Fin de la gira latinoamericana

Sánchez, sobre la foto de Colón 2: "La discordia no construye patria"

  • "La patria se construye con convivencia", señala el presidente, para criticar la actitud de la derecha y su protesta contra los indultos

  • Evita confrontar con Marruecos, no se pronuncia sobre las primarias del PSOE andaluz y no secunda a Irene Montero en su apelación a la "Justicia feminista"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, durante su reunión en San José este 11 de junio. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, conversa con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, durante su reunión en San José este 11 de junio.  / REUTERS

7
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

Los indultos a los condenados del 'procés' están cada vez más cercanos, pero el Gobierno no cree llegado aún el momento de bajar al detalle. Prefiere emplearse en la pedagogía. Ahora, como antesala a la concentración en la madrileña plaza de Colón del próximo domingo, a la que acudirán representantes de PP, Ciudadanos y Vox. El mensaje de Pedro Sánchez es que esa protesta, el empleo del odio, no es patriótico, no ayuda al país.

"La discordia no construye patria", aseguró literalmente este viernes durante la rueda de prensa con el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, en la capital del país centroamericano, San José, y con la que cerraba su minigira latinoamericana de tres días, que arrancó el miércoles en Buenos Aires. El jefe del Ejecutivo fue preguntado por la manifestación en Madrid del 13-J contra la medida de gracia y ese fue el eje de su reflexión.

Recordó que el "coste" ya lo pagaron los españoles en 2017 cuando "se puso en cuestión" la unidad de España, la "integridad territorial", por la aprobación de las leyes de desconexión, el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia. El Gobierno, "aun siendo consciente" de que hay ciudadanos que ponen "reparos" al perdón gubernamental a los condenados del 'procés', pide "comprensión", que "confíen en los pasos" que está dando el Ejecutivo porque el "reto merece la pena", ya que se trata de transitar "de un mal pasado a un futuro mejor".

El jefe del Ejecutivo insiste en que su Gabinete construirá "convivencia" dentro del "respeto a la legalidad democrática"

"La patria se construye con convivencia, dentro del respeto a la legalidad democrática, y con convivencia. Y ese es el camino que va a transitar el Gobierno de España", concluyó. Es decir, que no se es más patriótico ni se construye mejor España con el discurso del odio o la petición de "más madera" -como resumía José Bono la actitud de la derecha-. Sánchez ha venido insistiendo en la necesidad de reconstruir esos puentes destruidos, y en sus últimas comparecencias añade la precisión de la "legalidad democrática" para rechazar un referéndum de autodeterminación pactado, como quiere ERC, pero que no cabe en la Constitución, tal como reitera el Gobierno.

El presidente no se pronunció sobre plazos ni sobre la hoja de ruta que halló la Guardia Civil en el teléfono del 'exconseller' de ERC Xavier Vendrell, con la que contemplaba "utilizar" la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat para debilitar el Estado.

La cita con Biden del lunes

Sánchez se reunirá brevemente el lunes con el presidente de EEUU, Joe Biden, en el marco de la cumbre de la OTAN. Será la ocasión para que ambos se conozcan, dijo, para "hablar por primera vez". Aseguró que comparte con él una agenda progresista y verde. Biden, continuó, se ha convertido en "una referencia mundial, superando y reparando mucha de la confrontación, división y fractura" que sufrió su país y que tuvo su máximo exponente con el asalto al Capitolio del pasado enero. Además, su Administración ha hecho que EEUU retorne a los "grandes consensos" multilaterales, como el Acuerdo de París contra el cambio climático. Su entrevista con el líder norteamericano, concluyó, será "una buena oportunidad" para conocerse y hablar y para "seguir estrechando los muy positivos lazos entre España y Estados Unidos".

Sánchez apunta que Madrid y Rabat han de "mirar hacia delante" e impulsar una "agenda constructiva"

Al presidente se le había preguntado si hablaría con Biden sobre Marruecos. Sánchez no precisó y evitó en todo momento el choque con Rabat, que ha acusado a España de "europeizar" una crisis que es solo bilateral. El líder socialista se limitó a insistir en que las fronteras de España son también europeas. "En todo caso, España y Marruecos debemos mirar hacia delante -apremió-. Son muchas más las cosas que nos unen que las que nos separan y tenemos que impulsar una agenda constructiva, que vuelva a hacernos retomar ese diálogo, esa cooperación que durante muchísimos años ha caracterizado a España y Marruecos". Nada de subir la temperatura.

