En la Audiencia Nacional

El 'caso Kitchen' llega a su semana clave para determinar la implicación del PP

  • El juez interroga a Cospedal, su marido y su jefe de gabinete entre el martes y el miércoles

  • El jueves volverán a comparecer Villarejo y el exsecretario de Estado de Seguridad

  • Especial multimedia: Los fogones de la Kitchen. Cómo se cocinó la operación ilegal para espiar al extesorero del PP Luis Bárcenas

María Dolores de Cospedal al salir del Congreso el pasado día dos. Al fondo, Ignacio López, su marido, también imputado en el caso Kitchen.

María Dolores de Cospedal al salir del Congreso el pasado día dos. Al fondo, Ignacio López, su marido, también imputado en el caso Kitchen. / José Luis Roca

2
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

El juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón no dudó a la hora de imputar al exministro Jorge Fernández Díaz, pero prefirió tomarse su tiempo para hacer lo mismo con la exsecretaria general del PP María Dolores de Cospedal y su marido Ignacio López del Hierro. Nueve meses después de que se lo pidiera Anticorrupción será cuando el juez oiga de primera mano las explicaciones que quiera darle este martes la número dos del partido, al que se atribuye “el montaje” del dispositivo parapolicial para robar a su extesorero Luis Bárcenas lo que pudiera perjudicarle.

El magistrado, que en ese tiempo ha seguido instruyendo la causa, reúne en el auto de imputación más de una veintena de indicios contra el matrimonio que hacen pensar que la decisión de interrogarle como investigado ha sido muy meditada, lo que casa mal con la esperanza que existe en el PP de que Cospedal sea capaz de convencerle y que decida retirarle la imputación tras tomarle declaración, informa Pilar Santos.

Es cierto que no sería la primera vez que el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 adopta esta decisión una vez que ha interrogado al imputado y le ha oído negar las imputaciones, para enfado monumental de la fiscalía y las acusaciones. Pero en ninguno de esos casos esperó nueve meses para formalizar la imputación solicitada por Anticorrupción ni los autos de citación contra ellos reunían tal cantidad de indicios, como mensajes y referencias continúas del principal imputado el excomisario José Manuel Villarejo a mantenerla al tanto del dispositivo parapolicial, extremo corroborado por otros imputados, como el también excomisario Enrique García Castaño.

Desde el partido

Además, en la parte del sumario en la que se ha levantado el secreto, se ha oído reflexionar al magistrado, mientras interrogaba al chófer de Bárcenas, Sergio Ríos, en relación a que el “montaje” para entorpecer la investigación judicial del ‘caso Gürtel’ habría salido del partido en vez de Interior y, por eso se le había captado a él como confidente, a cambio de 2.000 euros mensuales de los fondos reservados.

Cospedal declarará un día después que el comisario José Luis Olivera, que comparte con ella que también hubo un momento en que se dudó de que terminara siendo imputado, pese a que el entorno de Villarejo, quiso incluso promoverle a número dos de la Policía.

Noticias relacionadas

López del Hierro, cuyas referencias en el sumario como amigo de Villarejo son continuas, está previsto que declare el miércoles, junto con quien durante años fue jefe de gabinete de la expresidenta de Castilla-La Mancha, José Luis Ortiz, al que en la agenda del expolicía consta que le informaba de los pasos que se iban dando en el operativo.

La semana de pasión para el partido terminará el jueves, cuando el juez vuelva a tomar declaración a Villarejo y al secretario de Estado de Seguridad Francisco Martínez, al que el excomisario llamaba "Chisco" y cuya relación se ha descubierto anterior a que se incorporara al Ministerio del Interior a cuyo frente estaba Jorge Fernández Díaz.