Tensión en la frontera de Ceuta

Marruecos acusa a España de "crear" la crisis con su "actitud hostil"

  • Francia "apoya" a España tras la crisis de Ceuta, que atribuye a la "tensión diplomática" con Marruecos

Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos.

Nasser Bourita, ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos. / EFE

3
Se lee en minutos
Europa Press

El ministro de Asuntos Exteriores marroquí, Naser Bourita, ha reprochado este domingo a España el ser responsable de "crear" la crisis abierta por la presencia en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, para luego querer que la asuma Europa. "España no consultó a Europa antes de tomar decisiones que afectan a los intereses de Marruecos. España no consultó a Europa antes de incumplir los criterios Schengen para aceptar la entrada fraudulenta de una persona buscada por la justicia española. España ha creado una crisis y quiere ahora que la asuma Europa", ha afirmado Bourita en una entrevista con la emisora francesa Europa1.

Bourita ha pedido así "contextualizar" la crisis entre Marruecos y España: "Hay un contexto de crisis bilateral entre Marruecos y España (...), una crisis que nada tiene que ver con Europa, una crisis que fue creada por una decisión nacional de España sin consultar a sus socios europeos".

Bourita cree así que "hay un intento de desviar el debate, de centrarse en una cuestión migratoria mientras que el fondo de la crisis es un acto de injusticia de España hacia Marruecos, hacia su gente y hacia sus intereses estratégicos".

En cuanto a la situación meramente migratoria, Bourita ha pedido "alejarse de los discursos emotivos". "La primera verdad es que Marruecos no está obligado, no tiene vocación u obligación de proteger fronteras que no sean las suyas. Marruecos no es ni el gendarme, ni el conserje de Europa para proteger las fronteras que no son las suyas", ha afirmado.

Al ser interrogado sobre el momento actual de las relaciones diplomáticas con España, Bourita ha señalado que "al contrario de lo que dice la ministra española (de Exteriores, Arancha González Laya), no hay contacto entre Marruecos y España desde el estallido de esta crisis y contrariamente a lo que ella dice, Marruecos nunca ha sido informado de la llegada de este individuo", en referencia a Brahim Ghali.

"Hoy Marruecos hace preguntas claras: ¿es normal en un Estado de derecho frente a un socio como Marruecos que se falsifique un pasaporte, usurpar una identidad para traer a alguien a territorio europeo? ¿Es normal que este señor esté siendo procesado en España por cuatro denuncias: violación, terrorismo y torturas?", ha planteado Bourita.

En cualquier caso, ha destacado, "Marruecos distingue entre sus muy buenas relaciones con casi todos los países de la UE y una crisis bilateral nacida de una actitud hostil de España". "Estamos tratando de desviar el debate y crear una crisis entre Marruecos y la UE que no existe", ha remachado.

Para Bourita "hay un problema de confianza, de respeto mutuo con el socio directo en una crisis que la propia España ha creado, le toca a ella encontrar la solución". "Si España piensa que la crisis podría solucionarse sacando en secreto a este señor por los mismos procedimientos, es porque está buscando un deterioro y un agravamiento de la crisis, o incluso la ruptura", ha advertido.

Apoyo galo a Madrid

Noticias relacionadas

El secretario de Estado de Asuntos Europeos de Francia, Clement Beaune, ha descrito como "europeo" el fenómeno migratorio y ha dicho "apoyar" a España tras un "episodio específico" con Marruecos que atribuye a una "tensión diplomática" entre los dos países vecinos.

La migración, ha declarado, "es un problema europeo", precisamente horas después de que el ministro de Exteriores marroquí, Nasser Bourita, acusase a España de querer que sea Europa quien "asuma" la crisis derivada de la supuesta "entrada fraudulenta" del secretario general del Frente Polisario, Brahim Ghali.

Temas

Marruecos