El próximo domingo

Podemos cierra el relevo de Iglesias en un 'Vistalegre IV' con Belarra como favorita

  • La ministra de Derechos Sociales se sitúa como próxima secretaria general del partido con el apoyo de la cúpula

  • El exvicepresidente no acudirá a la Asamblea Ciudadana Estatal para no hacer sobra a su relevo

Pablo Iglesias y Ione Belarra en una foto de archivo

Pablo Iglesias y Ione Belarra en una foto de archivo / Gabriel Bouys /AFP

Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

En apenas 48 horas, Ione Belarra saldrá elegida secretaria general de Podemos casi con toda certeza. No se esperan sorpresas ni giros de guion de última hora. La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 es la candidata favorita: cuenta con el beneplácito de la cúpula morada, tiene entre sus filas a todos los altos cargos del partido y su competencia son dos aspirantes apenas conocidos fuera de los círculos de militantes más activos. En este escenario tan favorable, Podemos cerrará este domingo en la Asamblea Ciudadana Estatal el proceso exprés -apenas un mes y una semana- para suceder a Pablo Iglesias sin apenas sobresaltos, con tranquilidad y, sobre todo, de manera muy diferente a como se hacían las cosas en los comienzos del partido.

Poco después de que el exvicepresidente del Gobierno dimitiera de todos sus cargos tras los resultados en las elecciones del 4-M en Madrid, la dirección del partido empezó a trazar el camino a seguir. En aquellas primeras horas se barajaron varios nombres, entre ellos el de la ministra de Igualdad, Irene Montero, pero su imagen, igual de vapuleada que la de Iglesias, no convenció. En aquellas conversaciones surgió el nombre de Belarra. La política navarra ya había cogido las riendas del ministerio que capitaneaba Iglesias, y se alzó como la mejor opción para timonear el partido.

Dos días después de la marcha del exvicepresidente, la ministra anunció su candidatura. Será este domingo cuando se sepa si los más de 130.000 afiliados llamados a votar a lo largo de esta semana avalan su proyecto. Belarra tendrá la oportunidad de lanzar su último discurso este sábado ante la cuarta Asamblea Ciudadana Estatal que, en vez de celebrarse en el Palacio de Vistalegre como hizo la formación en anteriores ocasiones, tendrá lugar al aire libre en el auditorio Paco Lucía de Alcorcón.

Apoyo unánime

Belarra, de la máxima confianza de Iglesias, ha estado arropada desde el principio por la plana mayor del partido morado. Montero, Noelia Vera (secretaria de Estado de Igualdad y Violencia de Género), Isa Serra (portavoz nacional de Podemos), Idoia Villanueva (eurodiputada y secretaria de Internacional de Podemos), Pablo Echenique (portavoz parlamentario), Rafael Mayoral (coportavoz nacional) o Nacho Álvarez (secretario de Estado de Derechos Sociales) son solo algunos de los dirigentes que conforman su candidatura.

En el seno del partido no se ha escuchado ni una voz discordante con la candidatura de Belarra. Tan solo Fernando Barredo, crítico con la dirección del partido desde los comienzos pero sin ningún peso en la formación, y Esteban Tettamanti, concejal en el Ayuntamiento de San Lorenzo del Escorial, pero desconocido en los círculos nacionales, se han presentado para disputar a la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 el liderazgo del partido.

Independizarse

La transición, aunque tranquila, no deja de inquietar en las filas moradas. Desde su nacimiento, Podemos ha crecido a la sombra de Iglesias. Sobre todo, después de que las batallas entre dirigentes tras 'Vistalegre II', donde se enfrentaron el exvicepresidente e Íñigo Errejón, dejaran al partido sin apenas debate interno. Ante el hiperliderazgo que ejerció, el propio Iglesias admitió en la noche de su dimisión que la formación necesitaba construir "nuevos liderazgos sin ningún tapón, sin ninguna figura que pueda contribuir a ensombrecer o a determinar esos nuevos liderazgos".

Noticias relacionadas

Una vez se bajó de aquel escenario tras pronunciar sus últimas palabras como secretario general de Podemos, el exvicepresidente no ha vuelto a aparecer -salvo en unas fotografías tras cortarse la coleta-. Ni tiene pensado hacerlo. Por el momento, Iglesias no acudirá este fin de semana a la celebración de la Asamblea Ciudadana Estatal en la que se elegirá a su relevo para no robar protagonismo a Belarra.

En el arranque de esta nueva etapa, ya sin la supervisión de Iglesias, tampoco estará la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. El exvicepresidente la designó como su sucesora al frente de Unidas Podemos -la coalición de los morados con IU, En Comú Podem y Galicia en común- y le cedió su puesto dentro del Gobierno. Debido a un viaje internacional, Díaz no estará junto a Belarra el próximo domingo. Aun así, ambas tendrán por delante tiempo suficiente que compartir ejerciendo un liderazgo conjunto.