Curso de El Escorial

Casado promete resucitar la economía española en 100 días si llega a la Moncloa

  • El líder del PP quiere que de la convención nacional de octubre salgan "leyes escritas" que él pueda aplicar como presidente

Pablo Casado pronuncia una conferencia sobre la economía española en el curso de El Escorial, el pasado martes.

Pablo Casado pronuncia una conferencia sobre la economía española en el curso de El Escorial, el pasado martes. / Zipi / Efe

2
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

Pablo Casado tiene en su hoja de ruta marcada en rojo la última semana de septiembre, cuando el PP organizará mesas de debate por toda España que culminarán con la convención nacional los días 2 y 3 de octubre en Valencia. En esos actos, habrá más de 200 ponentes de todos los sectores con los que el líder del PP quiere "renovar el agua del pozo ideológico", que ve algo "seco" en los últimos años. Casado se ha propuesto que entre los invitados haya también personas con sensibilidades ideológicas "diferentes" ['La Razón' señala hoy que participará Albert Rivera, algo que el PP no confirma ni tampoco desmiente] y que de esas conversaciones salgan, ha concretado este martes, "leyes escritas" que él pueda aprobar en sus primeros "100 días" si llega a la Moncloa. Así lo ha dicho en una conferencia que ha pronunciado en los tradicionales cursos del PP que la Universidad Complutense organiza en El Escorial, en el que ha estado escudado por Luis de Guindos, exministro de Economía y ahora vicepresidente del Banco Central Europeo.

Noticias relacionadas

Casado se ha comprometido a "desfibrilar" la economía española en sus primeros tres meses en el Gobierno. Resucitarla, ha dicho, del estado lamentable en la que cree que la dejará Pedro Sánchez tras la pandemia. El líder de los conservadores ha exigido al jefe del Ejecutivo que no suba las cotizaciones sociales, algo que está estudiando el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. "No consideramos que sea lo más acertado con cinco millones de desempleados que se encarezca la creación de empleo y la contratación de otros trabajadores", ha declarado. También ha lamentado que el Gobierno siga diciendo que va a derogar al reforma laboral de Mariano Rajoy, que él cree que está funcionando y que, si hay que tocarla, es para "hacerla más competitiva". "El aviso que estamos dando es que hay que hacer reformas y empezar a pensar en la estabilidad presupuestaria", ha proclamado Casado, para añadir que el Gobierno ha rechazado las ofertas de pacto que ha planteado su partido y por eso ahora los populares deben decir que "hay otra forma de hacer las cosas". El plan del PP es: rebaja de la fiscalidad, rebaja de burocracia, aumento de la flexibilidad laboral, aumento de la formación y aumento de la seguridad jurídica.

El dirigente del PP desconfía de los buenos datos de crecimiento que se prevén para España este año y el próximo y cree que el riesgo a la inflación y la posibilidad de que el Banco Central Europeo cambie de política monetaria (después de haber reaccionado al covid dando condiciones de financiación muy holgadas tanto para los gobiernos) dejan al país en una situación de "vulnerabilidad" que hay que evitar con "reformas", "un plan de competividad, creando empleo y recaudando más aunque sea con menos tipos impositivos".