300 personas

Cs constata su desmovilización en las calles pero capitaliza el 'no' a los indultos en Catalunya

  • El PPC y Societat Civil Catalana se suman a la concentración sin estridencias, pero Vox se ausenta

  • "Indultar legitima que se tratara como perros a los servidores públicos que dieron la vida por nosotros", espeta Arrimadas

Inés Arrimadas durante la protesta en Barcelona

Inés Arrimadas durante la protesta en Barcelona / Quique García/ Efe

Se lee en minutos
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

ver +

Ciutadans ha capitaneado este viernes la concentración contra la concesión de indultos a los presos independentistas ante la Delegación del Gobierno en Barcelona, a la que ha participado el PP, pero no Vox. Una comitiva de los populares encabezada por Alejandro Fernández y otros cuatro dirigentes -con la ausencia de Lorena Roldán y Eva Parera, ambas con anteriores vínculos con Cs- ha acudido a la cita que ha sido oficiada por la líder nacional, Inés Arrimadas, con el dirigente catalán Carlos Carrizosa como telonero. Un primer ensayo que sirve como preludio a la marcha del domingo en la plaza de Colón de Madrid.

Unas 300 personas según la Guardia Urbana de Barcelona (los organizadores elevan la cifra hasta los 500 manifestantes) han acudido a la convocatoria naranja para mostrar su repulsa a la medida de gracia que plantea el Gobierno y han constatado la desmovilización de su electorado, más todavía tras la hecatombe en Catalunya y la desaparición en la Asamblea de Madrid.

Dirigentes de Cs y el PPC han sostenido la pancarta en la que se podía leer 'Indultos no' con el dibujo de una mano roja sin el logo de ningún partido, aunque varios voluntarios repartían banderas con el corazón de tres banderas de Cs y la indumentaria de los voluntarios llevaba las siglas del partido.

La comitiva popular se ha movido hasta la quinta fila en cuanto han empezado las intervenciones, sobre tarima, de los miembros de Cs. El presidente de Societat Civil Catalana, Fernando Sànchez Costa, ha permanecido alejado de la primera línea en consonancia con lo acordado internamente, ya que la junta decidió apoyar la cita pero respetando que a nivel interno hay algunos partidarios del indulto a los dirigentes del 1-O.

"Reescribir la historia"

"No podíamos no estar", espetan fuentes del PP, y su presencia ha sido agradecida por Arrimadas y Carrizosa desde la tarima. En declaraciones a los medios, el líder del PPC ha defendido su presencia por tres motivos: "no hay ninguna democracia que conceda indultos a quien dice que va a volver a cometer ese delito", "el indulto es una moneda de cambio para que el Gobierno se mantenga en la poltrona" y porque "hay una perversión del concepto de concordia" a cargo del presidente Pedro Sánchez, ha dicho.

Noticias relacionadas

Arrimadas ha entonado un discurso muy contundente contra el Gobierno en el que ha asegurado que la concesión del perdón "legitima que se tratara como perros a los servidores públicos que dieron la vida por nosotros". "El perdón es legitimarles y que se olvide y se reescriba la historia", ha añadido.

Fuentes de Cs están satisfechas por la convocatoria porque temían que el resultado no encajara en sus pronósticos que rondaban entre las 200 y las 300 personas.