Los próximos pasos

Indultos a los políticos presos catalanes: ¿Cómo y cuándo serán excarcelados?

Cuixart, Rull, Sànchez y Junqueras salen de la cárcel de Lledoners para el juicio del 1-O en Madrid, el pasado 1 de febrero del 2019

Cuixart, Rull, Sànchez y Junqueras salen de la cárcel de Lledoners para el juicio del 1-O en Madrid, el pasado 1 de febrero del 2019 / Generalitat de Catalunya

6
Se lee en minutos
Ángeles Vázquez
Ángeles Vázquez

Periodista

Especialista en Tribunales y Justicia

Escribe desde Madrid

ver +

Como estaba previsto y este lunes oficializó el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el Consejo de Ministros ha concedido martes el indulto a los nueve presos del 'procés'. La decisión supone obligatoriamente que los encarcelados salgan de prisión, pero todo tiene su trámite. Estos son los pasos que se deben dar ahora y los que habrá que dar tanto si se recurre la medida de gracia como en el hipotético caso de que la frase 'Ho tornarem a fer' que ha pronunciado varias veces el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, se convierta en una realidad por su parte o por la de alguno de los indultados. Como el Gobierno no comunicará oficialmente al Supremo hasta este miércoles, tras su publicación en el BOE, la concesión de las medidas de gracia, el alto tribunal no podrá ordenar las excarcelaciones hasta entonces.

 

Extinción de la responsabilidad criminal

Mientras cumple condena un reo, se mantiene abierta una ejecutoria para registrar ese proceso y en la que debe constar cuándo se liquida por completo. En el caso de un indulto, el tribunal sentenciador, en este caso el Supremo, debe comprobar si con la medida de gracia otorgada se ha producido la extinción de la responsabilidad criminal de forma total o parcial. Para que se produzca la excarcelación, ni siquiera hace falta que esa extinción sea completa, porque puede completarse con un periodo de libertad condicional, cuya garantía es precisamente la de no volver a delinquir. El Gobierno no comunicará el indulto al Tribunal Supremo hasta este miércoles. El alto tribunal deberá comunicar entonces la liquidación a los juzgados de vigilancia penitenciaria de Catalunya y estos a la Conselleria de Justícia, que remitirá a los centros penitenciarios la orden de excarcelación.

Como el Gobierno no le ha enviado ninguna comunicación oficial de su decisión y no lo hará hasta su publicación en el BOE este miércoles, el alto tribunal no podrá actuar hasta entonces. Estaba previsto que algunos de los líderes independentistas presos disfrutaran de un permiso penitenciario a partir de mañana. Si se retrasa la tramitación del indulto, podría ser que recibieran la liquidación de condena fuera del centro, por lo que deberían volver al mismo para firmarlo y recoger sus cosas.

El Supremo no puede negarse

El indulto es una prerrogativa del Gobierno, por lo que una vez otorgado por el Consejo de Ministros y comunicado al tribunal que impuso la pena, este no puede más que acordar las medidas necesarias para proceder a su cumplimiento a la mayor brevedad posible. Se considera que uno de los bienes más preciados de una persona es su libertad, de ahí que se intente que esté privado de ella el menor tiempo posible cuando se decreta la excarcelación. Los líderes del 1-O saldrán de prisión en cualquier momento, una vez dictados los autos de excarcelación y enviados a las prisiones correspondientes.

La única pega que puede poner un tribunal ante un indulto es la que le permita la ley. Es lo que ocurrió con unos mossos condenados por torturas a los que el Gobierno del PP conmutó la pena por dos años de prisión. Como, aun así, la Audiencia Provincial de Barcelona decidió que entraran en la cárcel, al ser potestad del tribunal el cumplimiento de penas de hasta esa extensión, se les indultó una segunda vez, en esta ocasión a una multa.

