miércoles debatiendo si el primer estado de alarma, con el que el Gobierno de Pedro Sánchez estableció la restricción de movilidad para luchar contra la pandemia, fue constitucional o no. El pleno, compuesto actualmente por 11 miembros, está tan dividido que el voto de la vicepresidenta del tribunal, Encarnación Roca, será el que determine que la balanza se incline hacia un lado u otro, una situación nada óptima cuando de lo que se trata es de determinar si se ha incumplido o no la Constitución a la hora de combatir el covid.

Fuentes del alto tribunal señalan a este diario que Roca aún no ha intervenido en las deliberaciones y no ha querido adelantar a sus compañeros si comparte la propuesta de sentencia del magistrado Pedro González-Trevijano, que no se opone a las medidas acordadas por el Ejecutivo de Sánchez, pero entiende que el confinamiento domiciliario debería haber sido acordado con un estado de excepción, porque el de alarma, que se levantó hace ahora un año, no es suficiente para una restricción semejante del derecho a la libre circulación. A favor de esta propuesta hay cinco magistrados, todos de tendencia conservadora, mientras que a los tres progresistas se han sumado el presidente del TC, Juan José González Rivas, y Andrés Ollero.

Cinco a cinco

El voto de Roca resulta crucial, porque el resto de compañeros, aunque aún no han intervenido todos en el pleno (todavía faltan cinco), sí ha adelantado su parecer, aunque haya sido de forma extraoficial en conversaciones informales. Los cinco que apoyan la propuesta de González-Trevijano son Alfredo Montoya, Santiago Martínez-Vares, Antonio Narváez y Ricardo Enríquez.

Juan José González Rivas y Andrés Ollero ven constitucional el estado de alarma y abogan por rechazar el recurso de inconstitucionalidad presentado por Vox. Su voto se sumaría de esta forma al de los magistrados a los que se atribuye una sensibilidad progresista, Cándido Conde-Pumpido, Juan Antonio Xiol y María Luisa Balaguer.

Noticias relacionadas

Aunque este segundo grupo cuenta con el apoyo del presidente, este no puede hacer uso de su voto de calidad, porque la actual composición del pleno del Constitucional es de 11 magistrados y no de 12, como marca la propia Constitución, porque nunca se sustituyó al magistrado Fernando Valdés, que abandonó el Constitucional al abrirse juicio oral contra él por violencia machista. Al ser un número impar nunca puede haber empate, lo que va a hacer posible que un asunto de tal trascendencia como la lucha contra la pandemia se decida por un único voto.

La decisión del alto tribunal era esperada con impaciencia por el Tribunal Supremo y los Tribunales Superiores de Justicia para que marcara criterio sobre las medidas constitucionales para luchar contra el covid y su dictamen fuera tenido en cuenta a la hora de dictar sus propias decisiones.