Las derechas calientan Colón

Casado: Sánchez está "secuestrado" por el separatismo porque "quiere"

  • El líder del PP dice que no permitirá que el presidente entregue la Constitución, la "legalidad y la concordia", la unidad nacional y la igualdad de los españoles

  • Sánchez "ya no cumple con su palabra y prefiere ceder España a ceder el mando", denuncia Casado un día antes de la protesta de Colón

  • Ciudadanos señala que la foto que quiere ver este 13-J es la de la "indignación" de la mayoría de la sociedad contra los indultos

El líder del PP, Pablo Casado (C), y su número dos, Teodoro García Egea (2i), junto al portavoz nacional del partido y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (i), y el presidente de Murcia, Fernando López Miras (d), durante una cumbre de alcaldes y presidentes de diputaciones provinciales en Cartagena (Murcia), este 12 de junio.

El líder del PP, Pablo Casado (C), y su número dos, Teodoro García Egea (2i), junto al portavoz nacional del partido y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (i), y el presidente de Murcia, Fernando López Miras (d), durante una cumbre de alcaldes y presidentes de diputaciones provinciales en Cartagena (Murcia), este 12 de junio. / EFE / JUAN CARLOS CAVAL

6
Se lee en minutos
El Periódico

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, aseguró este sábado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha sido "secuestrado" por el independentismo y la "radicalidad" porque "ha querido" y que el "pago" que le piden a cambio de su apoyo parlamentario es la Constitución y la "unidad de los españoles", informa EFE.

Durante la clausura de una cumbre de alcaldes y presidentes de diputaciones provinciales en Cartagena, donde fue investida hoy la nueva regidora, la popular Noelia Arroyo, Casado acusó a Sánchez de haberse "entregado" a los independentistas y remarcó que su partido no va a permitir que entregue la Constitución, la "legalidad y la concordia", la unidad nacional y la igualdad de los españoles para continuar en la Presidencia del Gobierno.

Un día antes de asistir en Madrid a la manifestación convocada contra la posible concesión de indultos a los políticos catalanes condenados por sedición, el presidente del PP afirmó que Sánchez "ya no engaña a nadie" y tiene el "síndrome de Estocolmo" queriendo hacer ver que son los independentistas y los dirigentes de Bildu los que "buscan la concordia".

Casado incidió en que el jefe del Ejecutivo se apoyó en estas fuerzas políticas para conseguir la investidura sin llamar al PP. "Se entregó a Bildu a cambio de mancillar a las víctimas del terrorismo", señaló.

"Moción de censura a sí mismo"

El jefe del PP asegura que Sánchez "ya no engaña a nadie" y tiene el "síndrome de Estocolmo" con los independentistas

El dirigente de los populares apuntó que en el PP no van a ser "palmeros" de una "agenda suicida" basada en la subida de impuestos, la división de los españoles y la apuesta por los nacionalistas y "batasunos", ni tampoco lo serán para que "nadie venda la soberanía nacional por un puñado de votos". En su opinión, si Sánchez hubiera sabido hace tres años cómo está actuando, "se haría una moción de censura a sí mismo", criticando que hable de "triunfalismo económico" con "seis millones de personas sin empleo" o de "agenda social" con "dos millones de españoles en las colas del hambre".

"Ya no cumple con su palabra y prefiere ceder España a ceder el mando", enfatizó antes de advertir de que las "peores décadas" de la historia de España en los siglos XIX y XX han estado marcadas por los "nacionalismos y los cantonalismos", movimientos basados en la reivindicación de las "diferencias". 

En clave autonómica, Casado se comprometió a que el aeropuerto internacional de la Región de Murcia se llame Juan de la Cierva en caso de gobernar, añadiendo que el Gobierno está llegando al "ridículo" intentando, con estas decisiones, "dividir a los españoles" y "reescribir la historia", una vez que el Ministerio de Transportes ha rechazado esta designación en virtud de la Ley de Memoria Histórica. 

Miras cree que España está ya en un cambio de ciclo "imparable" que arrancó con la fallida moción en Murcia

Silencio por Anna y Olivia

"Seré uno más de vosotros desde la Presidencia del Gobierno muy pronto", espetó a los cargos populares concluyendo un discurso precedido de un minuto de silencio por Anna y Olivia y un aplauso para la madre de las niñas.

Previamente, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ironizó con que Sánchez es un "desagradecido" por el veto del ministerio a que el aeropuerto de la comunidad lleve el nombre del inventor del autogiro, "gracias al cual puede ir en helicóptero".

López Miras censuró el "sectarismo", el "radicalismo" y el "desprecio" a la Región de Murcia del Gobierno central con este tipo de decisiones, que se suman a su intención de "cercenar" el trasvase Tajo-Segura o la demora "sin justificación" del Corredor Mediterráneo a su paso por la comunidad murciana.

Finalmente, aseveró que en España ha comenzado un "cambio de ciclo imparable" tras la fallida moción de censura de PSOE y Cs contra él, que permitió a los españoles darse cuenta de que "hay que votar al PP si quieren gobiernos del PP".

"Cuando seas presidente, dentro de dos años -dijo a Casado-, recuerda que una pequeña parte de eso empezó en la Región de Murcia", apostilló López Miras. 

"Stop a los indultos"

También habló de los futuros indultos el vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal. En un acto en Guadalajara que la foto que este domingo quiere ver en Colón es la de la "indignación" de la mayor parte de la sociedad frente a una medida de gracia concedida por el Gobierno de Sánchez a personas que han sido condenadas por delitos "muy graves" y que "apenas han cumplido condena".

Bal contrasta la imagen de Colón, a la que irá la cúpula naranja, frente a la foto de la "humillación" de Sánchez con Junqueras

Bal dijo que, además, este domingo se verá también otra foto, la del jefe del Ejecutivo, en la que estará "sentado en la mesa de la vergüenza" junto con el líder de Esquerra, Oriol Junqueras. Se verá la foto de la "humillación" que hará que a muchos "se les caiga la cara de vergüenza" porque estará con "un condenado, una persona que está inhabilitada para ejercer ningún cargo público, negociando la rendición de España frente a Catalunya.

El vicesecretario general de la formación naranja expresó su deseo de que la manifestación sea un éxito, convencido de que no importará nada a quién vota cada uno porque lo que unirá a todos será decir "stop a los indultos", y se mostró convencido de que muchos socialistas "moderados" que creen en el Estado de derecho estarán mañana allí. Él estará como un ciudadano más y no como político -señaló-, tras confirmar también la presencia en la misma de la líder de la formación, Inés Arrimadas; de la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, o Anna Grau, entre otros.

Noticias relacionadas

Para Bal, está claro que para recibir "un premio" del presidente del Gobierno "hay que ser un delincuente condenado y haber puesto en jaque el Estado de derecho". Según remarcó, "no hay nada mejor para resultar premiado" por Sánchez que "incumplir" la Constitución, y la ley y "poner en jaque" la convivencia y el Estado de Derecho, siempre que "uno sea necesario" para mantenerlo en el poder, subrayó.

El portavoz calificó de "infames" unos indultos que va a ver "crecidos" a los afectados y con los que "se les va a legitimar", algo que no apoyará Ciudadanos en ningún momento, reiteró.