La nueva legislatura

Illa estrena su Govern en la sombra pidiendo la ampliación de El Prat

El PSC presenta su alternativa al independentismo con la promesa de ocuparse de la "política real"

Salvador Illa en el Parlament.

Salvador Illa en el Parlament. / ACN / BERNAT VILARÓ

2
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre
Daniel G. Sastre

Periodista

Especialista en política catalana y española

Escribe desde Barcelona

ver +

Salvador Illa sabe que tiene un papel complicado y poliédrico en la legislatura que empieza. Como candidato del partido que ha ganado las últimas elecciones, aspira a consolidar esa victoria en los próximos comicios, sean cuando sean, para poder gobernar Catalunya. Como jefe de la oposición, debe enfrentar las decisiones que tome el Govern de Pere Aragonès (ya ha dicho que lo hará de manera "firme" pero también "constructiva"). Y como líder parlamentario del PSC, Illa tiene que ser capaz de conjugar esas dos circunstancias con el hecho de que el Gobierno de Pedro Sánchez haya iniciado el deshielo con la Generalitat, y por tanto los puentes con el 'president' no pueden romperse, al menos de momento.

Después de meditarlo, el PSC ha concluido que la mejor manera de afrontar la situación es creando un Govern en la sombra, que presentó este domingo con gran pompa. Citando como referentes tanto al que puso en marcha Pasqual Maragall tras las elecciones de 1999 como a la tradición política británica, Illa explicó que será su manera de presentar su "alternativa" al Govern de Aragonès mientras le tiende la mano.

"Vivimos juntos, decidimos juntos"

En este sentido, el Govern en la sombra socialista -que consagra a Alícia Romero, portavoz parlamentaria, como número dos de Illa- se estrenó proponiendo varios grandes acuerdos de calado -sobre la pandemia, los fondos europeos, la renovación de los altos cargos designados por el Parlament, TV-3 y la ley electoral- y pidiendo que otros dos asuntos se aborden cuanto antes. Uno es que se reúna la mesa de partidos catalanes, con el objetivo de acordar unas propuestas para que Aragonès no lleve a la mesa de diálogo con el Gobierno solo las peticiones independentistas, sino ideas de consenso. "Vivimos juntos, decidimos juntos", resumió Illa.

El otro es la ampliación del aeropuerto del Prat, de la que los socialistas están claramente a favor porque están "convencidos de que es fundamental para el crecimiento económico y la mejora de la competitividad". Precisamente ese, el de la recuperación económica, será uno de los tres objetivos de la actuación del Govern en la sombra, junto al de "vencer al virus" y el de "no dejar a nadie atrás".

Noticias relacionadas

La idea es "retomar el camino del reencuentro" entre catalanes mientras se deja claro a los ciudadanos que existe una alternativa al independentismo. "Una buena oposición ayuda a hacer un buen Govern. El centro de la acción política del Govern alternativo de Catalunya pivotará alrededor de la política real, la que prioriza lo que realmente importa por encima de cualquier otra cosa", dijo Illa.

El candidato socialista presentó su proyecto en el Palau Requesens, una imponente construcción gótica muy próxima al Palau de la Generalitat. La reunión con su equipo se celebró en la sala del palacio que alberga una galería de catalanes ilustres. La escenografía de la intervención pública de Illa tras el encuentro también estaba pensada para darle empaque presidencia. El PSC incluso ha diseñado un logo, elegante y sobrio, para su "Govern alternatiu". Todo está pensado para ayudar en la carrera de fondo hacia la Generalitat.