La última estación del viaje de Sánchez a Latinoamérica quedó impregnada por el horror de la violencia machista: la localización del cadáver de la pequeña Olivia, de seis años, asesinada presuntamente por su padre, Tomás Gimeno, en Tenerife -aún se busca el cuerpo de su hermana Anna, de un año-, y la menor de 17 años Rocío Caíz desaparecida en Sevilla, matada y descuartizada por su expareja. Para el presidente, la manera de luchar contra esta lacra es "seguir redoblando esfuerzos y recursos".

"Nada que decir" de las primarias

"Cuando vemos el horror de la violencia de género y vicaria, que es una doble violencia contra la mujer, porque atenta contra ella también por ser madres, contra sus hijos, nos damos cuenta de cuán importante es tener leyes específicas y esas leyes se han banalizado, se han puesto en cuestión por parte de algunos partidos políticos", sostuvo, en referencia a Vox. Sánchez pidió unidad a las fuerzas políticas, porque cuando se habla de feminismo "se habla de derechos humanos que interpelan a todos", no de cuestiones ideológicas.

El presidente culpa a partidos como Vox de "banalizar" la violencia machista y vicaria y elude hablar de una "Justicia patriarcal"

Tras agradecer la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, destacó que en un momento como este hay que "reivindicar el pacto de Estado contra la violencia de género", apartarlo de la lucha partidista y "abrazar el feminismo". "Hay territorios en los que tenemos que unirnos", concluyó. Sí eludió pronunciarse sobre si cree que parte del problema descansa también en que la Justicia es "patriarcal", como apuntó este viernes la titular de Igualdad, Irene Montero. La ministra reclamó una "Justicia feminista" para "evitar que los maltratadores sigan asesinando y ejerciendo violencia para dar donde más duele a las mujeres".

Noticias relacionadas

Este domingo, intenso en lo político, se celebra la primera vuelta de las primarias del PSOE andaluz, que enfrenta al candidato ungido por Ferraz, Juan Espadas, y a la secretaria regional, Susana Díaz. Sánchez no quiso mandar un mensaje de respaldo al primero, alcalde de Sevilla. "Serán los militantes del PSOE [andaluz] quienes elijan. No tengo más que decir a esa cuestión como secretario general del PSOE", despachó.

Laya habla con el secretario de Estado de EEUU en vísperas de la cita Sánchez-Biden

La ministra de Exteriores, que ha acompañado al presidente del Gobierno en su viaje por Latinoamérica, conversó este viernes con el secretario de Estado de EEUU, Anthony Blinken. Fue una llamada preparatoria del encuentro que mantendrán, el lunes en Bruselas, Pedro Sánchez con Joe Biden. La conversación transcurrió en un clima de "sintonía y cordialidad", según describieron fuentes diplomáticas españolas.


Según escribió Arancha González Laya en su Twitter, ambos mostraron su compromiso para "trabajar juntos para la estabilidad del Mediterráneo, Oriente Próximo y Latinoamérica". España y EEUU son "amigos y socios estratégicos". Fuentes diplomáticas precisaron que, en lo relativo a Oriente Próximo, Laya y Blinken coincidieron en la necesidad de trabajar conjuntamente para mantener el alto el fuego entre Israel y Palestina, así como el apoyo humanitario, preparando las condiciones para una solución de dos Estados a largo plazo. En los temas migratorios, ambos mostraron "gran sintonía" para impulsar una "migración ordenada, segura y regular". También los dos interlocutores estuvieron de acuerdo en una "visión ambiciosa" para la OTAN 2030.


Blinken se expresó a través del portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. El secretario de Estado reafirmó a la ministra la "fortaleza de la alianza, la amistad y la relación transatlántica entre España y Estados Unidos". Blinken destacó el compromiso de su país con una migración encauzada por canales legales y de una manera "segura, ordenada y humana". El responsable americano reiteró el apoyo de EEUU a la OTAN y resaltó el "compromiso para trabajar con la UE y otros socios para abordar desafíos compartidos, incluidos Oriente Próximo, Venezuela y Nicaragua". Ninguna de las dos partes precisó si hablaron de la crisis entre España y Marruecos.


La de este viernes fue la segunda conversación telefónica entre los dos jefes de la diplomacia. Blinken y Laya ya charlaron por primera vez el pasado 16 de febrero, informa Europa Press.