Resaca del 13-J

Ferraz empuja a Díaz a dimitir tras su derrota y descarta ahora una gestora

  • Ábalos sostiene que no hay un "problema de orden interno" porque solo hay un liderazgo, el de Espadas. Lo demás "es irrelevante"

  • La dirección quiere que Díaz se vaya ya para que no tenga el control del siguiente congreso autonómico, que se celebrará antes de fin de año

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, este 13 de junio tras su derrota en las primarias, en la sede regional del partido, en la sevillana calle de San Vicente.

La secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, este 13 de junio tras su derrota en las primarias, en la sede regional del partido, en la sevillana calle de San Vicente. / EFE / RAÚL CARO

7
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

No habrá, al menos por ahora, una gestora para el PSOE de Andalucía. Ferraz considera que es ya "irrelevante" la cuestión orgánica una vez que las bases avalaron este domingo, y de manera indiscutible, por un 55,05%, al alcalde de Sevilla, Juan Espadas, como candidato a la Junta. Para la dirección federal, solo hay un "liderazgo" y lo encarna él. Punto.

Documento

Resultados de las primarias del PSOE de Andalucía, al 99,8% escrutado

Resultados de las primarias del PSOE de Andalucía, al 99,8% escrutado

El secretario de Organización, José Luis Ábalos, descartó así de golpe la opción de designar desde Madrid una cúpula interina en la principal federación socialista, a la vista de que Susana Díaz, que perdió las primarias de este 13-J de manera humillante, por un 38,76% de los votos, anunció que no se iría de manera inmediata, aunque sí que no se presentaría en el próximo congreso autonómico, que se celebrará antes de que concluya 2021. Ferraz, en el fondo, ya tiene las llaves del PSOE-A porque Espadas se hará con el control del partido en ese cónclave, y opta por tanto por no profundizar en las heridas internas, pese a que hay quienes consideran que la dirección de Pedro Sánchez debe actuar ya y apartarla. Ferraz quiere actuar con tiento, consciente de que el PSOE-A es una federación poderosa, la mayor de todo el partido, y de que no le conviene abrirla en canal, pero sí empuja a Díaz a captar el mensaje y a irse.

"Es la militancia la que da y la que quita liderazgos en el PSOE. Con Espadas al frente abrimos un tiempo nuevo", esgrime el tres

Ábalos, tras la reunión semipresencial de la ejecutiva del PSOE -sin el presidente, puesto que tuvo que viajar a Bruselas a la cumbre de la OTAN-, no dejó de lanzar avisos a la secretaria general. "Es la militancia la que da y la que quita liderazgos en el PSOE. Con Juan Espadas al frente abrimos un tiempo nuevo. Estamos confiados en su capacidad para dar a los andaluces un proyecto ganador e ilusionante. Sabe que tendrá detrás a todo el partido para apoyarle en esta tarea".

"Cuestiones menores"

Ferraz no tiene fácil imponer una gestora. El artículo 344 del reglamento que desarrolla los estatutos, como ya reseñaba este diario, estipula que se designa una cúpula interina cuando dimite el secretario general. Ya ni siquiera se nombra una dirección provisional cuando renuncia la mitad más uno de los miembros de una ejecutiva, como ocurrió con el equipo de Sánchez en 2016. Esa disposición se liquidó en el congreso de 2017. Ferraz siempre podría buscar resortes en las reglas del partido para forzar una gestora -ya lo hizo en 2015 para destronar a Tomás Gómez en Madrid, aunque de nuevo eran otros los estatutos-, pero no es sencillo y sobre todo, según confirman fuentes del cuartel general socialista, no es lo quiere el núcleo duro de Sánchez. La solución pasa ahora mismo por convencer a Díaz para que se vaya -o no moleste- o al menos se acuerde la transición.

La herramienta que podría activar Ferraz en caso de rebeldía de Díaz se halla en el artículo 14.2 de los estatutos aprobados en el 39º Congreso, en 2017: "Cuando la situación orgánica o política de un determinado ámbito territorial del partido lo aconseje, la comisión ejecutiva federal podrá adoptar las medidas que estime necesarias a fin de restaurar la normalidad".

Ferraz no tiene fácil imponer una gestora porque el artículo 344 del reglamento estipula que debe dimitir el secretario general

"Después de las primarias en Andalucía de este domingo, ha quedado clara la voz de la militancia para todo el mundo. Ha sido una victoria rotunda de Espadas. Y es también la expresión de los militantes en torno a un liderazgo, quién tiene que llevar adelante el proyecto socialista. Ese es el liderazgo que quedó ayer de manifiesto, y el liderazgo legítimo que tiene el partido en Andalucía. No consideramos que tengamos ningún problema de orden interno que tengamos que abordar", apuntó Ábalos cuando se le preguntó por la opción de la gestora en caso de que Díaz no se vaya.

