La nueva legislatura

Salvador Illa: puño de hierro, guante de seda y muchos kilómetros

  • El líder del PSC en el Parlament quiere conjugar una oposición contundente con el apoyo a la mesa de diálogo y los indultos

Salvador Illa, en el Parlament.

Salvador Illa, en el Parlament. / Acn

3
Se lee en minutos
Daniel G. Sastre
Daniel G. Sastre

Periodista

Especialista en política catalana y española

Escribe desde Barcelona

ver +

Salvador Illa inauguró en el último debate de investidura de Pere Aragonès, el definitivo, el estilo de oposición que quiere mantener durante toda la legislatura. "Guante de seda en puño de hierro", lo definió un diputado del PSC, en referencia al talante amable pero exigente que tuvo la discusión entre el candidato socialista y el ya 'president'.

Y ese es, en resumen, el tono de la oposición que busca Illa. "Contundente pero constructiva", dice él. Contundente, para que quede claro que los socialistas piensan que se puede gobernar mejor de como lo hacen los independentistas. Constructiva, para alejarse del estilo de Ciudadanos, el partido cuya victoria electoral en 2017 solo sirvió para, opinan, acrecentar la bronca en el Parlament sin resultados productivos. Y también para inaugurar una nueva etapa de diálogo, con el apoyo a la mesa entre gobiernos y a los indultos como piedra angular.

"Salvador está animado, con ganas de ir tejiendo una alternativa más clara", explica una de las principales colaboradoras del líder del PSC en el Parlament. Quienes le conocen afirman que su carácter cartesiano le ha permitido pasar sin mayores sobresaltos anímicos de repetir durante dos meses que él debería ser 'president' -porque había ganado las elecciones- a centrarse completamente en el papel de jefe de la oposición.

Visitas los sábados o los viernes

De hecho, Illa lleva desde justo después del 14 de febrero visitando comarcas de Catalunya todos los fines de semana. "Seguirá haciéndolo, quiere conocer todos los rincones y hacer propuestas. El contacto con la gente le gusta y es muy rentable", dicen en su entorno. Si el sábado, el día en el que suele salir a hacer kilómetros, tiene Consell Nacional del partido, entonces programa sus visitas para el viernes.

Desde las elecciones, Illa ha visitado, por este orden, Lliça d'Amunt (donde se reunió con el comité de empresa de Bosch), Girona, Canovelles, Mollet y Parets del Vallès, Lleida, Tarragona, Sabadell, Terrassa, Igualada y, el pasado viernes, la comarca de Osona. En varios de esos lugares se centró en conocer los hospitales, en una reminiscencia de su etapa como ministro de Sanidad. Son actos que tienen poca repercusión mediática, pero en el partido confían en el contacto directo para convencer a cada vez más gente de que su proyecto es el que necesita Catalunya.

El PSC confía en el 'Govern en la sombra' y las reuniones sectoriales para que se le visibilice como alternativa al independentismo

"Después de las elecciones abrimos un hilo de Twitter cada fin de semana con las reuniones de los diputados con diferentes sectores. Y cada semana tenemos que elegir a quien ponemos porque es imposible recoger toda la información", dicen desde el partido para explicar que el empeño viajero de Illa ha contagiado a sus compañeros.

'Govern en la sombra'

A la vez, los socialistas quieren que se visibilice que son una alternativa real de gobierno al independentismo. Y confían que en ese trabajo ayude el 'Govern en la sombra' que el PSC pondrá en marcha en los próximos días, como adelantó este diario. Illa confirmó el sábado que buscan tanto "la fiscalización del Govern", con una oposición "muy contundente, con cero días de gracia a dos partidos que han llevado a Catalunya a la decadencia", como "ayudar a llevar adelante el país" colaborando con Pere Aragonès en la erradicación de la pandemia o la gestión de los fondos europeos.

Este estilo de oposición encaja en una estrategia más amplia que pasa por la desinflamación política del conflicto catalán. "Hay que trazar un camino donde los partidos que quieren formar parte de la solución, ERC y PSC fundamentalmente, se impliquen en la recuperación del diálogo", dice un alto dirigente de la formación. En ese sentido, los socialistas catalanes están completamente comprometidos con la mesa entre gobiernos, pero también con los indultos a los líderes independentistas presos.

'Un sol poble'

Noticias relacionadas

"Queremos concordia, queremos ser útiles. Queremos hacer realidad el 'un sol poble'. Quien promovió la división quizás no era consciente de los efectos de su política divisiva. Nosotros haremos lo contrario", resumió el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, la posición del partido en el Consell Nacional del sábado. 

"Necesitamos demostrar que la cooperación y no la confrontación permiten superar esta etapa de ruptura emocional interna y de parálisis", añade otro miembro de la dirección.