Desde el País Vasco

Casado acusa a Sánchez de no ser "buena persona" por hacer una "carnicería" en el Gobierno

  • El líder del PP exime a todos los ministros salientes y dice que actuaban bajo las órdenes del presidente

  • Reprocha al jefe del Ejecutivo dejar "toda la radicalidad" en su gabinete al no tocar el peso de Unidas Podemos

El líder del PP, Pablo Casado, en la clausura de la escuela Miguel Ángel Blanco en Ermua

El líder del PP, Pablo Casado, en la clausura de la escuela Miguel Ángel Blanco en Ermua / Ion Alcoba / Europa Press

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

La conclusión que Pablo Casado ha extraído de la crisis de Gobierno es que Pedro Sánchez "no es una buena persona". El líder del PP ha puesto en duda la bondad del jefe del Ejecutivo por la "carnicería" que llevó a cabo el sábado al remodelar su gabinete, dejando fuera a su núcleo más duro de fieles e incluyendo a siete nuevos ministros, "muy verdes y todos a dedo". Además, ha lamentado que la reforma del Consejo de Ministros no haya tocado a los representantes de Unidas Podemos ni sirva para romper lazos con el independentismo.

"Sánchez no es una buena persona. Ha sido capaz de aniquilar, de hacer una escabechina en su propia gente, a los más diligentes y a los más obedientes que habían cumplido con lo que él les había encargado", ha denunciado Casado en referencia a Carmen Calvo, José Luis Ábalos o Iván Redondo. En la clausura de la escuela Miguel Ángel Blanco en Ermua, el líder del PP ha eximido de sus responsabilidades a los ministros salientes a los que durante meses había atacado. Según ha dicho, ninguno de ellos hizo nada por voluntad propia, sino "porque se lo ordenó Sánchez".

Para Casado, la "carnicería" -palabra con retintín tras la polémica por la recomendación del ministro de Consumo, Alberto Garzón- de Sánchez demuestra que es "el antilíder, una persona egoísta y cobarde que es capaz de tirar a los suyos por la borda para intentar aligerar algo de peso y mantenerse unos meses más en el poder". Así ha afeado que el líder del PSOE haya sido capaz de "traicionar a sus propios amigos" que le apoyaban desde las primarias del PSOE. Para él el resumen es que "no es una buena persona".

¿Y Podemos?

Noticias relacionadas

También ha molestado a Casado que Sánchez no haya tocado la parte de Unidas Podemos. La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, negoció con el jefe del Ejecutivo que la crisis de Gobierno no afectaría a los morados y el líder del PP le reprocha haber mantenido "toda la radicalidad" en el Consejo de Ministro y dejar claro que no es un Gobierno "unido", sino "confederal".

"Hemos cambiado las marionetas, pero mantenemos al que las mueve", ha continuado, señalando que Gabriel Rufián, Quim Torra, Pere Aragonès o los dirigentes de EH Bildu siguen marcando la actuación del Gobierno de coalición. Casado ha insistido en que "el problema" es Sánchez y solo se solucionará si disuelve las Cortes y convoca elecciones.