En Madrid

Errejón niega haber dado una patada a un hombre de 67 años que le pidió una fotografía

  • El líder de Más País asegura estar a disposición de la Justicia para cualquier cuestión que le soliciten

El líder de Más País, Iñigo Errejón, en una rueda de prensa en el Congreso

El líder de Más País, Iñigo Errejón, en una rueda de prensa en el Congreso / EFE / POOL / Kiko Huesca

1
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

Íñigo Errejón, se ha mostrado tajante al asegurar que no agredió a un hombre que el mes pasado le pidió hacerse una fotografía. En concreto, un señor de 67 años presentó una denuncia contra el líder de Más País por haberle dado una patada en la barriga el pasado 2 de mayo en el madrileño barrio de Lavapiés. La Policía Nacional, tras realizar varias indagaciones de investigación remitió el atestado a los juzgados de Plaza de Castilla donde se está analizando la denuncia.

Según la versión del denunciante, estaba en un bar de Lavapiés con un amigo y al salir reconoció a Errejón, al que le pidieron que se fotografiase con ellos. El diputado madrileño rechazó la propuesta y cuando ellos volvieron a insistir fue cuando el líder de Más País propinó una patada al hombre de 67 años. "Por supuesto que no. Absolutamente no. La acusación que se me dirige es falsa y yo, faltaría más, estoy a disposición de cualquier información oficial que se me requiera", ha respondido Errejón este martes en una rueda de prensa en el Congreso.

Noticias relacionadas

El líder de Más País ha explicado que le piden "fotos con mucha frecuencia" y "casi siempre es con buen ánimo", pero que en algunos ocasiones no se las piden "Por amistad, sino todo lo contrario". Llegados a este punto, ha señalado que en esta ocasión declinó la propuesta porque la situación podía resultar "un poco incómoda" y que fue entonces cuando las dos personas empezaron a gritarle e insultarle.

En la denuncia, adelantada por 'OK Diario', el hombre de 67 años señala que Errejón iba acompañado por un grupo de personas que tras la patada le conminó a irse y no acudir a la policía. Además, sostiene que había cámaras de seguridad que podrían haber grabado la agresión. Según fuentes policiales consultadas por Europa Press, se han visionado las grabaciones de esas cámaras y se ha remitido el atestado a los juzgado.