Afea a Madrid que intente "europeizar" la crisis

Marruecos critica a la Eurocámara y afirma que "el problema sigue siendo con España"

El Gobierno, "relativamente satisfecho" de su diplomacia discreta aunque Laya sigue sin hablar con su homólogo marroquí

Militares españoles en Ceuta.

Militares españoles en Ceuta. / JOSÉ LUIS ROCA

Se lee en minutos

El Periódico

La moción de la Eurocámara para censurar a Marruecos tras la crisis diplomática de Ceuta no ha gustado en el reino alauí. Rabat ha lamentado la "instrumentalización" del Parlamento Europeo y ha avisado a España de que las causas del desencuentro siguen sin estar resueltas. "El problema sigue siendo con España", insiste. Como ya ha venido haciendo en los últimos días, el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí ha criticado los esfuerzos para "europeizar" la crisis con Madrid, insistiendo en la naturaleza puramente "bilateral" de la misma.

"La instrumentalización del Parlamento Europeo en esta crisis es contraproducente", ha defendido el Ministerio de Exteriores en un comunicado. "Lejos de contribuir a la solución, se enmarca en una lógica de escalada política a corto plazo", ha advertido, afeando que la maniobra "pretende eludir el debate sobre las razones profundas de la crisis".

Asimismo, Rabat ha vuelto a jugar la carta de la migración, denunciando que quienes intentan criticar a Marruecos en este ámbito son quienes "en realidad más se benefician de los resultados concretos" de la cooperación en este ámbito. En este sentido, ha reivindicado que desde 2017 la cooperación migratoria ha permitido abortar más de 14.000 tentativas de inmigración irregular, el desmantelamiento de 5.000 redes de tráfico de personas, el rescate de 80.500 migrantes en el mar, además de haber evitado "innumerables intentos de asalto". "El paternalismo es un callejón sin salida", zanja para luego subrayar que "no es el castigo o la recompensa lo que induce al comportamiento, sino la convicción de una responsabilidad compartida".

Pese a todo, el Gobierno se dice "relativamente satisfecho" con los resultados que está dando la diplomacia discreta adoptada, según fuentes diplomáticas citadas por Europa Press, que sin embargo admiten que no habría habido ningún contacto entre los ministros de Exteriores de los dos países. "Estamos relativamente satisfechos y por eso vamos a seguir manteniendo esta línea", han aseverado fuentes diplomáticas, que sin embargo han reconocido no tener constancia de que la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, haya hablado con su homólogo marroquí, Nasser Bourita, en las últimas semanas.

Ceuta, "ocupada"

Por su parte, la Cámara de Representantes de Marruecos ha señalado a Ceuta como una ciudad marroquí ocupada y ha denunciado "segundas intenciones" y "falsedades" en la moción. En un comunicado emitido tras una reunión de urgencia, la Cámara Baja marroquí ha rechazado "las numerosas disposiciones inapropiadas contenidas en el texto".

"Es un intento inútil de europeizar una crisis bilateral cuya génesis es conocida y cuyas responsabilidades están bien definidas", subraya. "La crisis marroquí-española está ligada a la actitud y actuación de España sobre la cuestión del Sáhara, causa sagrada de la nación de Marruecos", ha incidido.

Moción de la discordia

El Parlamento Europeo aprobó el jueves por 397 votos a favor, 85 en contra y 196 abstenciones, una moción en la que los eurodiputados ponen de manifiesto el rechazo a la estrategia de Rabat en Ceuta y afean que pusiera en riesgo las vidas de miles de menores para responder al gesto de España de atender al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali.

La moción conjunta de populares, socialistas, liberales y verdes lamenta el empeoramiento de la crisis diplomática y política que "socava la estrategia multidimensional y las relaciones de vecindad privilegiadas entre Marruecos, la Unión Europea y sus Estados miembros".

Noticias relacionadas

Los eurodiputados defienden la vía diplomática para abordar las desavenencias entre Madrid y Rabat y piden rebajar las tensiones, así como retomar el diálogo constructivo en el seno de la asociación UE-Marruecos.

La resolución insiste en el mensaje de que Ceuta es una frontera exterior de la UE, cuya protección y seguridad concierne al conjunto de la Unión, por lo que expresa su solidaridad con los ciudadanos de Ceuta y con las fuerzas de seguridad españolas.