OPERACIÓN VOLOH

La Guardia Civil sostiene que Vendrell utilizó sus contactos políticos para sus negocios

  • Los agentes aportan al juez mensajes de móvil del exdirigente de ERC con altos cargos de la Generalitat sobre Villa Bugatti

Xavier Vendrell, tras declarar el pasado octubre en la Ciutat de la Justícia.

Xavier Vendrell, tras declarar el pasado octubre en la Ciutat de la Justícia. / RICARD CUGAT

1
Se lee en minutos
J. G. Albalat
J. G. Albalat

Redactor

Especialista en Judiciales

Escribe desde Barcelona

ver +

La Guardia Civil considera que el 'exconseller' de ERC Xavier Vendrell utilizó "sus contactos políticos", entre ellos exmiembros del Govern y actuales altos cargos, para "garantizar el éxito del negocio" que proyectaba en Villa Bugatti, en Cabrera de Mar (Maresme). Así lo expone el instituto armado en el último informe que ha presentado al juez de Barcelona Joaquín Aguirre, que instruye el 'caso Voloh' de presunto tráfico de influencias y malversación. El togado está investigando las supuestas irregularidades en la modificación urbanística del terreno y si lo que se pretendía con el cambio de valor del solar era obtener una fuente de ingresos anómala.

El informe de la Guardia Civil parte de los datos hallados en el teléfono móvil de Vendrell, que fue detenido en octubre del 2020. En concreto, analizan los mensajes que envió y recibió en relación con Villa Bugatti y algunos de ellos sobre los permisos necesarios para instalar en ese solar un centro para menores con problemas de autismo, dislexia o déficit de atención. Los agentes sostienen que fue el 'exconseller' d'Interior, Miquel Buch, quien "habría intercedido" con el alcalde de Cabrera de Mar, lugar donde esta ubicado este terreno.

Contacto con altos cargos

Noticias relacionadas

Vendrell, detalla el dictamen, entabló contacto con el que fuera 'conseller' Josep Bargalló y Chakir El Homrani, así como con otros altos cargos de los departamentos de Educación, Trabajo, Economía o Territorio. En este sentido, nombra al actual titular de la cartera de Educación, Josep González Cambray, que entonces pertenecía al equipo de Bargalló. "Todo ello para garantizar que su proyecto fuese aprobado y se extendiese a las actividades" de la fundación El Brot, que cuenta con un centro para menores con problemas de dislexia y trastornos de atención en Sant Joan Despí. Vendrell también pretendía construir un nuevo recinto de estas característica en Villa Bugatti, donde también hay un restaurante y se realizó eventos a lo largo del verano del 2020.

Los agentes aseguran que "ante la lentitud de la tramitación de la modificación urbanística", Vendrell calificó a los responsables del Ayuntamiento de Cabrera de "inútiles" y recurrió a sus influencias en la Administración para "obtener fondos" de la fundación de una entidad bancaria y préstamos del Institut Català de Finances (ICF).