Liquidación y excarcelación

La Sala Segunda del Tribunal Supremo no tiene intención alguna de poner objeciones a la decisión que adopte el Ejecutivo, según informan a este diario fuentes jurídicas. Por ello, una vez comprobado el alcance del indulto, la Sala de lo Penal procederá a dictar los correspondientes autos de liquidación de condena, uno por cada uno de los condenados a los que se ha concedido la medida de gracia, si no se produce el indulto "por la pena que resta por cumplir", que haría este trámite innecesario. En ese caso, la resolución que se dictará directamente es la orden de excarcelación que se debe dirigir a las prisiones donde están internados para que procedan a dejarles en libertad.

Posibilidad de recurso

Los indultos se pueden recurrir ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo, que es a la que corresponde controlar las decisiones del Gobierno. Las medidas de gracia que ha anulado se pueden contar con los dedos de la mano. La más sonada fue la de un conductor kamikaze a quien el Gobierno de Mariano Rajoy perdonó la condena. Esa sentencia permitió a la Sala Tercera fijar una nueva doctrina para prevenir arbitrariedades por parte del Ejecutivo en el uso del indulto. Esa doctrina obliga al poder ejecutivo a justificar la concesión de indultos cuando los dos informes preceptivos, el del tribunal y el de la fiscalía, como en este caso, sean contrarios a la medida. El dirigente del PP Pablo Casado ha anunciado que presentará recurso al haber sido uno de los objetivos de los CDR.

Quién puede impugnar

En el caso del conductor kamikaze, recurrieron los padres del chico contra el que impactó el conductor que iba en dirección contraria. Pero en los indultos del 'procés' no está tan claro quién puede impugnar su concesión, aunque el PP insiste en que lo hará. Los magistrados del alto tribunal consultados por este diario discrepan a la hora de decir si el PP cuenta con legitimación para poder impugnarlo, pese a que, en principio, los partidos no la tienen para revisar la acción política del Gobierno. Coinciden en que más fácil lo tendrá Vox por haber ejercido ya la acusación popular en el juicio. Quien sí tendría legitimación sería un colectivo catalán que pudiera presentarse como víctima del delito de sedición en concurso con malversación por el que se condenó a nueve de los 12 acusados.

En cualquier caso, todos ellos esperarán la decisión sobre la impugnación en sus casas. Ni siquiera la anulación del indulto del kamikaze supuso su reingreso en prisión, sino que, en una primera resolución, el Supremo dio tres meses al Gobierno para que justificara su decisión. En el peor de los escenarios para los indultados, el alto tribunal actuaría de una forma similar.

Qué pasa si cometen un nuevo delito

Todos los indultos vienen acompañados de una coletilla por la que se conmuta la pena impuesta por el tribunal por otra que les permite abandonar la cárcel "a condición de que no vuelva a cometer delito doloso en el plazo" del número de años que se determine "desde la publicación del real decreto" correspondiente en el BOE, que si se considera necesario puede publicarse de forma extraordinaria.

Eso implica que si comete algún delito de los considerados graves, que son los penados con más de cinco años de cárcel, en ese plazo, el indulto será revocado y podrá volver a prisión. Es decir, la medida de gracia también puede quedar en suspenso sin que se vuelva a cometer una sedición o una malversación.

El trámite es similar al que se sigue con los condenados a penas de hasta dos de años de cárcel, cuyo ingreso en prisión, en manos del tribunal, normalmente queda en suspenso y se activa si comete otro delito. En ese momento, a la segunda condena se le suma la que no llegó a cumplir.

Noticias relacionadas

Nuevo proceso judicial

Fuentes jurídicas señalan que si vuelven a delinquir, se debería abrir un nuevo procedimiento ante el tribunal cuyo enjuiciamiento corresponda el nuevo delito cometido. En función de su gravedad, puede determinar por sí mismo el ingreso en prisión provisional de su autor. En caso de condena, a la pena que se imponga por el nuevo delito se le sumará la pena que le fue indultada.