En el Congreso

Marlaska acusa a PP y Vox de aprovechar la crisis de Ceuta para "desgastar al Gobierno"

  • El ministro del Interior señala que el Gobierno ha solventado la situación de forma "rápida, coordinada y eficaz"

  • La responsable de Exteriores defiende que Marruecos sigue siendo un "país socio y un país amigo"

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al Congreso con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este 19 de mayo. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a su llegada al Congreso con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, este 19 de mayo.  / EFE / FERNANDO ALVARADO

3
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha acusado al PP y a Vox de haber aprovechado la entrada masiva de migrantes a España la pasada semana para "pretender desgastar al Gobierno" en lugar de tender la mano y hacer una oposición leal. Ante las críticas de la oposición, ha defendido la "forma rápida, coordinada y eficaz" con la que trabajó el Gobierno para solventar la situación y ha aplaudido en varias ocasiones la labor de la Guardia Civil, la Policía Nacional y el Ejército.

Diez días después de que más de 8.000 personas cruzaran la frontera entre Marruecos y Ceuta, la crisis diplomática ha vuelto a centrar parte de la sesión de control al Gobierno. A las críticas de Vox, que ha calificado al Ejecutivo de "débil, inútil, cobarde y mentecato", el responsable de Interior ha lamentado que "con la ayuda del PP" aprovechen "cualquier situación para pretender desgastar al Gobierno de una forma absolutamente ajena de lo que son partidos de Estado".

"La semana pasada enfrentamos una situación excepcional y extraordinaria a la que hemos respondido con firmeza protegiendo nuestras fronteras y nuestros valores democráticos, de los cuales ustedes se encuentran extramuros y lo hemos hecho de una forma rápida, coordinada y eficaz", le ha espetado Grande-Marlaska al portavoz del partido ultra, Ignacio Gil Lázaro. Además, ha negado que actualmente no haya cooperación entre las fuerzas y cuerpos de seguridad españolas y las marroquís.

A la tesis de Grande-Marlaska se ha sumado la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, que ha señalado que las acciones de Vox en Ceuta "no ayudan en nada contra la violencia". La dirigente socialista hacía referencia a la presencia del líder de extrema derecha, Santiago Abascal en Ceuta. Este mismo lunes, la Delegación del Gobierno en la ciudad autónoma -con el respaldo jurídico del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía- prohibió un acto de Vox y aun así Abascal convocó a la prensa en la plaza de África. Finalmente, las protesta de miles de vecinos le obligaron a suspender el mitin y dar declaraciones a los medios en el interior del hotel en el que se alojaba.


/ Guardia Civil

Grande-Marlaska, además, ha aprovechado para defender en varias ocasiones a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por sus actuaciones en Ceuta. "Les vio usted trabajar a todos allí juntos porque defendían las fronteras y los derechos humanos fundamentales", le ha respondido el ministro a la portavoz de ERC, María Carvalho Dantas, después de que cuestionara la legalidad de los métodos aplicados en la frontera con Marruecos. En este sentido, el responsable de Interior ha señalado que la "imagen del guardia civil salvando a un niño" en el mar es lo que "representa la labor de las fuerzas armadas".

La política exterior

Noticias relacionadas

"España no ha buscado ni desea una crisis que no tenemos el menor interés en alimentar y a la que queremos poner fin cuanto antes", ha sentenciado la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, cuando la portavoz del PP, Valentina Martínez Ferro, ha criticado las relaciones internacionales que España mantiene con Marruecos. La dirigente socialista ha señalado que se sigue considerando al Gobierno de Rabat como "un país socio" y un "país amigo de España" y que apostarán siempre por el progreso marroquí porque redunda en la "seguridad" de las fronteras españolas.

No obstante, Martínez Ferro, ha criticado que el Ejecutivo de Pedro Sánchez haya dejado "tocados cuando no hundidos" todos los ejes de la política exterior española. Centrándose en la crisis diplomática con Marruecos, la portavoz popular ha explicado que la acogida en España del líder polisario Brahim Gali, así como la posición de Unidas Podemos defendiendo un referéndum para el Sáhara Occidental hayan enturbiado las relaciones con el país vecino. "¿Con tan buenos y expertos conocedores que tiene a su alrededor no ha sido capaz de anticiparlo?", le ha preguntado a la ministra.