Crisis de Ceuta

Así es el protocolo para devolver a los 1.500 menores que han llegado a Ceuta

  • El Gobierno buscar "articular un mecanismo" que permita que los niños que los deseen regresen con sus familias

  • La ministra de Derechos Sociales convoca a las autonomías para pedirles una respuesta conjunta

  • Las comunidades acuerdan repartirse 200 menores que ya estaban en la ciudad para dejar espacio a los recién llegados

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra.

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. / JUAN CARLOS HIDALGO

2
Se lee en minutos
Miguel Ángel Rodríguez
Miguel Ángel Rodríguez

Periodista

ver +

En apenas dos días, más de 8.000 personas han cruzado la frontera que separa Marruecos de Ceuta. Cerca de 1.500, según las cifras de la Delegación del Gobierno, son menores que han llegado a territorio español solos y que ahora están siendo alojados en grandes naves. Muchos de ellos, niños de siete y ocho años desean regresar con sus padres, pero el protocolo impide la devolución de los menores si no se conoce quiénes son sus familiares. En este sentido, el Gobierno está trabajando en los mecanismos necesarios para la reagrupación.

Las llamadas 'devoluciones en caliente' -llevar de vuelta a los migrantes a Marruecos a través de una puerta en la valla fronteriza nada más ser interceptados- se llevan realizando desde el pasado lunes. Según las últimas cifras oficiales, cerca de 5.600 personas ya han sido devueltos a Marruecos en virtud de un acuerdo bilateral de 1992 que obliga al reino alauí a readmitir a las personas expulsadas desde España que se pueda demostrar que proceden de territorio marroquí. Además, una disposición adicional de la Ley de Seguridad Ciudadana, conocida como la 'ley mordaza', regula las devoluciones en caliente.

Sin embargo, no se puede aplicar a los menores de edad. Al igual que las mujeres embarazadas y los solicitantes de asilo, los niños no pueden ser devueltos en caliente. En estos casos, las Administraciones deben hacerse cargo de la tutela de los jóvenes. En el caso de que no puedan determinar la edad de la persona, deben practicar las pruebas médicas necesarias.

Los planes del Ejecutivo

Ante la llegada de los más de 1.500 menores en los últimos días a Ceuta, la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha explicado que su ministerio, en coordinación con otras carteras, está trabajando para articular un marco jurídico que permita devolver a muchos de esos jóvenes que desean regresar a sus casas con sus familias.

Noticias relacionadas

La ministra, en declaraciones a TVE, ha asegurado que esta oleada de inmigración se está caracterizando por la llegada de niños "mucho más pequeños de lo habitual", cuyas edades van desde los siete hasta los diez años. Según ha dicho, la gran mayoría "no sabía las consecuencias" que tenía su entrada en España y ahora están expresando sus deseos de volver con sus familias. "No quieren quedarse en España y quieren volver a sus casas", ha insistido.

A este respecto, Belarra ha señalado que están buscando cómo "articular un mecanismo" que haga posible la reagrupación de los menores con sus familias en su país de origen. Además, la ministra ha convocado de urgencia este miércoles al Consejo Territorial de Servicios Sociales que ha acordado repartir entre las comunidades a cerca de 200 menores extranjeros no acompañados que estaban en Ceuta previamente para que puedan atender adecuadamente a los recién llegados. Belarra ha señalado en dicha reunión que el traslado se podrá hacer de "forma inmediata".