A propuesta de Podemos

El Congreso acepta a trámite la ley para despenalizar las injurias a la Corona

  • Unidas Podemos cosecha el apoyo de todos los socios del Gobierno para impulsar la reforma del Código Penal

  • PP, Vox y Cs se oponen a la medida y acusan a los morados de hablar de "un problema que no existe"

El pleno del Congreso de los Diputados durante este martes

El pleno del Congreso de los Diputados durante este martes / J. Hellín / Europa Press

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

El 28 de enero de 2021, la Audiencia Nacional ordenó el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasél para cumplir una condena de nueves meses y un día de cárcel. El delito por el que fue condenado era enaltecimiento del terrorismo, e injurias y calumnias a la monarquía y a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Casi cinco meses después, el Congreso de los Diputados ha aceptado a trámite una proposición de ley de Unidas Podemos para despenalizar ambas actitudes.

PSOE, Unidas Podemos, ERC, EH Bildu, Junts, Más País, Compromís, la CUP y el BNG, en total más de 185 diputados, han votado a favor de tramitar dicha iniciativa para evitar, según han explicado en varias ocasiones, situaciones como la de Hasél; la del rapero Valtónyc, fugado a Bélgica tras ser condenado en 2018 a tres años y medio de cárcel por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona y amenazas; y a los dos titiriteros detenidos en Madrid en 2016 por enaltecimiento del terrorismo.

La proposición de ley de Unidas Podemos propone suprimir del Código Penal los artículos relativos a las calumnias o injurias al Rey o a algunos de sus familiares, así como al uso de imágenes del monarca y de sus descendientes y ascendientes para "dañar el prestigio de la Corona". De la misma forma, pretenden despenalizar las calumnias, injurias o amenazas contra el Gobierno de la nación y otras instituciones del estado como el Tribunal Supremo, el Tribunal Constitucional o a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. También recogen en la proposición de ley la eliminación del delito de ofensa contra los sentimientos religiosos y de ofensa y ultraje a España, a las distintas comunidades autónomas y a los símbolos o emblemas de estas. 

El rechazo de la derecha

"Que nunca más ningún rapero o artista acabe en la cárcel por decir lo que algunos no quieren oír", ha sentenciado el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos, Jaume Asens, al explicar los objetivos de este reforma que ya presentaron en 2018, pero que decayó por la convocatoria de elecciones. En este sentido, ha insistido en la necesidad de "blindar el ejercicio de los derechos fundamentales", "modernizar" el Código Penal y cumplir con el acuerdo de coalición y con las demandas de la Unión Europea. "España se va a parecer más a Europa y va a ser más libre", ha concluido Asens.

En contra, Asens ha tenido a los miembros del PP, Vox y Cs. "Lo que quieren es impunidad para atacar nuestras instituciones, nuestros símbolos nacionales y enaltecer el terrorismo", le ha espetado la portavoz de los conservadores, Edurne Uriarte. El diputado naranja, Guillermo Díaz, les ha acusado de plantear "un problema que no existe" y de dejar a un lado "la libertad de los calumniados e injuriados para dejar paso a su libertinaje". 

Mucho más duro ha sido el portavoz ultra, Victor Sánchez del Real: "Ustedes quieren poder ofender a la gente por su religión, para señalarles; ustedes quieren ofender a la Corona para destruirla; ustedes quieren ofender a las instituciones para patearlas y ustedes quieren quemar símbolos de España para quemar España. Lo tenemos claro".

El roce con el PSOE

Noticias relacionadas

Hace cinco meses, cuando Unidas Podemos anunció la presentación de la actual proposición de ley, el sector socialista del Gobierno les recriminó el uso electoralista de la reforma del Código Penal. El roce se produjo cuando la Moncloa anunció que el Ministerio de Justicia iba a “plantear” una reforma del Código Penal para que los delitos de opinión no acarrearan penas de cárcel. Minutos después, los morados informaron de que había registrado en el Congreso el texto debatido este martes.

Pese a aquel choque, el PSOE ha dado su visto bueno a la medida, aunque ha matizado que no está de acuerdo con todos los puntos planteados. Además, Odón Elorza, diputado socialista, ha remarcado que con esta reforma "no se trata de desproteger a nadie, de conceder impunidad a nadie" y que "no va a haber ni indefensión ni desprotección". "Lo que va a haber es tipificar los delitos con proporcionalidad", ha sentenciado.