Contra el criterio de Sánchez

Unidas Podemos defiende que la autodeterminación y la amnistía tienen "encaje constitucional"

  • Asens asegura que el conflicto catalán se resolverá instalando las urnas

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, este miércoles en el Congreso

El presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, este miércoles en el Congreso / ACN

1
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Unidas Podemos se ha desmarcado de la posición de Pedro Sánchez y del sector socialista del Gobierno. El presidente del grupo parlamentario morado, Jaume Asens, ha asegurado que tanto la amnistía como el referéndum de autodeterminación que exigen los independentistas en la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat tienen "encaje en la Constitución". "Esto se resuelve en las urnas en Catalunya, que es donde se torció en su momento en 2010", ha resumido.  

Noticias relacionadas

Momentos después de que el jefe del Ejecutivo haya sentenciado que "no habrá referéndum de autodeterminación" y que el "PSOE no lo aceptará nunca jamás", Asens ha señalado que en la mesa de diálogo "se tiene que poder hablar de todo, también de autodeterminación y de amnistía". En ese punto, ha apuntado que Unidas Podemos "discrepa" con la posición esgrimida por sus aliados en el Gobierno sobre la posibilidad de celebrar un referéndum de autodeterminación en Catalunya y de promulgar una amnistía. Según ha dicho, consideran que ambas iniciativas "tienen encaje en la Constitución".

"No hay vuelta al pasado y en el camino por recorrer hay que asumir que hay que suprimir el delito de sedición... que esto se resuelve en las urnas, en Catalunya", ha recalcado Asens. Aun así, el dirigente de Unidas Podemos, que se ha deshecho en alabanzas a la "valentía" de Sánchez al conceder los indultos, ha sostenido que queda "mucho camino por recorrer" y ha marcado los tres hitos que tiene que asumir el Gobierno: "seguir avanzando en la desjudicialicación" impulsando una reforma del delito de sedición; reconocer la "plurinacionalidad" de España" y, finalmente, instalar las urnas en Catalunya.