La "obligación" de todos es "ayudar" al alcalde a consolidar su proyecto, dijo, y la cúpula no se "va a recrear". Entiende que "todos", desde Ferraz hasta las cúpulas locales, van a "colaborar" con ello. Ahí estaba incluyendo a la exjefa de la Junta, y lanzándole implícitamente el mensaje de que si no lo hace, si se rebela contra esa "obligación", sí podría la dirección activar los resortes para echarla.

Ella ya no presidirá el grupo

Ábalos insiste en que es "obligación" de "todos", y por tanto también de Díaz, consolidar el liderazgo "legítimo" de Espadas

Anticipar el fin de Díaz al frente del PSOE-A forma parte del conjunto de "cuestiones menores", y Ferraz siente que no tiene "nada que añadir ni matizar" a lo dicho por las bases, sentenció Ábalos. El secretario de Organización recordó que el próximo mes el comité federal convocará el 40º Congreso Federal, que hará que se celebren en cascada todos los cónclaves autonómicos -todos antes de fin de año-, provinciales, locales y de distrito. De modo que no hay "premura en ningún caso" por parte de la dirección, porque el relevo de Díaz, como tarde, llegará en unos meses, y ella ya está, en la práctica, desactivada tras su desastre en las primarias.

En definitiva, lo importante es que la militancia "ha apostado por un liderazgo" y es la "obligación" de todos respaldarle. Y "todo lo demás es irrelevante", máxime cuando el PSOE se conduce hacia un proceso congresual, insistió.

Sánchez fue preguntado en Bruselas, al término de la cumbre de la OTAN, si Díaz debe dimitir y abrir paso a una gestora de consenso. "La democracia ya habló y ha apuntado renovación y unidad y ese es el camino que tenemos que continuar", se limitó a comentar.

"La democracia ya habló y ha apuntado renovación y unidad. Es el camino que tenemos que continuar", se limita a decir Sánchez

Noticias relacionadas

Por lo pronto, Díaz, tal y como confirmó Espadas este lunes, dejará de presidir el grupo parlamentario en la Cámara autonómica. Se hará así que la estrategia de oposición al presidente de la Junta, Juanma Moreno, "dependa" del equipo que diseñó su candidatura. Él no tiene escaño allí y liderará el frente contra el dirigente del PP desde el Ayuntamiento de Sevilla. El alcalde indicó que todos los movimientos se harán coordinados con la baronesa. No precisó cuándo se tomarán las decisiones, pero lo "lógico" es que el relevo se realice cuanto antes, dijo, informa EFE. El propio Espadas también empujó a Díaz a dimitir: tiene que ser "consecuente con el nuevo liderazgo", afirmó en la SER.

"Ninguna objeción ni crítica" a los indultos, una medida "vital" para "normalizar" Catalunya

Ya se sabía, pero lo ratificó este lunes José Luis Ábalos: no hay “ninguna objeción y ninguna crítica” en el seno de la ejecutiva federal hacia los indultos del 'procés', una medida que se cree “vital para contribuir a la normalización en Catalunya” y parte de un proceso de ir “eliminando elementos de confrontación en pos de la cultura del diálogo”.


El número tres contrapuso la "cobardía" de Pablo Casado, al "esconderse para no ser abucheado" en la manifestación de este 13-J en Colón, frente a la "generosidad" con la que el PSOE quiere abordar la cuestión territorial. Los socialistas, dijo, plantean "soluciones", y no actúa como la derecha "ventajista y miope que solo actúa en beneficio propio y que piensa que dialogar es claudicar". "Pero ni el diálogo es humillación, ni buscar la reconciliación es señal de debilidad”, señaló durante la rueda de prensa.


La "generosidad dentro de la ley es una virtud que solo pueden permitirse los fuertes, los que tienen la razón de su parte”. La derecha, apuntó, prefiere “incendiar la calle”. Pero, a su juicio, fracasó con la concentración de Colón, la "foto de la vergüenza" y la de una "derecha dividida".


¿Y cuándo decidirá el Consejo de Ministros? "Pronto", ha reiterado la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, sin mayor precisión. No fue más allá este lunes Ábalos, pero tampoco Pedro Sánchez desde Bruselas, al término de la cumbre de la OTAN. El jefe del Ejecutivo siguió con su labor de pedagogía, preparando el terreno. "No hay nada más constitucional que construir convivencia, y se basa en el acuerdo, y este se basa en la negociación y el diálogo, siempre dentro de la legalidad democrática. La convivencia es lo realmente constitucional, y tenemos que construir entre todos convivencia".