Contra la Constitución

Vox redobla sus amenazas a la libertad de prensa

  • El partido ultra señala al editor de 'El Jueves' y desvela la dirección de su despacho

Santiago Abascal.

Santiago Abascal. / EFE / FERNANDO VILLAR

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Cada vez es menos raro -o más normal- que parte de la clase política española ponga en jaque la libertad de prensa. Vox, con sus vetos a periodistas y su desprecio reconocido hacia la mayoría de los medios de comunicación, se ha convertido en el adalid de este movimiento contra el derecho fundamental que recoge el artículo 20 de la Constitución. El último movimiento del partido ultra ha sido instigar a sus seguidores contra el editor de la revista satírica 'El Jueves', al que pusieron nombre, apellidos y dirección. No obstante, los de Santiago Abascal no son los únicos que amenazan a la prensa. Varios dirigentes de Podemos también han señalado a periodistas por su trabajo.

Si por algo se caracterizó la formación de extrema derecha desde que inició su andadura nacional fue por el veto a la prensa. Los dirigentes de Vox redactaron una lista negra de medios de comunicación y periodistas que no podían acudir a los actos que celebraban en su sede y a los que se excluyó de todos los canales de información del partido. Las críticas de asociaciones de periodistas, de políticos y de la sociedad civil no les hizo recapacitar. Lejos de ellos, el partido ultra ha endurecido sus ataques a la prensa.

Del desprecio continuo hacia periódicos y cadenas de televisión -a 'El País' le llaman 'Lo País'; al 'ABC' el 'PPC' o a 'La Sexta', 'La Secta'- los de Abascal dieron un paso más allá al señalar a periodistas con nombre propio. En los actos de campaña, la formación de extrema derecha proyectaba vídeos de profesionales de la comunicación de todo signo político que eran recibidos con silbidos y abucheos ensordecedores de los asistentes.

Nombres y apellidos

No obstante, Vox sobrepasó todo límite al señalar el pasado martes al editor de la revista satírica 'El Jueves' y presidente de RBA, Ricardo Rodrigo Amar. A través de un mensaje publicado en la cuenta oficial de Twitter del partido, denunciaron que esta publicación "difunde odio contra millones de españoles a diario". "Es posible que muchos de ellos le empiecen a exigir responsabilidades cuando le vean salir de su despacho de la Diagonal de Barcelona", sentenciaron a renglón seguido.

Estas palabras, con un claro tinte de amenaza contra el editor de la revista que lleva publicándose desde 1977, levantaron las críticas de todas las formaciones de izquierda. El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, tachó la publicación de "prácticas fascistas"; el secretario del grupo parlamentario socialista, Rafael Simancas, de "matonismo nazi" y exigió a Pablo Casado romper sus lazos con los ultras. Podemos, a través de su cuenta en Twitter, denunció que haya un "partido político violento instigando a sus esbirros, de forma velada y cobarde, para que acosen a un ciudadano".

La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) denunció este intento de "intimidar" a los periodistas y Reporteros Sin Fronteras avisó de que Vox está cruzando "los límites legales". PP y Cs, por su parte, evitaron pronunciarse por la polémica.

Dominar los medios

Noticias relacionadas

La apuesta de Vox por una prensa controlada quedó clara cuando compraron el medio de comunicación 'La Gaceta de la Iberosfera'. Este diario digital, perteneciente al Grupo Intereconomía, fue adquirido por la Fundación Disenso el 12 de octubre de 2019 -coincidiendo con el día de la Hispanidad-. Entre los patronos de esta entidad está Abascal y el eurodiputado de Vox Hermann Tertsch. Esta último es, además, presidente del Consejo Editorial de La Gaceta de la Iberosfera.

El partido de extrema derecha no es el único que tiene un medio de comunicación a su disposición. Siguiendo la misma estrategia, Podemos también tiene un diario digital afín. La exasesora de Pablo Iglesias, Dina Bousselham, fundó 'La Última Hora' el pasado año. Los morados han aprovechado esta plataforma para señalar a periodistas por publicar informaciones perjudiciales sobre el partido. A esto se suma que varios dirigentes del partido han atacado en los últimos años a profesionales de los medios.