La nueva legislatura

El Govern descarta aprobar unos nuevos presupuestos este año

  • Giró convocará a los partidos la próxima semana para empezar a elaborar las cuentas de 2022

  • El Govern fijaba para mediados de noviembre una aprobación del proyecto para el 2021, en el mejor de los casos

Jaume Giró descarta que el Govern apruebe unos presupuestos nuevos este año. / ACN / GUILLEM GUARDIOLA / VÍDEO: ACN / ARNALD PRAT

3
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

Difícil batallar contra el calendario, y estamos a junio. Este podría ser el resumen que lanza el Govern de la decisión de renunciar a aprobar unos presupuestos para el presente año 2021 y enfocar las baterías a trazar los del 2022, con el objetivo, explicitado por el 'president' Aragonès en sede parlamentaria, de que entren en vigor el primer días del nuevo año.

"Un presupuesto requiere tiempo, negociación y hacerlo bien", ha argumentado el 'conseller' de Economia, Jaume Giró, en respuesta a una interpelación parlamentaria del PSC. Con las de este ejercicio, la Generalitat ha aprobado fuera de plazo o prorrogado 22 presupuestos en los últimos 40 años, la mitad de ellos en la última década, coincidiendo con el 'procés'.

Fuentes del Govern desgranaron que los plazos inevitables de proyección y aprobación de unas cuentas situaban su entrada en vigor a mediados de noviembre, si todo iba bien, por lo que han decidido centrarse en los del 2022. De hecho, el entorno de Aragonès ya preveía que se diera esta situación una vez que observaron como se prolongaban las negociaciones entre ERC y Junts para la formación de un Govern de coalición. Aunque creyeron que, en todo caso, tenía que ser el nuevo equipo de Economia, encabezado por Giró, el que valorara la situación y comunicara la noticia.

Estas mismas fuentes descartaron que se hubiera hecho cualquier tipo de cálculo sobre el eventual desgaste que sufriría el Govern en la negociación del 2021 con sus socios de la CUP, justo ahora que ya aparecido el primer asunto, el de la ampliación del aeropuerto de BArcelona, en el que los anticapitalistas muestran una posición abiertamente contraria, al menos, al de la mitad posconvergente del Executiu. Justamente la mitad que gestiona, también, Economia y, por tanto, debe ser el principal negociador de las cuentas.

Tras avanzar que la semana que viene convocará por primera vez a las fuerzas políticas para comenzar a elaborar el proyecto, Giró se ha comprometido a trabajar para que Catalunya tenga "un buen presupuesto que permita una prosperidad compartida que provoque un crecimiento de la economía social y medioambientalmente sólido".

Ante los reproches de la diputada socialista Alícia Romero por la falta de presupuestos este año, el 'conseller' le ha recordado que el Gobierno de Pedro Sánchez solo ha aprobado unas cuentas nuevas en tres años. Romero ha replicado que los presupuestos de 2020, que se aprobaron en plena pandemia y con un acuerdo de ERC con los 'comuns', se tramitaron "en apenas dos meses". "Podríamos tener un presupuesto antes de verano, es cuestión de voluntad", ha sentenciado la diputada del PSC.

Contra el déficit fiscal

Más allá de las cuentas, el 'conseller' ha denunciado que Catalunya padece un déficit fiscal y de inversiones que "lastra la competitividad de la economía y su capacidad de crecimiento", pues la diferencia entre lo que aporta el Estado y lo que recibe Catalunya es del 8% del PIB de media anual.

Por ello, ha instado a los socialistas a reconducir este déficit desde el Gobierno, mientras que al empresariado le ha reclamado que, además de unirse para reclamar de la ampliación del aeropuerto del Prat, también lo haga para exigir que se reduzca el déficit fiscal y de inversiones en Catalunya.

Una década fuera de plazo

Si los planes gubernamentales no se frustran, el nuevo Executiu lograría la 'gesta' de la década, lo que es todo un síntoma de la situación de la política. Y es que los últimos presupuestos aprobados en los plazos correspondientes para que entren en vigor en el año que toca fueron los del 2010, con José Montilla de 'president'.

La llegada de la crisis, y con ella de los recortes con que llegó Artur Mas bajo el brazo, se tradujeron en aprobación tardía en los ejercicios 2011 y 2012 y con la prórroga del 2013, entre otros motivos por la convocatoria electoral anticipada del 2012, provocada por la primera Diada del 'procés'.

Noticias relacionadas

Tras llegar, de nuevo fuera de plazo, en el 2014 y 2015, Oriol Junqueras, como vicepresidente de Economia, tuvo que prorrogarlas en el 2016 y, en el 2017, elaboró los últimos que se aprobaron hasta abril del 2020. Un periodo que contó con la intervención del Estado vía artículo 155 de la Constitución, durante más de 200 días.

Los presupuestos vigentes, y que ahora se prorrogarán, fueran diseñados por el hoy 'president' Pere Aragonès y contaron con el apoyo de los 'comuns' y la oposición de los ahora, de nuevo, socios de ERC y Junts, la CUP.