El partido de Puigdemont arremete contra el líder de ERC

Junts reclama a Aragonès que no se deje "tutelar" por Junqueras

  • El partido de Puigdemont pide explicaciones a ERC sobre la renuncia de su líder a la unilateralidad

  • La CUP tacha de "error garrafal" la estrategia republicana y la ANC carga contra el acercamiento al Gobierno

Jordi Sànchez.

Jordi Sànchez. / EFE / Andreu Dalmau

Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +
Júlia Regué
Júlia Regué

Periodista

Especialista en información del Parlament de Catalunya, siguiendo la actualidad de Cs, PP, Vox y CUP

Escribe desde Barcelona

ver +

Tres semanas. Este es el tiempo que han tardado Junts y ERC en inaugurar su primera polémica interna y pública tras el nuevo pacto de coalición. Tras una primera reacción tibia improvisada pocos minutos después de la publicación de la carta de Oriol Junqueras, líder de ERC, en la que rechazó contra la vía unilateral hacia la independencia, JxCat ha adoptado una posición contundente y pidiendo explicaciones internas a Esquerra, de la mano de la CUP y de la propia ANC, que se han puesto del lado de la defensa de la vía unilateral hacia la independencia y de nuevo han despreciado la opción del diálogo.

En una contundente carta publicada en el diario 'Ara', el secretario general de Junts, Jordi Sànchez, acusa a Junqueras de "querer tutelar" al 'president', Pere Aragonès, le reprocha que los "giros de guión" son una "revisión radical" de la posición en el pasado y le rebate la autocrítica sobre los hechos de octubre de 2017. Sostiene que el referéndum "no fue un error, y menos un acto ilegítimo". Recuerda el cambio de posición de ERC, que en aquel momento acusó a Puigdemont de llevar el diálogo al "precipicio". También, y es notable, admite que la consulta de octubre del 2017 era un intento de forzar al Estado a negociar, no un intento de proclamar de forma efectiva la independencia. Por ello, Sànchez exige no renunciar a la vía unilateral, y si bien admite que en el pacto de Govern no se explicita una hoja de ruta, aclara que no hay "renuncias previas a ninguna estrategia cívica y pacífica".

"Falta de coherencia"

Este mensaje ha ido de la mano de la declaración en el Parlament del presidente de JxCat en la Cámara, Albert Batet: "Nos sorprende la falta de coherencia en ciertas declaraciones que ponen en duda la estrategia acordada". Es más, JxCat ha trasladado ya la sorpresa a Esquerra en los órganos internos de coordinación. Este malestar se ha transmitido ya internamente y se le transmitirá a Aragonès en la reunión del próximo jueves entre el mismo Batet y el 'president', tal como ha confirmado el presidente del grupo de Junts en la rueda de prensa.

Por parte del socio parlamentario del Govern, la diputada de la CUP Laia Estrada considera un "error garrafal" la apuesta de Junqueras por la 'vía escocesa' porque el Estado "no permitirá" un referéndum como el de Escocia. En este embate interno del independentismo consigo mismo también ha terciado la ANC, cuya presidenta ha cargado contra la estrategia de Junqueras y contra la "escenificación" de la distensión por parte de un partido "que se llena la boca" de mensajes en clave de nueva realidad republicana.

Noticias relacionadas

Borràs y Nogueras también señalan a ERC

Que Junts está incómoda y molesta lo han ido evidenciando los diferentes portavoces del partido a lo largo de una medida intervención mediática a lo largo de la jornada de este martes. ""Los acuerdos del Govern no renuncian a la unilateralidad", advertía a primera hora de la mañana la presidenta del Parlament, Laura Borràs, en declaraciones a Telecinco. Es más, Borràs ha afirmado que "lo que piense Junqueras lo piensa Junqueras, y tendrá que gestionarlo Esquerra Republicana".