Órgano fiscalizador del sector público

¿Qué es el Tribunal de Cuentas? Miembros, funciones...

  • Vigila la actuación de las administraciones, de los partidos políticos y de las fundaciones

  • Los 12 consejeros son elegidos por el Congreso y el Senado por un periodo de nueve años

¿Qué es el Tribunal de Cuentas? Miembros, funciones...
3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Un nuevo protagonista ha entrado en escena en el conflicto catalán: el Tribunal de Cuentas (TCu). Una semana después de la concesión de los indultos a los líderes del 'procés' por parte del Gobierno de Pedro Sánchez, este organismo comunicó a más de una treintena de exdirigentes independentistas que se les reclama provisionalmente casi 5,5 millones de euros por los gastos del vinculados a la internacionalización del 'procés' y el referéndum unilateral 1-O. La polémica estaba servida. Pero, ¿qué es el Tribunal de Cuentas?. Aquí te explicamos cuáles son sus funciones, cómo se elige a sus miembros y qué perfiles son:

¿Qué es el TCu? 

El Tribunal de Cuentas está reglado por la Ley Orgánica 2/1982 en la que se establece que se trata del máximo órgano "fiscalizador de las cuestas y de la gestión económica del Estado y del sector público". Es decir, se encarga de inspeccionar la administración de los recursos monetarios públicos por parte de las administraciones. Además, tiene carácter nacional, independientemente de que en algunas comunidades autónomas existan órganos similares. Por ejemplo, en Catalunya o la Comunidad Valenciana existe la Sindicatura de Comptes.

¿Cuáles son sus competencias?

La norma reguladora del TCu recoge que este órgano tiene dos funciones principales. La primera de ella, es la "fiscalización externa, permanente y consultiva de la actividad económica-financiera del sector público". Este "sector público" que supervisa el Tribunal de Cuentas está compuesto por todos los niveles territoriales (corporaciones locales, comunidades autónomas y la administración del Estado), las entidades gestoras de la Seguridad Social, los organismos autónomos y las sociedades estatales. A este grupo hay que sumarle también la fiscalización de los partidos políticos.

La segunda de sus funciones es el "enjuiciamiento contable en que pueden incurrir quienes tengan a su cargo el mano de caudales o efectos públicos". Es decir, tiene autoridad para juzgar y hacer ejecutar lo juzgado, por lo que puede exigir cuentas que deban rendir quienes recauden, intervengan, administren custodien, manejen o utilicen bienes o caudales públicos.

¿Cuántos miembros hay y cómo se eligen?

El Tribunal de Cuentas está compuesto por 12 consejeros que son elegidos por el Congreso de los Diputados y el Senado -seis cada uno-. Para este procedimiento, cada partido debe presentar a sus candidatos y después deben ser aprobados por tres quintos de cada uno de las Cámaras, lo que supone una mayoría reforzada. Una vez elegidos tienen un mandato de nueve años. Cada tres años, estos 12 consejeros deben elegir al presidente del órgano. A los 12 miembros se suma un fiscal, dependiente del fiscal general del Estado.

Según la Ley orgánica, todos los miembros deben ser escogidos entre "censores del Tribunal de Cuentas, censores jurados de cuentas, magistrados y fiscales, profesores de universidad y funcionarios públicos pertenecientes a cuerpos para cuyo ingreso se exija titulación académica superior, abogados, economistas y profesores mercantiles". Además, se detalla que todos ellos deben ser "de reconocida competencia, con más de quince años de ejercicio profesional".

Noticias relacionadas

¿Cuál es el equilibrio de poder?

En julio de 2012, el Congreso de los Diputados y el Senado eligió a los 12 miembros que componen el TCu. El primer Gobierno de Mariano Rajoy había arrancado siete meses antes, en las elecciones de diciembre de 2011, y el PP tenía una mayoría en ambas Cámaras. Este equilibrio de fuerzas se trasladó a la composición del Tribunal de Cuentas: siete consejeros fueron elegidos a propuesta de los populares y cinco a propuesta del PSOE.

No obstante, en 2018, Lluis Armet, sugerido por los socialistas, renunció a su cargo y aún no ha sido reemplazado. Por tanto, en la actualidad está formado por siete consejeros elegidos por el PP y cuatro por el PSOE.


¿Qué perfiles tienen?

La elección de los miembros del Tribunal de Cuentas deja claro que se trata de un órganos bastante politizado. Entre los consejeros que fueron elegidos a propuesta del PP está Manuel Aznar López, hermano del expresidente del Gobierno José María Aznar o Margarita Mariscal de Gante, ministra de Justicia durante el primer Ejecutivo de Aznar (1996-2000). Los socialistas, por su parte, incluyeron a Enriqueta Chicano Jávega, expresidenta de la Federación de Mujeres Progresistas, o al citado Armet, que fue diputado en el Parlament de Catalunya por el PSC.