Perfil

Jordi Sànchez, los claroscuros de un animal político

  • El papel de Sànchez durante la negociación con ERC le ha generado críticas internas, pero finalmente ha sido él quien ha cerrado un trato pese a su situación penitenciaria y ha logrado doblegar de nuevo a ERC, que se propuso gobernar sin Junts. Ahora también es él quien lidera la decisión sobre los 'consellers' de Junts

Jordi Sànchez augura un acuerdo entre JxCat y ERC en los próximos días. / MÒNICA TUDELA / VÍDEO: EFE / JxCAT

4
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +

¿Quién puede presumir de recibir elogios al mismo tiempo de la gente de Iniciativa y el PSUC al tiempo que ha participado del activismo independentista con David Madí?¿Quién puede poner en su currículo que ha participado en la cúpula de los medios de comunicación públicos, que ha liderado la fundación privada Jaume Bofill, que codirigido el Sindic de Greuges, que se ha impuesto a todos sus rivales en la ANC, que ha sido candidato -efímero- a 'president' y que ahora lidera un partido como JxCat desde la cárcel y trata de tú a tú a Carles Puigdemont? Sí, se trata de Jordi Sànchez. Pero, ¿quién es y sobre todo a donde va Jordi Sànchez?

Quienes le conocen bien destacan que se trata de un gran activista. Comenzó en la Crida a la Solidaritat con acciones simbólicas por la lengua y la cultura catalanas, y no ha dejado de ascender. Queda claro para uno de los que más le conocen desde sus inicios en el entorno ideológico de ICV -partido en el que nunca militó- que Sànchez es, antes que nada, un político. Un político ambicioso.

Recibe elogios de dirigentes de ICV, por su "inteligencia, preparación y habilidad". También su paso por la Fundació Jaume Bofill, centrada en estudios sobre educación, dejó muy buen recuerdo, como un "gestor profesional con gran capacidad de análisis y al mismo tiempo un político con convicciones ideológicas". Pero también recibe críticas no menores: es inflexible, incumple acuerdos, se preocupa únicamente de sus propios objetivos personales, opaco, presidencialista... "Con él has de leer siempre la letra pequeña, siempre va por libre y es opaco", afirma una persona que lo ha tratado muy directamente.

¿Qué hace un hombre de izquierdas en la posconvergencia?

Esta es una de las preguntas que quienes le conocen en el ámbito de la izquierda y el activismo no consiguen responder. De hecho, sí, la respuesta de algunos es que ha sido utilizado por la derecha soberanista para darse a sí misma un barniz progresista. Pero ¿podría ser que fuera al revés, y que sea él quien se ha llevado el gato al agua? En palabras de un conocedor íntimo de Sànchez, el hombre fuerte de JxCat es un hombre "izquierdoso que se ha ido civilizando con la vida pero sobre todo es una de las personas que entiende mejor de estrategia política". Otras personas consultadas siguen preguntándose a qué responde que un hombre de izquierdas sea secretario general de un partido de centro-derecha.

Los más críticos creen que el proyecto político de Jordi Sànchez es Jordi Sànchez. Le afean que haya priorizado siempre sus intereses personales maniobrando con, reconocen, gran habilidad. En una ocasión, el entonces periodista Ignacio Martín Blanco, rompiendo el 'off the record' periodístico, reveló que en una cena privada con varias personas, Sànchez había dicho todo lo contrario de lo que opinaba en público sobre la situación del independentismo tras las elecciones del 2015. Sànchez acudió a TV-3 para protagonizar un careo con Blanco y negar lo que el periodista había revelado de esa cena. "¿Lo tienes grabado, lo puedes poner sobre la mesa?", le llegó a inquirir Sànchez con gesto muy serio. Los críticos con el estilo del dirigente de Junts le reprochan precisamente este doble discurso. La otra manera de verlo es la de quienes, conociéndolo durante años, sostienen que se trata de un hombre pragmático que ha puesto orden y profesionalidad en todas las organizaciones que ha liderado.

Sus grandes decisiones, sus grandes controversias

De su paso por la ANC se destacan momentos clave en los que Sànchez logró imponer sus tesis frente a las de la propia cúpula de la organización. Una cúpula que celebró una larga reunión en la que el sentir era el de exigir, en el 2015, una única lista electoral independentista sin políticos. Sànchez logró introducir en el acta que en todo caso se pediría que hubiera el menor número de partidos posibles. De este modo, en una reunión decisiva en la Generalitat, logró doblegar la voluntad de Oriol Junqueras y ERC se integró a Junts pel Sí con lo que al final, hubo "los menos partidos posibles", es decir, JxSí y la CUP. También recuerdan como la ANC tenía desde el 2014 un plan secreto sobre cómo afrontar los primeros días tras la declaración de independencia y él "se olvidó de este plan B". Ponen como ejemplo también que cuando Jordi Cuixart, líder de Òmnium, planeo una manifestación indefinida en la calle tras la violencia policial del 1-O, Sànchez dijo que debía desactivarse el plan para no tensar más las cosas.

En sentido inverso, se elogia de Sànchez su papel decisivo en doblegar voluntades, incluso de Artur Mas, en favor de volver a plantear un referéndum tras el del 2014.

Noticias relacionadas

¿Se está imponiendo a Puigdemont?

El papel de Sànchez durante la negociación con ERC le ha generado críticas internas, pero finalmente ha sido él quien ha cerrado un trato pese a su situación penitenciaria y ha logrado doblegar de nuevo a ERC, que se propuso gobernar sin Junts. Ahora también es él quien lidera la decisión sobre los 'consellers' de Junts. El futuro dirá si acaba doblegando también en pragmatismo al mismísimo Puigdemont.