Toma de posesión de los 'consellers'

Aragonès arremete contra el Supremo y avala lo indultos

  • El 'president' afirma que el tribunal mantiene "la línea represiva" del Estado contra el independentismo

  • Asevera que "no se opondrá" a la medida de gracia para acabar "con el dolor de las familias"

Foto de familia del nuevo Govern de la Generalitat. / FERRAN NADEU / VÍDEO: ACN / QUIM VALLÈS

2
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

El Govern nacido de las urnas el pasado 14 de febrero echó a andar este miércoles "en un clima cordial y cómplice", según definió el 'president' Pere Aragonès en la comparecencia posterior a la primera reunión del Consell Executiu. Una intervención marcada por el dictamen del Tribunal Supremo sobre los indultos a los presos independentistas. La coincidencia dio solemnidad a una declaración ya habitual de Aragonès, la de no oponerse a los indultos, por el dolor que eliminan a las familias, aunque se mantuvo en su defensa de la amnistía como solución a parte de ese conflicto con el Estado.

A cuenta específicamente del dictamen del Alto tribunal, el líder del Executiu señaló que mantiene "la línea represiva del Estado contra el independentismo catalán en forma de causa general". Por ello, piensa trasladar al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, con quien prevé hablar telefónicamente esta semana, la necesidad de buscar una solución "justa y lo más pronto posible" al "conflicto político", que pase por una "amnistía" y por el ejercicio del "derecho a la autodeterminación"

Austera toma de posesión

Los ‘consellers’ del nuevo Executiu de la Generalitat han prometido este miércoles su cargo, bajo la atenta mirada del ‘president’ Pere Aragonès y en un acto sencillo y sin muchas alharacas. Además de los 14 nuevos responsables de los departamentos, también han estado presentes los ‘consellers salientes, lo que ha servido a Aragonès para agradecer, a diferencia de su discurso en su propia toma de posesión, “la gestión de estas personas comprometidas al servicio del país, en una de la épocas más difíciles nunca vividas”, en referencia a la pandemia.

Aragonès proclama su compromiso con la plena libertad de presos y exiliados. / FERRAN NADEU / VÍDEO: EFE

Con todo, el ‘president’, ya dirigiéndose a su flamante equipo, les demandó que fueran “más allá de la mera gestión” y contribuyan al “zarandeo” que Catalunya “necesita” para salir con éxito de la situación pandémica. Es decir, que “proyecten al país hacia la prosperidad”.

Noticias relacionadas

Reivindicó el líder del Executiu, quizá a cuenta de algunos debates durante las negociaciones con Junts, que “La Generalitat es la máxima expresión institucional de la idea de Catalunya como nación”. Es decir, que ni tiene parangón, ni tiene competencia. Y que no es, según el republicano, una institución ‘autonómica’, como algunos han tratado de tildar en oposición, por ejemplo, al Consell per la República. “Somos una nación y somos un solo pueblo”, remachó.

Asimismo recordó que el neonato Govern cuenta, por primera vez, con más mujeres que hombres. No es postureo, vino a decir Aragonès, sino la expresión “del compromiso feminista de este Executiu” que nace con la voluntad de “romper todos los techos de cristal” tras siglos de imposición “del patriarcado que ha discriminado a un sector de la población”