Comunicado del vencedor de la contienda interna del PSOE-A

Espadas se resiste ante Ferraz y dice que él pidió a Díaz que no dimitiera

  • El ganador de las primarias asegura que ha sido él quien ha reclamado a la secretaria general que permanezca en su puesto para que no haya una gestora

  • Subraya que no ha habido "bloqueo" por parte de Díaz y que ambos darán cuenta de su acuerdo "desde la autonomía absoluta" de la federación andaluza

El alcalde de Sevilla y próximo candidato socialista a la Junta, Juan Espadas (i), conversa con el presidente andaluz, Juanma Moreno (d), durante su primer encuentro tras las primarias del PSOE-A, este 24 de junio en el Parlamento autonómico. 

El alcalde de Sevilla y próximo candidato socialista a la Junta, Juan Espadas (i), conversa con el presidente andaluz, Juanma Moreno (d), durante su primer encuentro tras las primarias del PSOE-A, este 24 de junio en el Parlamento autonómico.  / EFE / JULIO MUÑOZ

5
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

El alcalde de Sevilla y ganador de las primarias socialistas a la Junta, Juan Espadas, da un sorprendente golpe sobre la mesa. Y nada menos que ante Ferraz, quien impulsó su candidatura frente a Susana Díaz. Es él quien no quiere que ella, Díaz, dimita ya. Quiere negociar la transición con ella, y rechaza la interferencia de la dirección federal. Y no cree en ningún caso que la salida pueda ser una gestora. Es decir, que el regidor hispalense desea pilotar él el proceso, sin la tutela de la dirección de Pedro Sánchez.

La versión de los hechos, de lo que está sucediendo en el PSOE de Andalucía tras las primarias celebradas el pasado 13 de junio, en las que él se impuso a la secretaria general y expresidenta de la Junta por un 55,05% de los votos de la militancia frente a un 38,76%, es ahora bien distinta. Ante el cúmulo de informaciones publicadas en los últimos días y los mensajes emanados desde Ferraz, el propio Espadas lanzó este jueves un comunicado a los medios en el que desvela que no ha sido Díaz la que se ha atrincherado al frente del PSOE-A. Ha sido él quien le reclamó que se quedara, porque cree que en este momento es lo mejor. 

En la nota, el regidor reiteró que el diálogo con la secretaria general, Susana Díaz, “para la adaptación de las estructuras del grupo parlamentario o aquellas cuestiones que afectan a la dirección regional del partido”, está siendo “absolutamente fluido y colaborativo”.

Espadas asegura que, “desde el primer día”, la expresidenta de la Junta “ha estado a disposición del candidato para todo lo que fuera necesario y en ningún caso se ha producido discrepancia o bloqueo alguno por su parte”. Al mismo tiempo, el alcalde de Sevilla “subraya que tampoco ha habido presión alguna por parte de la estructura federal del partido en esta situación”.

Espadas reitera que el diálogo con la baronesa está siendo "fluido y colaborativo" y ella ha estado siempre a su "disposición"

Sin embargo, él mismo se reunió el pasado sábado con el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, y su número dos, Santos Cerdán, y ambos le intentaron persuadir de que debía pedir a Díaz su cabeza, ya que ella se había comprometido, según el entorno de esta, a hacer lo que el ganador de las primarias le demandara. Además, la ejecutiva de Sánchez aprobó el lunes pasado un adelanto del comité federal: en lugar de celebrarse el 17 de julio, como estaba previsto, tendrá lugar el sábado 3. El aparato hizo ese movimiento para tener margen por si tenía que forzar la salida de Díaz. Es decir, que Ferraz ya había remarcado que si para el 3 de julio la baronesa andaluza no había dado un paso atrás, se pondría en marcha la maquinaria interna para relevarla.

"En los próximos días"

Según el comunicado, Espadas fue quien "pidió a la secretaria general que no dimitiera de su responsabilidad para evitar la constitución de una gestora que introduciría a su juicio una situación que no está justificada en ningún caso ni beneficia a la organización para llevar a cabo el proceso de normalización necesario después de unas primarias”. Ese era el paso que, se hecho, perseguía Ferraz, que Díaz renunciara. Según los estatutos, cuando el secretario general dimite, la cúpula federal ha de nombrar una dirección interina, como ocurrió en mayo con Madrid, por ejemplo. Pero si Díaz no dimite, Ferraz tiene mucho más complicado designar una gestora, justo porque Sánchez, tras reconquistar el poder de partido después de su defenestración, blindó el cargo de secretario general. 

"Es Juan quien tiene las conversaciones en Andalucía. Si hay o no primarias es una decisión que tomará él", admiten en Ferraz

Espadas reiteró que, “en los próximos días”, Díaz y él “darán cuenta de las decisiones acordadas en este proceso desde la autonomía absoluta de la federación andaluza y pensando siempre en lo mejor para la organización y para agilizar todo aquello que contribuya a que el resultado de las primarias del 13-J se refleje en el día a día de la nueva etapa de dirección política que se abrió para el PSOE-A”.

Este jueves, antes del comunicado de Espadas, Ferraz echaba algo el freno. "El comité federal se celebrará el 3 de julio y de momento no hay ninguna decisión tomada", afirmaban fuentes de la cúpula de Sánchez. Es decir, que aún no está claro si se acelerarán los plazos del congreso andaluz. Porque cuando el lunes la ejecutiva fijó el comité para el día 3, lo que pretendía era, en caso de que para entonces Díaz no hubiera renunciado a su cargo, convocar las primarias para la elección del secretario general del PSOE-A.

Un proceso que se prevé rápido, ya que a él la expresidenta de la Junta ya dijo que no se presentaría, de modo que Espadas podría ser aclamado como nuevo líder sin rivales y sin necesidad de abrir las urnas. La parte más estrictamente congresual —la votación de los órganos de dirección, de la ponencia y de los estatutos regionales— se haría ya a finales de año, tras el 40º Congreso Federal, programado para octubre.

"En estos momentos, es Juan el que tiene las conversaciones allí [en Andalucía] y él nos dirá qué hacer. La decisión de si hay o no adelanto de las primarias para elegir secretario general la tomará Juan", repetían este jueves a EL PERIÓDICO en el aparato federal. ¿Y quiere Espadas primarias? Fuentes de su círculo esquivan una respuesta directa: apuntan que la solución con Díaz está "tan al alcance de la mano" que no desea que nada la estropee. Cabe pensar que la secretaria general no se mantendrá en su puesto hasta finales de año, pero el tenor del comunicado de este jueves indica que la salida, en todo caso, será pactada entre ambos dirigentes.

Noticias relacionadas

Entre los espadistas cunde el desconcierto, mientras que en el círculo de Díaz celebran que se vea que ella no se atrinchera

En el entorno de Espadas latía un cierto desconcierto y sorpresa por la nota enviada a los medios, si bien algunos dirigentes reconocían que las negociaciones con la secretaria general las está pilotando él mismo, y de manera sumamente discreta. La hipótesis que corre es que el alcalde intenta preservar la imagen de quien ha sido jefa de la Junta para no dañar más al PSOE-A. Desde el círculo de Díaz se señalaba la nota del regidor como prueba de cargo de que ella, en efecto, no se está atornillando al cargo ni se está "agarrando a nada".